Elon Musk cierra las oficinas de Twitter mientras sus trabajadores dimiten en masa: menos de la mitad han aceptado el ultimátum del multimillonario

Kali Hays,
Kelsey Vlamis
| Traducido por: 
Elon Musk, CEO y fundador del fabricante automovilístico Tesla.
Elon Musk, CEO y fundador del fabricante automovilístico Tesla.

REUTERS/Adrees Latif

  • Twitter ha cerrado de repente sus oficinas este jueves en medio de una renuncia masiva de empleados.
  • Se ha pedido a los trabajadores que se encontraban dentro de las oficinas de la red social que salgan y se les ha prohibido volver a entrar hasta el próximo lunes. 

Las oficinas de Twitter han cerrado sin previo aviso este jueves, como consecuencia de que cientos de trabajadores de la red social se hayan negado a seguir trabajando bajo las órdenes de Elon Musk, nuevo dueño de la compañía.

Los encargados de seguridad de las oficinas han comunicado a los empleados que sus lugares de trabajo permanecerían cerrados, temporalmente y con efecto inmediato, y que se suspendían por el momento sus tarjetas de acceso, según han relatado 2 personas relacionadas con las decisiones de la empresa a Business Insider. Se espera que las oficinas vuelvan a abrir el próximo lunes.

Un empleado de la red social afirma que el cierre de las oficinas es una medida drástica, pero que pretende "evitar el sabotaje físico mientras resuelven las revocaciones de acceso", según un mensaje de Slack al que ha tenido acceso Business Insider. La noticia del cierre de las oficinas la ha dado a conocer a través de su perfil de Twitter Zoe Schiffer, de la newsletter Platformer.

El cierre se producía aproximadamente una hora después de que se acabase el plazo que Musk había dado a sus trabajadores para que se comprometiesen con su visión "extremadamente dura" del trabajo

Elon Musk

Menos de la mitad de la plantilla actual —compuesta por unas 4.000 personas— se había comprometido a trabajar en el "Twitter 2.0" que busca desarrollar el CEO de Tesla, lo que significa que, bajo los términos que Musk ofreció en su ultimátum, esas personas habían dimitido formalmente.

Han sido tan pocos los que se han apuntado a la propuesta del empresario que varios directivos —incluido el propio Musk— han intentado convencer personalmente a algunos empleados "esenciales" para que continuasen en la empresa

Lejos de ofrecerles unas mejores condiciones laborales, se instó a esos trabajadores a que se entusiasmaran con la "visión" que Musk tiene de Twitter, según una persona familiarizada con este proceso. Este empleado cuenta que otra táctica que han utilizado desde la dirección de la red social es hacer que los que ya habían decidido quedarse intentasen convencer a los que todavía no lo habían hecho.

En una de las reuniones que Musk mantuvo con algunos de sus trabajadores para intentar convencerles de que continuasen en la compañía, los empleados comenzaron a salirse en masa de la videollamada cuando llegó la hora límite que, según el New York Times, el dueño de Twitter había estipulado en su ultimátum. Algunos colgaron la llamada incluso cuando Musk seguía hablando.

"Muchos equipos ya se han reducido a una única persona", ha señalado un trabajador de la red social.

 

Esta es la segunda vez que las oficinas de Twitter cierran de manera repentina desde que la persona más rica del mundo comprase la red social. La empresa cerró sus sedes y prohibió la entrada a sus trabajadores la misma noche en la que Musk anunció despidos masivos

En un correo electrónico enviado entonces, Twitter aseguró que la medida se tomaba para "garantizar la seguridad de cada empleado, así como los sistemas de Twitter y los datos de los usuarios".

El cierre actual se produce una semana después de que Musk enviara su primer correo electrónico a los empleados después de haber adquirido la compañía. En él, el multimillonario indicaba que el teletrabajo ya no era una opción, salvo para aquellos que hicieran una labor "excepcional". 

En días posteriores, el empresario ha suavizado su postura, indicando que el trabajo a distancia se seguiría permitiendo siempre y cuando se contase con la aprobación y el respaldo de un jefe de equipo.

Twitter no ha respondido a la petición de declaraciones por parte de Business Insider.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.