Emirates ya vuela a casi todos sus destinos previos al coronavirus pero aún le falta altura: de qué depende la recuperación y cuándo llegará, según su directora general en España

Monika White, directora general de Emirates para España.
Monika White, directora general de Emirates para España.

Emirates

  • Monika White, directora general de Emirates en España, explica en una entrevista con Business Insider España cuáles serán los factores que marcarán la recuperación del sector aéreo.
  • El objetivo de la aerolínea del Golfo Pérsico es recuperar la red de destinos que tenían antes de la pandemia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La pandemia ha afectado a industrias y sectores de todo el mundo. 

Es una realidad sin precedentes a nivel mundial, especialmente para el sector de los viajes, sumamente afectado por el cierre de fronteras, las restricciones a la movilidad o el estado de alarma en España. 

Pese a las dificultades que ha sufrido esta industria, hay quien ha sabido verle la parte positiva.

"Yo creo que de todo lo malo también salen cosas buenas y lo que nos ha enseñado la pandemia es la búsqueda constante de soluciones para mejorar la experiencia de viaje de todos nuestros clientes. Porque tenemos que garantizar no solo una buena experiencia, sino también la seguridad en todas las etapas del viaje", afirma Monika White, directora general de Emirates para España, en una entrevista con Business Insider España.

La directiva destaca que Emirates cuenta con un modelo de negocio bastante ágil y versátil que les ha permitido adaptarse a todos los cambios de este escenario inédito. 

"Hace muchos meses, la situación era bien distinta y nosotros hemos tenido que estar evolucionando para garantizar un viaje seguro y una experiencia agradable", asegura. "En este sentido, seguimos liderando la industria con productos y servicios innovadores". 

Un ejemplo de ello son las condiciones de las tarifas, que ahora ofrecen la máxima flexibilidad por si las circunstancias cambian. 

En julio se convirtieron en la primera aerolínea en ofrecer una cobertura para el COVID-19, que supone una evolución del actual seguro de viaje multirriesgo de la compañía, con cobertura una de hasta 150.000 euros y que contempla una posible cuarentena de 100 euros al día durante 14 días. "Hemos ido mejorando para poder satisfacer las necesidades del contexto actual. Además, hay algunos países que piden un seguro médico antes de entrar y todos nuestros pasajeros ya lo pueden tener", explica White. 

Recuperación de la demanda

En general, White asegura que son optimistas en lo relativo a la recuperación de la demanda. "Tenemos un modelo de negocio bastante sólido y estamos haciendo inversiones continuas en nuestros productos, servicios y la experiencia en general", apunta.

Viajes burbuja, turismo de proximidad, cruceros y caprichos: las grandes tendencias de 2021 y los cambios que han llegado para quedarse

Algunos de estos cambios, como la aceleración de la digitalización y los procesos biométricos que ya aplican en Dubái —donde tienen su centro de conexión de vuelos internacionales—, se mantendrán una vez pase la pandemia porque eran cambios que ya tenían planteados previamente.

Otro de esos avances que sí ha impuesto el COVID-19 es el Travel Pass de IATA, que será complementario —no excluyente— al Certificado Verde Digital.

"Es muy importante en la pandemia dar confianza, no sólo en la seguridad en el viaje, sino en todas las etapas. Lo que no quieres es llegar al aeropuerto y darte cuenta que te falta una prueba o que la que te hiciste no es válida para ese destino. Se va a ganar mucho estandarizando todos estos procesos". 

Emirates suspendió todos sus vuelos en marzo de 2020, desde entonces ha recuperando paulatinamente su red de destinos. En mayo del año pasado, retomó su ruta a Madrid, seguida en junio por Barcelona. Actualmente, operan 5 vuelos semanales hacia Dubái desde Madrid y 4 desde Barcelona. 

Según explica White, "hemos ido ampliando la operativa de forma responsable, pero asegurando siempre que operativa y comercialmente era una decisión viable". Por eso, asegura, tienen "buenas perspectivas" ya que, a a medida que se han ido relajando las restricciones de viaje para entrar en un país, la demanda ha respondido.

Uno de los destinos más demandados es Dubái, pero perciben también un incremento en Maldivas y Seychelles, que pronto abrieron sus puertas al turismo extranjero. 

Aunque el negocio se paró durante meses, White asegura que el segmento VFR (visit friends and relatives) tuvo una demanda constante y lo que tiró del carro fue el negocio de carga, que generó ingresos constantes mientras su negocio tradicional, el transporte de pasajeros, estuvo paralizado. 

¿Cuándo se volverá a los niveles de 2019? 

White explica a Business Insider España que la recuperación del sector aéreo depende de una serie de factores: las autoridades gubernamentales, la flexibilidad de las restricciones, cómo va la campaña de vacunación en todo el mundo y cómo es la situación sanitaria, no sólo aquí en España, sino a nivel mundial. 

Por ahora, consideran que la reactivación de la demanda de viajes internacionales va a ser más lenta y, seguramente, se tardará entre 12 y 24 meses en recuperar los niveles previos a la pandemia. 

Mientras tanto, la compañía aérea se centra en el control de la tesorería y los costes, además de en la eficiencia operativa y el talento, y trabaja para restablecer sus fuentes de ingresos. 

"Pensamos que estamos bien posicionados para responder rápidamente a una situación que va cambiando", asegura White.

Actualmente, vuela a 114 destinos y prevé sumar 10 más a finales de julio –como la ruta desde Dubái a México vía Barcelona–. Eso supondría alcanzar el 90% de la red que operaban antes del coronavirus

White matiza, eso sí, que no serán ni las mismas frecuencias ni la misma oferta de asientos: "Vamos a volver a tener la red de antes, pero no con toda la flota, estamos intentando optimizarla". 

"Nuestro objetivo ahora es restablecer la red que tuvimos antes de la pandemia", señala.

Primeras pérdidas en 30 años

El grupo anunció el pasado junio sus primeras pérdidas en más de 30 años, provocadas por el desplome en los ingresos en el ejercicio financiero que finalizó el 31 de marzo de 2021.

Emirates perdió 5.076 millones de euros en su último año fiscal. En el ejercicio anterior, el beneficio se situó en 390,5 millones de euros. Los ingresos de 2020 se situaron en 8.178 millones de euros, lo que supone un descenso interanual del 66%. 

Emirates transportó 6,6 millones de pasajeros (-88%) en este periodo y su volumen de asientos de avión se contrajo un 83%. En su memoria anual, señala que el factor de ocupación se situó en el 44,3%, frente al 78,5% del ejercicio anterior.

Otros artículos interesantes:

IAG pierde 1.067 millones de euros y sus ingresos caen un 78,9% en el primer trimestre de 2021

Estar de pie entre 8 y 11 horas cada jornada merecen la pena si eres azafata de primera clase de Emirates: así es el día a día de su tripulación de cabina

Los aviones del futuro, según Emirates: más rápidos y sin ventanas

Te recomendamos

Y además