Los directivos que tienen reuniones frecuentes con sus empleados consiguen hasta 3 veces más compromiso por su parte, según un estudio

Varias personas en una reunión de trabajo.

gettyimages

Uno de los principales retos a nivel laboral que trajo consigo la pandemia fue mantener los equipos de trabajo cohesionados cuando la única opción para interactuar con los compañeros era a través de una pantalla. 

El teletrabajo forzoso conllevó, entre otras muchas cosas, que la relación con los compañeros de oficina se viese mermada. Ya no había posibilidad de relacionarse yendo a tomar un café o a través de las reuniones periódicas, sino que había que acostumbrarse a interactuar a través de plataformas como Slack, Zoom o Meet

En el caso de España, por ejemplo, un estudio de 2021 reveló que el 70% de los trabajadores españoles consideraba que el teletrabajo había deteriorado la relación con los compañeros de trabajo. 

Este fenómeno no solo tiene lugar entre compañeros del mismo rango, sino que se extrapola a la relación entre los jefes y sus empleados, ya que estos también necesitan pasar tiempo juntos con el fin de reforzar las dinámicas entre ambos. 

Así lo reseña un estudio de la consultora Gallup, que establece que los trabajadores cuyos jefes tienen reuniones periódicas con ellos sienten hasta 3 veces más compromiso con la empresa que aquellos que no tienen estas reuniones. De ese modo, los empleados que tienen una comunicación diaria con sus directivos están más comprometidos con su trabajo. 

La investigación señala, sin embargo, que la comunicación entre empleado y directivo debe ir más allá de la mera respuesta de emails. Los trabajadores valoran que haya comunicación que no solo se centre en cuestiones relacionadas con el trabajo, sino que se hable sobre la vida fuera del mismo. 

La relevancia del tiempo como recurso

"El recurso más preciado que tenemos es el tiempo", dijo una vez Steve Jobs. La cita coincide con los resultados del estudio sobre el manejo del tiempo en el entorno laboral: cuanto más tiempo pasen los directivos con sus empleados, mayor será el compromiso de estos con la empresa. 

El autor de The Messy Middle (El medio desordenado), Scott Belsky, en una entrevista para Business Insider concordaba con la visión de Jobs y apuntaba que algunas cuestiones en la vida necesitan de muchos recursos y hay que "aceptar la inversión de tiempo que requieren". 

Ya sea la crianza de un hijo o el desarrollo de un producto, reseñaba Belsky, los proyectos requieren tiempo y si se dirige un equipo y se está desarrollando la visión de un nuevo servicio, por ejemplo, se necesita tiempo para conseguir que cada miembro del grupo de trabajo esté de acuerdo con el plan establecido.

"Cuanto más valores tu tiempo, más presión sentirás por gastarlo adecuadamente y más pelearás con aquellas partes de la vida que no tienen atajos", indicó Belsky, refiriéndose a la dicotomía entre dedicar tiempo a las relaciones sociales o al trabajo. 

El consejo de Mark Zuckerberg para los jóvenes: "Céntrate en pasar tiempo con tus amigos, y no en los objetivos"

La efectividad en el manejo del tiempo

En un artículo para Forbes, Tim Eyre, director de marketing de Aceyus, una empresa especializada en el manejo de datos, recalcó que los directivos deben hacer frente a muchos retos de manejo temporal. Con el modelo de trabajo híbrido cogiendo cada vez más fuerza, los directivos deben preguntarse si sus equipos están trabajando tan eficientemente como antes, apuntó Eyre.

"Tus obligaciones de gestión del tiempo no solo son para asegurarte de que tu equipo está en el buen camino, sino para asegurarse de que tú también vas por el buen camino", indicó Eyre, refiriéndose al papel de los directivos en el manejo del tiempo de sus equipos.  

La recomendación de este experto en el manejo temporal es establecer un marco con el que medir los procesos que sea compartido por toda la organización, desde los directivos a los trabajadores, un sistema que sea público y transparente. 

Este marco genera una "autorresponsabilidad" que crea una "atmósfera positiva y de apoyo", según Eyre, haciendo que las personas se hagan responsables de cómo manejan su tiempo. "La autorresponsabilidad es especialmente importante en personas que ocupen puestos de responsabilidad, donde suele haber muy pocas personas dispuestas a reconocer sus errores".

El experto en manejo temporal recomienda a los directivos que dejen su ego o su orgullo en la puerta de la oficina y que sean lo suficientemente humildes para reconocerle a su equipo cuando han fallado o necesitan tiempo para mejorar. 

Otros artículos interesantes:

Las 5 técnicas de productividad en el trabajo para afrontar los retos diarios paso a paso

Cómo aumentar la productividad y desconectar del trabajo, según Guillermo Martínez, fundador de Ayúdame3D

Trabajo menos de 25 horas a la semana y gano más de 100.000 euros: así he mejorado mi productividad al máximo

Te recomendamos