Pasar al contenido principal

2 YouTubers desvelan cuánto dinero han ganado con vídeos que llegaron a los 4 millones de visitas

Shelby Church tiene 1.3 millones de suscriptores en YouTube
Shelby Church tiene 1.3 millones de suscriptores en YouTube. Shelby Church

Cuánto dinero gana un creador de sus vídeos de YouTube varía dependiendo de una serie de parámetros, desde dónde se encuentran sus espectadores hasta qué tipo de anuncios atraen sus vídeos.

Algunos de las principales figuras de YouTube tienen estrategias concretas para intentar ganar la mayor cantidad de dinero posible de cada vídeo, incluyendo estudiar los datos de visualización de sus vídeos para descubrir dónde colocar más eficientemente los anuncios de Google. Otros simplemente tienen suerte, gracias a vídeos promovidos por el algoritmo de YouTube que son recomendados a una audiencia masiva.

Pero, en términos generales, cuando un vídeo se vuelve viral, su autor consigue embolsarse un pago importante. Business Insider ha hablado sobre la monetización en YouTube con dos influencers, Shelby Church y Alyssa Kulani, que han confesado cuánto dinero han ganado gracias a vídeos determinados que han sumado 4 millones de visualizaciones. 

Shelby Church
Shelby Church. Shelby Church

Shelby Church — 15.000 dólares

Church, que tiene 1,3 millones de suscriptores en su canal de YouTube, explica a Business Insider que recientemente ganó 15.000 dólares de un vídeo de YouTube con 4,1 millones de visualizaciones, la cifra más alta de reproducciones que ha obtenido uno de sus vídeos en los 9 años que lleva dentro de la plataforma.

En concreto, el vídeo se titula This Is How Much YouTube Paid Me for My 1,000,000 Viewed Video (not clickbait), —que podría traducirse como Esto es lo que me pagó YouTube por mi vídeo de 1.000.000 de visualizaciones (no clickbait)— y trata, evidentemente, sobre cuánto le pagó YouTube por un vídeo con el que consiguió 1 millón de visitas.

Leer más: "Como si te hubieran despedido del trabajo": estos youtubers han perdido miles de dólares porque YouTube desmonetizó por error sus canales

"Realmente pensé que el vídeo obtendría 100.000 vistas, no 4 millones", asegura. "Una vez que vi que alcanzaba un millón, sinceramente me asusté".

Su estrategia en cuanto a los anuncios es la siguiente:

Church afirma que generalmente incluye un preroll (el anuncio previo al vídeo), el predeterminado por YouTube, y dos anuncios dentro del vídeo, con tres o cuatro minutos de diferencia. Sus vídeos suelen durar entre 10 y 12 minutos.

La clave para obtener el máximo provecho de estos anuncios es colocarlos antes de que tus espectadores generalmente "abandonen" tu vídeo, dice. Algo de lo que se ha dado cuenta es de que los espectadores a menudo cierran pronto el vídeo si hay una introducción demasiado larga.

Alyssa Kulani  cuenta cómo ganó más de 20.000 dólares en publicidad por un solo vídeo de YouTube
Alyssa Kulani vive en Canadá y se dedica a tiempo completo a su perfil como influencer de YouTube. Alyssa Kulani

Alyssa Kulani – 23.000 dólares

La creadora canadiense, que tiene 679.000 suscriptores, ha revelado a Business Insider cómo ganó 23.000 dólares en publicidad a partir de un video de YouTube.

El video de Kulani, titulado Telling my best friend I like him...*PRANK*, —"Diciéndole a mi mejor amigo que me gusta ...  *BROMA*— fue destacado como recomendado por el algoritmo de YouTube, lo que provocó que se volviera viral y consiguiera 4 millones de visualizaciones.

Leer más: La estrella de Youtube que se ha hecho millonaria comiendo marisco y no es gallega

"Publiqué ese vídeo y creo que fue en torno a enero cuando me llegó el primer cheque de pago", cuenta a Business Insider. "Me quedé boquiabierta por la cantidad de dinero que había ganado solo con AdSense".

Por qué ganó tanto:

Kulani tiene una tasa relativamente alta de CPM (coste por cada 1.000 visitas), generalmente situada entre los 5 y 10, dólares, porque no usa palabrotas ni canciones con derechos de autor.

También afirma que optimiza sus ingresos publicitarios colocando a veces un anuncio antes de que algo inesperado esté a punto de suceder.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además