La vuelta a la oficina no resulta tan fácil: 7 de cada 10 trabajadores españoles considera que el teletrabajo ha deteriorado la relación con sus compañeros

vuelta a la oficina tras la pandemia
Getty Images
  • Según una encuesta de LinkedIn 7 de cada 10 trabajadores españoles afirman que el distanciamiento social con el equipo ha impactado negativamente en la relación con el resto de los compañeros.
  • Darse la mano, pasar el día con otras personas o conversar con otros empleados son algunos de los gestos que más preocupan de la vuelta a la presencialidad.
  • Descubre más historias en Business Inisider España.

Puede que adaptarse a la carrera al teletrabajo no fuera fácil. Pero tras casi 2 años de pandemia la vuelta a las oficinas tampoco lo será.

La normalidad va retornando poco a poco a instaurarse y con ello multitud de empresas han empezado a dar el paso a la presencialidad. Sin embargo, por parte de los trabajadores el rencuentro con sus compañeros puede que no sea algo tan añorado, como pone de manifiesto un estudio reciente de LinkedIn.

Trabajar en pijama y en soledad o hacer reuniones mientras tus hijos gritan en la otra habitación y tu gato se pasea por delante del monitor, quizá no es lo que más motive. Por lo que ha costado adaptarse a trabajar desde casa.

Sin embargo la vuelta a la oficina está despertando muchas dudas e inquietudes en los empleados a la hora de retomar una rutina conocida y nueva a partes iguales.

Así lo recogen los resultados de la encuesta Futuro del Trabajo de LinkedIn, realizada entre más de 1.000 empleados españoles realizada entre el 30 de julio y el 2 de agosto de 2021, que ponen de manifiesto las preocupaciones de los profesionales ante las próximas interacciones entre compañeros. 

Tanto es así que el 65% de los trabajadores reconocen que se van a sentir muy o bastante poco habituados a la vida en la oficina. Es más, para 7 de cada 10 el distanciamiento social con el equipo ha impactado negativamente en la relación con el resto de los compañeros.

En una coyuntura sin precedentes como la que se han tenido que enfrentar las empresas con la pandemia, se han desarrollado nuevos modelos de trabajo que han propiciado flexibilidad laboral, permitiendo la integración de la vida profesional y personal. 

No obstante, de una forma u otra las rutinas, los hábitos de trabajo y las relaciones hayan cambiado. O así lo asumen los profesionales.

Pasar el día con otras personas (31%) y socializar en el lugar de trabajo (37%), conversar con los compañeros (27%), llevar la ropa adecuada (26%) o realizar presentaciones en persona (25%) encabezan la lista de situaciones que inquietan a los profesionales, y con las que tendrán que volver a familiarizarse, resalta el informe.

Desde el transporte público a la cocina de la oficina: los temores que trae el regreso a la presencialidad 

Tras la pandemia y el distanciamiento social puede que las cosas no vuelvan a ser del todo como antes.

Los datos de LinkedIn muestran que gestos sencillos que pasaban desapercibidos en la época prepandémica, como estrechar la mano o dar un abrazo, no van a resultar cómodos para 4 de cada 10 trabajadores entrevistados. 

Además, conscientes de que es una decisión individual el haber accedido a la vacunación contra el COVID- hasta el 71% de los empleados españoles entrevistados afirman que van a tratar de consultar a sus superiores y compañeros si han recibido la pauta completa para mayor seguridad.

No solo se trata de regresar a tu mesa de trabajo y sentarte a escasos centímetros de un compañero.

La vuelta a la oficina lleva consigo otra serie de acciones implícitas en la rutina laboral que también están presentes entre aquello que inquieta a la hora de evitar el contagio. 

Compartir ascensor con menos de 4 personas (39%), el uso del transporte público para llegar al centro de trabajo (38%), visitar los mismos aseos, cocina y otras instalaciones comunes (30%) o la rotación de los mismos materiales de oficina como teclados, papelería u otros (29%) son los aspectos que más preocupan en las dinámicas del trabajo presencial en la oficina.

Sin embargo las reuniones presenciales parecen no disparar los temores, siempre que se cumplan las medidas higiénico-sanitarias, estas conversaciones o debates solo inquietan a 2 de cada 10 encuestados.

Aunque, si conllevan agrupar a más 4 compañeros, el porcentaje de preocupación aumenta un 10%.

Otros artículos interesantes:

Así será la vuelta a la oficina: las empresas apostarán por sistemas híbridos, se reanudarán los viajes de trabajo y no podrá discriminarse a quienes rechacen la vacuna, según los expertos

Por qué la vuelta al trabajo presencial en Wall Street está siendo tan complicada

Apple, Google o Microsoft han recurrido a Nicholas Bloom para diseñar su regreso a las oficinas: esto es lo que recomienda el economista de Stanford

Te recomendamos

Y además