Pasar al contenido principal

Cuándo desarrollarán inmunidad las personas que ya han tenido COVID-19

  • Con informes aislados de pacientes recuperados de COVID-19 que han vuelto a dar positivo, mucha gente se pregunta si es posible desarrollar inmunidad.
  • Lo más probable es que la mayoría de los afectados desarrollen algún tipo de inmunidad, pero el sistema inmunológico no es precisamente sencillo, y la duración y la fuerza de esa inmunidad puede no conocerse durante algún tiempo. 
  • La mejor opción de momento es mantener el distanciamiento social tanto tiempo como se pueda.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Esta es la transcripción del vídeo.

Narrador: vamos a asumir que has tenido COVID-19. Podrías pensar que eres inmune, que puedes seguir con tu vida normal sin tomar medidas de seguridad. Pero con ciertos informes de casos recuperado que vuelven a dar positivo, mucha gente se pregunta si es posible desarrollar inmunidad. Así que, ¿puedes contagiarte de COVID-19 dos veces?

El tema es que los científicos no están seguros, porque averiguarlo es mucho más complicado de lo que se piensa. Cuando un patógeno como un virus consigue entrar en un ser humano, su cuerpo dará la alarma. Esto iniciaría lo que se conoce como la respuesta inmune innata y consiste en defensas físicas, químicas y celulares contra los patógenos. A menudo, esto suele funcionar, u el invasor muere, pero a veces se necesita un segundo ataque. La respuesta inmune adaptativa reúne a las fuerzas especiales: las células B y las células T. Las células B producen anticuerpos que asfixian al patógeno específico para que no pueda afectar a las células de su cuerpo. 

Shane Crotty: así que, básicamente, los anticuerpos matan el virus fuera de las células; las células T asesinas matan al virus dentro de las células. 

Narrador: entonces, una vez que tu cuerpo lucha contra el patógeno, ¿qué te impide tener que luchar contra el mismo ataque una y otra vez? Bueno, tu cuerpo tiene un arma secreta para protegerte contra cualquier ataque futuro del mismo patógeno: las células de memoria. Las células de memoria son, básicamente, las células T y B especializadas que se quedan como guardianes. De esta forma, si te encuentras con el virus de nuevo, el ejército estará listo para matar a ese invasor al instante. Esto es inmunidad. Una vacuna funciona sobre esta base añadiendo partes muertas, debilitadas o fragmentadas de un patógeno a tu cuerpo. No es suficiente para causar una enfermedad, pero lo suficiente para que tu cuerpo produzca células de memoria. 

Crotty: normalmente, cuando tienes una infección, es una carrera entre tu sistema inmunológico y la infección. Pero si estás vacunado, ya has hecho una parte de la carrera. Tu sistema inmunológico ya ha tenido tiempo para mejorar y desarrollar la defensa. 

Narrador: normalmente, sabrías si tienes inmunidad, ya sea por una vacuna o sabiendo que previamente tuviste la enfermedad. Por ejemplo, es relativamente sencillo saber si has tenido varicela o no, porque los síntomas son muy únicos y muy fáciles de detectar. Pero supongamos que sabes que has tenido COVID-19. Ahora tendrías inmunidad y estarías a salvo, ¿verdad?

Para probar esta teoría, uno de los primeros estudios infectó a monos con el virus del COVID-19. Esperaron hasta que dieron negativo después de que la infección pasara y trataron de reinfectarlos. Cuando los monos no se reinfectaron, los investigadores concluyeron que después de un ataque viral, estarías protegido de otro ataque. Pero esto no es un cheque en blanco para pensar que eres inmune, porque se desconoce la duración y la fuerza de esta inmunidad potencial. 

