¿Cuánto cuesta instalar una depuradora de piscina?

Un operario trabaja en la limpieza de una piscina.

gettyimages

Es imposible dar una respuesta que sea una cifra única y concreta a la pregunta de ¿cuánto cuesta instalar una depuradora de piscina? Son muchos los elementos que afectan al precio, por supuesto, el tipo de la piscina, pero también los distintos dispositivos que forman el equipo de depuración, y las variedades que hay de cada uno de ellos, con los consiguientes cambios en el coste. 

Pero, aunque la horquilla sea ciertamente amplia, es posible hacer una aproximación. La llevan a cabo en Cronoshare (una plataforma  que pone en contacto a clientes con profesionales y que tiene más de 300.000 solicitudes al año).

¿Cuál es el precio de instalar una depuradora de piscina?

En el artículo antedicho apuntan que el precio de instalación de una depuradora de piscina puede oscilar entre 200 y los 700 euros. Sin embargo, es posible que el coste total de todo el equipo supere fácilmente los 3.000 euros. Dan la opción de ponerse en contacto con ellos y conseguir un presupuesto mucho más ajustado. 

En cualquier caso, las cifras mostradas se acercan a la realidad, puesto que otra web dedicada a la búsqueda de profesionales, como habitissimo, también ofrece una horquilla de precios para instalar una depuradora de piscina de entre los 500 y los 3.800 euros. 

¿Cómo funciona un equipo de depuración de piscina?

Para entender de dónde salen las cantidades dadas por estas 2 páginas, es importante conocer el funcionamiento, los componentes y las distintas variedades que hay en los equipos de depuración de piscina

En Cronoshare explican que "la depuración del agua de la piscina puede llevarse a cabo gracias al funcionamiento de una bomba que aspira el agua a través de sumideros, skimmers o boquillas de aspiración. Posteriormente, el agua pasa por un filtro y es depurada. Para terminar, es devuelta a la piscina gracias a las boquillas de impulsión".

Componentes de un sistema de depuración para piscinas

Ya ha quedado bastante claro que instalar una depuradora de piscina no es solo comprar una máquina y ponerla en marcha. Hay que tener en cuenta cada uno de los elementos que componen el sistema. 

Son 4 los principales componentes de un sistema de depuración de piscinas: 

Bombas para piscinas

Apuntan en Cronoshare que la bomba o motor es el dispositivo que se encarga de mover el caudal de agua para que pueda circular por el sistema de filtrado.

Requieren de suministro eléctrico para funcionar y es posible adquirir bombas con distinta potencia (indicada en CV o KW) y con distintas capacidades por hora o por minuto para filtrar el agua. Para escoger el dispositivo adecuado, habrá que tener en cuenta el volumen o capacidad de la piscina.

Las 8 piscinas más extrañas del mundo donde pegarte un chapuzón

Una bomba de filtración para una piscina doméstica (entre 15 m² y 30 m²) puede costar de 100 a 300 euros. El precio de suministro y mano de obra suele rondar entre los 400 y los 500 euros.

No obstante, es importante señalar que estos precios son orientativos. De hecho, para piscinas con una capacidad de más de 50 m³ es posible encontrar bombas por precios superiores a los 1.500 euros.

Filtros para depuradora

Junto a la bomba, el filtro es un dispositivo imprescindible para conseguir depurar una piscina. Actualmente, detallan, el mercado ofrece distintas posibilidades entre las que elegir. 

Estas son las más habituales:

  • Filtros de arena: son bastante eficientes y no requieren demasiado mantenimiento. Con estos filtros, el agua pasa a través de un depósito que se rellena con una carga filtrante de arena de sílice, Fibalon o vidrio. Es fundamental tener en cuenta el tamaño del filtro, que se escoge en función del volumen de la piscina (de 150 a 700 euros).
  • Filtros de cartucho: necesitan un mayor mantenimiento que los filtros de arena y su capacidad de filtración es menor. No obstante, se recomiendan en piscinas desmontables, que, por norma general, tienen un volumen de agua reducido (30 - 400 euros).
  • Filtros de diatomeas: su rendimiento es superior, al igual que su precio. El medio filtrante utilizado en este caso son las diatomeas (restos de algas microscópicas unicelulares), que cuentan con una gran capacidad de retención (entre 870 y 1.300 euros).

También, subrayan, existen filtros monobloc para piscinas, que incluyen una bomba de filtración y cuyo precio suele oscilar entre los 100  y los 800 euros.

Válvulas selectoras

El precio de las válvulas selectoras, anotan, oscila entre los 50 y los 900 euros. Son las encargadas de intercambiar los distintos procesos que son necesarios para llevar a cabo la depuración del agua: lavado, vaciado, recirculación, filtrado...

En función del lugar en que se colocan, es posible distinguir entre las válvulas selectoras superiores (conectadas a la tapa superior del filtro) y las válvulas selectoras laterales (que suelen implicar una manipulación más fácil).

Aunque es habitual que estén diseñadas para que los propios dueños de la instalación se encarguen de seleccionar en cada caso la función deseada, lo cierto es que existen válvulas selectoras automáticas que pueden programarse.

Casetas de depuración

El último de los elementos que señalan en Cronoshare para explicar cuánto cuesta instalar una depuradora de piscina son las casetas de depuración. 

Todos los dispositivos que constituyen el equipo de depuración necesitan una ubicación segura, subrayan.

Todo lo que debes saber si quieres poner una piscina hinchable en tu terraza, balcón o azotea

Por ello, actualmente es frecuente adquirir una caseta o un cuarto de depuración, que puede instalarse por debajo de la superficie del suelo o sobre ella (de hecho, las casetas elevadas son bastante comunes).

Muchas veces la adquisición de estas casetas incluye a su vez la adquisición del equipo de depuración. Las casetas de depuración pueden costar entre los 250 y los 2.000 euros.

Otros artículos interesantes:

Mejores altavoces para la playa y la piscina que puedes comprar

Piscinas desmontables e hinchables: estas son las mejores que puedes y debes comprar ya, antes de que se agoten

Mientras unos se acumulan en los puertos, otros se jubilan: así se reconvierten los contenedores de transporte de mercancías en piscinas, cafeterías y casas

Te recomendamos