Así podrías viajar en avión en el futuro: el innovador diseño de este joven español busca aumentar la comodidad de los pasajeros de clase económica con cabinas de avión a doble nivel

'Chaise Longue Economy Seat'.
'Chaise Longue Economy Seat'.

Alejandro Núñez Vicente

  • Los premios Crystal Cabin Awards han nominado a Alejandro Núñez Vicente, un español de 21 años, por su proyecto Chaise Longue Economy Seat que busca aumentar el espacio de los pasajeros de clase económica. 
  • El innovador diseño plantea una cabina de asientos de doble nivel, con cada fila alternando entre asientos en el suelo y asientos elevados.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si cuando has viajado en avión has pensado que estabas encajonado y necesitabas más espacio, no estás solo.

Los diseñadores de asientos para aviones llevan años innovando para poder ofrecer la mayor comodidad posible sin reducir el número de pasajeros.

Uno de los proyectos que ha encontrado ese equilibrio es obra de un español de 21 años. Su diseño ha sido nominado en los premios Crystal Cabin Awards, conocidos por destacar las últimas innovaciones en el interior de los aviones, y se basa en el aprovechamiento del espacio vertical.

El proyecto ‘Chaise Longue’ plantea una cabina de asientos de doble nivel, con filas de asientos que al nivel del suelo alternadas con otras elevadas a una altura superior. 

La idea se le ocurrió a Alejandro Núñez Vicente que, tras muchos viajes en clase económica sufriendo las consecuencias de medir 1,90 metros y no tener suficiente espacio para las piernas, descubrió que elevar la fila de asientos de delante resolvería el problema.

Alejandro Núñez Vicente, creador de 'Chaise Longue'.

"Quería conseguir que la gente viajase más cómoda en esta lata que son los aviones hoy en día", explica Núñez en una entrevista para Business Insider España.

El madrileño acaba de graduarse de Diseño Industrial con Tecnología en la Brunel University London, pero fue durante su Erasmus en Países Bajos cuando pudo dar vida a esta idea que comenzó a gestarse hace ya año y medio.

El joven diseñó todo desde su cuarto en España cuando no se podía salir durante el confinamiento, siempre respaldado por el conocimiento de sus tutores de la Universidad Técnica de Delft.

Misma capacidad, pero distribuida de forma distinta

El proyecto no busca aumentar la capacidad de pasajeros en el avión, sino que la mantiene –"lo que ya es bastante para las aerolíneas porque las medidas son muy restringidas y no pueden perder filas de asientos"– haciendo que los pasajeros vayan más cómodos aprovechando el espacio vertical.

"El espacio no aumenta muchísimo, como si fueras en clase business, pero aumenta dentro de lo que es el confort de la aeronave", indica.

La fila inferior de asientos permite a los pasajeros reclinarse y estirar las piernas. "Es mucho mejor para dormir y más cómodo. Funciona como un sofá chaise longue, de ahí el nombre", apunta Núñez, que añade que la fila superior también permite reclinarse y cuenta con más espacio para las piernas. Además, el asiento incorpora un respaldo ajustable y un soporte cervical desplegable.

El proyecto Chaise Longue está pensado para vuelos de largo recorrido, en los que el pasajero necesita cambiar de postura, ya que en los de corto radio no se notaría ese confort extra.

La limpieza exhaustiva de los aviones y los prolongados embarques por las normas de distancia social amenazan con disparar la congestión de los aeropuertos

El diseño elimina el compartimento superior para el equipaje, por lo que las maletas se guardarían debajo de los asientos. "No valdría que los pasajeros se aprovechasen, como ocurre ahora, y llevasen demasiados bultos. Puedes llevar tu maleta de mano y un bolsito o un abrigo", apunta.

¿Realmente es viable?

Núñez asegura que no sería necesario sustituir las cabinas al completo para implantar su diseño, ya que los asientos podrían instalarse por partes. "Con tal de espaciar la cabina de pasajeros, se podría meter este tipo de asientos. Tiene cabida sobre todo en los aviones de media y larga distancia actuales, que son más grandes".

Por otro lado, y en cuanto a la inversión que esto supondría para la aerolíneas, Núñez explica que los asientos de avión actuales se rompen con frecuencia y necesitan cambios a menudo, por lo que las compañías invierten mucho en su reparación porque se ven obligados a cambiar la fila entera, al no ser modulares. "Mi diseño es modular, con los cual se pueden quitar piezas dentro del avión y sustituir por otras nuevas sin necesidad de desmontar una fila entera de asientos. Con el tiempo seguramente tendrían ganancias comparado con los asientos actuales", añade.

Preguntado sobre si es un diseño adecuado para todo tipo de pasajeros, el joven señala que no se discriminaría a quien tuviese dificultades –como ancianos, niños o personas con obesidad– de usar la fila superior mientras la de abajo tenga el mismo precio y características. 

Núñez añade que los asientos se retraen para facilitar el acceso y recalca que en su modelo no resulta más difícil la salida y entrada de la gente que en los actuales asientos económicos. "La gente cree que no va a caber, pero está pensado para que quepan. Lleva mucho desarrollo y las medidas están perfectamente calculadas", asegura. 

Según explica Núñez, hasta la fecha no ha habido apenas propuestas de asientos verticales porque necesitan mucho desarrollo y falta financiación. "El desarrollo es mucho más complicado por temas de seguridad, como la extracción rápida de pasajeros en caso de emergencia en menos de 90 segundos. En los asientos superiores esto sería un poco más complicado, por lo que quedan muchas cosas por homologar, pero en el futuro a medio plazo habrá conceptos de aprovechamiento de espacio vertical"..

En verano comienzan los prototipos

En verano comenzarán las pruebas con prototipos que ya están construyendo. "Esa será la prueba real para ver si esto tiene sentido, pero prevemos que va a tener muy buen resultado", comenta.

Alejandro Núñez Vicente, creador de 'Chaise Longue'.

 Aunque aún no se ha presentado formalmente a las compañías aéreas, el equipo busca ahora compañías del sector aeroespacial interesadas en llevar el proyecto Chaise Longue adelante y desarrollarlo junto a ellos. "Estamos abiertos a todas las posibilidades, tanto en España como fuera", asegura el madrileño.

"Esto empezó como un proyecto de un estudiante y mira dónde ha llegado. Todavía queda mucho por hacer, pero veo gran probabilidad de que un diseño así acabe volando", comenta Núñez a Business Insider España.

Otros artículos interesantes:

Los pasajeros no tendrán que pesarse para embarcar en un avión, pese a que haya aumentado la media, según los expertos del sector

Así es por dentro el Amazon Air Boeing 737, la última arma de Jeff Bezos para ganar la guerra del 'delivery'

Hacia una recuperación en el transporte: el sector anticipa un repunte lento pero constante y que los viajes transoceánicos y los desplazamientos de negocios tarden más en regresar

Te recomendamos

Y además