Leer más: Las 13 pandemias más letales de la historia de la humanidad

Y donde una enfermedad se encuentra en el espectro está influenciado por dos cosas, la tasa de muerte de la célula de memoria y la tasa de mutación del virus. La tasa de muerte de las células de memoria te dice a qué ritmo esas células de memoria pueden perderse con el tiempo. La tasa de mutación del virus puede decirte si el virus mutará demasiado rápido para tus células de memoria. Cuanto más muta un virus, más irreconocible se vuelve para las células de memoria. Determinar en qué punto se encuentra el COVID-19 en esta escapa de tiempo es un paso vital para gestionar su propagación. Un índice de cuánto tiempo puede durar su inmunidad es observar otros coronavirus. 

Se ha descubierto que aquellos que contrajeron el SARS-1 tuvieron inmunidad durante unos dos o tres años, y el mismo período de tiempo se ha visto en otros coronavirus que pueden causar el resfriado común. Sin embargo, los primeros signos han demostrado que este virus tiende a mutar lentamente. Pero hay otro indicador de la fuerza y la duración de la inmunidad: la prueba serológica.

Crotty: la prueba serológica es un análisis de sangre para detectar la presencia de anticuerpos contra ese virus específico o esa enfermedad específica.

Narrador: lo importante es que estas pruebas se pueden hacer después de recuperarse de los síntomas. 

Crotty: y no tienes por qué saber exactamente cuándo se infectó esa persona. Y esa es una manera muy poderosa de contar cuánta gente se ha infectado realmente, ya sea que reconozcan los síntomas o no. 

Narrador: estas pruebas pueden medir cuántos anticuerpos hay en la muestra mirando cómo bloquean o responden al virus. Estas mediciones pueden ayudar a entender los niveles de inmunidad y de cuánto tiempo podría durar la inmunidad. Por ejemplo, los estudios para muchas otras infecciones virales han encontrado que cuanto más severo es el caso, más larga es la inmunidad. Básicamente, cuanto mayor sea la infección, más grande será la respuesta inmune y más anticuerpos habrá en una muestra, lo que a su vez daría una inmunidad más larga. Pero esto puede no darse en el COVID-19.

Crotty: puede no ser tan simple como que si eres positivo para el anticuerpo, estás protegido contra la enfermedad, eres inmune. Eso es válido para muchas infecciones, pero no está probado para la enfermedad del COVID-19. 

Narrador: y la efectividad de ciertas pruebas de serología para el COVID-19 ha sido mixta. Algunas pruebas están siendo mal utilizadas y otras fueron traídas a Estados Unidos antes de que la FDA pudiera aprobarlas. El resultado ha sido un bajo índice de detención, algunos tan bajos como el 20%.

Crotty: estos son el mismo tipos de pruebas que una prueba de embarazo. La gente no se haría pruebas de embarazo si estas resultan ser precisas solo el 60% de las veces.

Narrador: y ha habido casos de falsos positivos, que pueden ser extremadamente peligrosos, porque arman a la gente con un falso sentido de inmunidad potencial, y la FDA ha comenzado a aprobar unos pocos que muestran una precisión mucho mayor. Con una prueba serológica precisa, ¿serías inmune? Bueno, uno de los primeros estudios chinos encontró que el 30% de los que dieron positivo en la prueba del virus tenían pocos o ningún anticuerpo detectable, lo que sugeriría que la inmunidad no está garantizada, aunque esto ha sido desafiado por otro estudio que señaló que todos los pacientes que habían pasado una prueba tenían niveles significativos de anticuerpos. Pero otras cuestiones como la edad o el estado de salud podrían influir en el resultado. 

Crotty: ¿Será que el 0,1% de las personas pueden reinfectarse tres meses después? ¿O será un número mayor en los ancianos?

Narrador: una vez que se estén realizando pruebas más precisas y universales, más estudios podrían comenzar a examinar más precisamente cuánto tiempo puede durar esta inmunidad y quién la tiene. Así que nuestra mejor apuesta ahora mismo es mantener una distancia social y asumir que no somos inmunes en absoluto.

Y además