La crisis del transporte marítimo mundial continúa empeorando: las inundaciones en China y Europa son otro duro golpe para las cadenas de suministro a nivel global

Inundación en la ciudad de Zhengzhou (China), el pasado 23 de julio.
Inundación en la ciudad de Zhengzhou (China), el pasado 23 de julio.
Reuters
  • El transporte marítimo mundial va a seguir empeorando su situación después de las inundaciones que se han producido en Europa y China.
  • Las cadenas de suministro, ya afectadas por la pandemia de coronavirus y el atasco del buque Ever Given, se enfrenta ahora a otro grave problema por culpa de las inundaciones.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El transporte marítimo mundial vive en constante crisis desde que estalló la pandemia de coronavirus. Primero fue el fuerte repunte en la demanda de los consumidores, que terminó provocando una escasez de contenedores, generando retrasos y elevando los precios.

A esto se le sumó el pasado mes de abril el atasco de buque Ever Given en el Canal de Suez. Esta vía fluvial es una de las más grandes del mundo, por lo que una parte importante del tráfico marítimo a nivel mundial se detuvo durante una semana.

Además, durante el mes de junio se han producido algunos brotes de coronavirus en zonas del sur de China, lo que ha aumentado más retrasos en los puertos de la región y ha vuelto a encarecer los precios.

Y esta crisis va a seguir empeorando después de las inundaciones que se han producido en los últimos días en China y Europa. Las cadenas de suministro a nivel global se van a ver especialmente afectadas por las fuertes lluvias, ya que los enlaces ferroviarios que llevan la carga hasta los puertos se han roto y van a retrasar de nuevo el proceso.

Los ferrocarriles más afectados son los que van desde República Checa y Eslovaquia a los puertos alemanes de Rotterdam y Hamburgo, cuya actividad se ha visto seriamente interrumpida.

"Esto va a retrasar los movimientos de carga en los navíos y va a acabar alterando a la industria", advierte a la CNBC Tim Huxley, director ejecutivo de la empresa naviera Mandarin Shipping.

Según la OMS, más del 80% del comercio mundial se mueve por transporte marítimo, por lo que cada golpe a este sector se convierte en una terrible noticia para la economía global, sobre todo cuando algunas empresas estratégicas se ven perjudicadas.

Es el caso de Thyssenkrupp, el gigante alemán de producción de acero. La empresa está gravemente afectada por las inundaciones que se han producido en la ciudad de Hagen, cuyo transporte ferroviario ha sido interrumpido. La compañía ha tenido que explicar que el retraso en los envíos de acero se debe a una causa de fuerza mayor.

"Esto va a tener un impacto en industrias como la del motor o los electrodomésticos", detalla Huxley a la CNBC

Por último, hay que señalar que las inundaciones en la provincia de Henan (China) están siendo todavía más graves porque no tiene salida al mar. De este modo, la interrupción de los viajes en ferrocarril también va a dañar al transporte marítimo. Esta provincia es la mayor productora de trigo de China, llegando a producir 38 millones de tonelada desde que comenzó el verano.

"Obviamente esto va a tener un impacto en los envíos y será necesario subir las tarifas", añade Huxley.

Otros artículos interesantes:

El Canal de Suez será ensanchado unos 40 metros para evitar otro caos como el que provocó el atasco del Ever Given

De los datos a la digitalización de procesos: así cambiarán el transporte y el turismo tras el COVID-19

El cambio climático y la sobrepesca supondrían el fin de estas especies de pescados dentro de nuestra dieta habitual