Elon Musk asegura que finales de 2023 será un "buen momento" para elegir al nuevo CEO de Twitter porque la situación de compañía ya será "estable"

Cheryl Teh,
Elon Musk, CEO de Tesla.
Elon Musk, CEO de Tesla.

REUTERS/Mike Blake

  • Elon Musk, el propietario y actual CEO de Twitter, ha afirmado que podría dejar su cargo en la empresa a finales de 2023, pero que todavía necesita asegurarse de que la situación de la compañía es "económicamente saludable".
  • El multimillonario ha señalado que finales de 2023 sería "un buen momento" para soltar las riendas porque Twitter debería ser "estable" para entonces.

Elon Musk ha adelantado que sus planes pasan por escoger a otra persona para que ocupe el puesto de director general de Twitter a finales de 2023. 

Musk ha hablado este miércoles acerca de su intención de dejar el cargo que ocupa en la red social durante su intervención en la Cumbre Mundial de Gobiernos que está teniendo lugar estos días en Dubai (Emiratos Árabes Unidos), según ha publicado Bloomberg.

"Simplemente tengo que estabilizar la organización, y asegurarme de que está en un lugar económicamente saludable y que la hoja de ruta del producto está claramente definida", ha indicado el empresario, durante una intervención por videollamada.

"No lo sé, creo que seguramente a finales de este año sería un buen momento para escoger a alguien que dirija la empresa", ha añadido Musk. "Creo que debería encontrarse en una posición estable alrededor de, ya sabes, a finales de este año".

El multimillonario no ha confirmado, eso sí, si ya tiene a alguien en mente para ocupar el puesto más alto de Twitter.

Durante la charla, Musk ha declarado que, en su opinión, la red social es "algo así como una startup del revés". "Queda trabajo por hacer para llevar a Twitter a una posición estable y desarrollar de verdad el motor de la ingeniería de software", ha apuntado el CEO de la compañía, según Associated Press.

Ilustración del logo de Twitter en la pantalla de un smartphone sobre la silueta de Elon Musk.

El pasado mes octubre, Musk adquirió Twitter por 44.000 millones de dólares. Acto seguido, el empresario despidió a casi toda la cúpula directiva de la empresa, entre los que se encontraba Parag Agrawal, quien por aquel entonces ejercía como CEO. En noviembre, Musk pidió a la plantilla que se comprometiese con su visión "extremadamente estricta" del trabajo o que abandonase la compañía

En el mes de diciembre, el CEO de Tesla publicó una encuesta en su cuenta personal de Twitter en la que preguntaba a los usuarios si debería "dimitir como jefe de Twitter". Los resultados de la encuesta no se decantaron a su favor: alrededor del 57,5% de los más de 17,5 millones de encuestados votaron a favor de que Musk dimitiese como director general de la plataforma.

Horas después, el magnate tuiteó dejaría de ser el CEO de Twitter cuando encontrase a "alguien lo suficientemente estúpido" como para sustituirle. Ese mismo mes, varias personas familiarizadas con los planes de Musk aseguraron a CNBC que el multimillonario estaba buscando de manera activa al próximo CEO de Twitter. 

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.