Pasar al contenido principal

Entrevista con Tomás Villén: "Porsche está haciendo bien las cosas de cara al futuro"

Entrevista con Tomás Villén, CEO de Porsche Ibérica
Tomás Villén, CEO de Porsche Ibérica Álex Aguilar/BI España

Tras la vorágine de ideas vertidas por todos y cada uno de los ponentes invitados al Demo Day de Porsche Accelerator, en Business Insider hemos tenido oportunidad de realizar una entrevista con Tomás Villén —CEO de Porsche Ibérica— para conocer sus sensaciones acerca del desarrollo del programa para ayudar a la aceleración de las startups, Porsche by Accelerator, la situación actual del mercado y de la trayectoria que seguirá la compañía radicada en Stuttgart para buscar su camino en el sector de la automoción.

A pesar de la vasta experiencia de nuestro protagonista en el universo de las cuatro ruedas —con casi 30 años en los que ha pasado por distintos cargos en agentes de la talla del Grupo PSA, Smart, Jaguar-Land Rover, BMW o SEAT-, resulta sorprendente la humildad y la voluntad de aprender algo nuevo cada día de las que hace gala este joven que no volverá a soplar menos de 50 velas en su próxima tarta de cumpleaños. ¿Las claves de su éxito? El trabajo duro, la pasión por cada proyecto en el que se ha visto involucrado y no despegar nunca los pies del suelo, tal y como demuestra la definición que él mismo hace de Porsche como una "empresa pequeña". Con 70 años de historia a sus espaldas y que en 2017 logró hacer salir de sus concesionarios 246.375 vehículos mejorando en un 4% las ventas a nivel mundial con respecto a 2016... con un crecimiento del 10% en China

Entrevista con Tomás Villén, CEO de Porsche Ibérica
Tomás Villén, CEO de Porsche Ibérica Álex Aguilar/BI España

Leer más: ¿quiénes son los 15 CEO mejor pagados del mundo?

Teniendo en cuenta la información previa, no resulta complicado entender las razones por las que el equipo de Villén decidió poner en marcha el programa Porsche Accelerator by Conector: "En Porsche Ibérica estamos trabajando muy duro en el desarrollo de la estrategia 2025, y dentro de la misma hay dos temas que nos preocupan especialmente: por un lado el desarrollo y la aceleración tecnológica de la compañía y por otro el progreso cultural. Para nosotros es fundamental hacer las dos cosas al mismo tiempo y entendimos que al implantar un proyecto de este tipo podríamos conseguir varios objetivos: apoyar a los emprendedores españoles y portuguesescomplementar la formación que tienen nuestros propios empleados al entrar en contacto con empresas que tienen un modo de pensar y funcionar muy distinto al nuestro y, por último, darle forma a aplicaciones que puedan incorporarse a nuestro ecosistema para contribuir a mejorar el servicio que le podremos dar a nuestros clientes en el futuro". 

Sin duda alguna la evolución del mercado del automóvil hacia nuevos modelos de negocio articulados alrededor de los servicios al cliente no ha pasado desapercibida en Porsche, y ante la curiosidad mostrada por nuestra parte en esta entrevista con Tomás Villén nuestro contertulio nos dejó clara su visión del futuro: "La compañía está haciendo las cosas muy bien, invirtiendo de forma progresiva en darle cada día más servicios a nuestros usuarios y forjando así unos resultados fantásticos en nuestra relación con ellos tanto en el aspecto de la satisfacción, de fidelización y conquista que, además, son los más altos que hemos visto nunca en las siete décadas de historia de la marca". ¿Podrían darse de lado las sensaciones al volante para primar el satisfacer las necesidades de un público no tan enamorado de los automóviles? "Nunca", afirmó tajante el CEO de Porsche Ibérica. "La parte más importante de nuestro negocio seguirá siendo siempre el buscar las emociones, las sensaciones y la pasión que hemos puesto siempre en nuestra relación con el producto". 

Pero el perfil del usuario no permanece ajeno a los avances de la tecnología y, cada día más, empieza a demandar otro tipo de respuestas por parte de cualquier fabricante que podrían poner en jaque incluso al modelo de negocio más sólido.

El cliente de Porsche también ha cambiado aunque Tomás lo entiende más bien "como una evolución al compás que ha ido marcando la firma, que ahora tiene un buen número de nuevos compradores atraídos por productos como el Macan o el Panamera que conviven en nuestra comunidad con quienes ya estaban con nosotros desde siempre y que hemos podido fidelizar haciéndoles entender el camino seguido por la marca". ¿Y la figura del mal llamado ‘purista’? "Por suerte nuestra firma sigue valorando la esencia y los principios que la hicieron convertirse en un icono de los deportivos y, quienes de verdad la aman, han comprendido que la evolución es necesaria y que no tiene sentido demonizar las nuevas formas de movilidad, como el automóvil híbrido o el 100% eléctrico", afirma Villén. 

Entrevista con Tomás Villén, CEO de Porsche Ibérica
Tomás Villén, CEO de Porsche Ibérica Álex Aguilar/BI España

Otro de los pilares que parecen sustentar el futuro del automóvil es la conducción autónoma que, a priori, parece chocar frontalmente con esas sensaciones y pasión al volante que siempre ha caracterizado a los modelos comercializados por el sello que representa Tomás Villén. ¿Podría ser una amenaza a su existencia dentro de un tiempo? "Si me hubieran dicho hace sólo ocho años que en este momento el 70% de los Panamera que salen de nuestros concesionarios serían modelos híbridos enchufables o que el 90% de los vehículos que tenemos en nuestra gama están conectados lo hubiera creído imposible", asegura con una gran sonrisa.

"Actualmente estamos trabajando con todos los niveles de autonomía posibles sin descartar absolutamente nada, con la mente lo suficientemente abierta como para incluso estar estudiando la posibilidad de lanzar un Porsche volador. Lo que sí te puedo asegurar es que siempre habrá en el habitáculo de un Porsche un volante y sensaciones que sólo nosotros podemos transmitir, y eso incluye propuestas como el próximo Taycan, nuestro primer modelo 100% eléctrico y del que empezaremos a recoger pedidos este mismo mes de julio" comenta el CEO de Porsche. 

Antes de empezar a plantearnos dar por finalizada la entrevista con Tomás Villén, no pudimos evitar tratar de seguir tirando del hilo acerca del futuro y la rentabilidad de la marca: según la revista Auto Zeitung en 2017 obtuvieron un 16,7% de beneficio por cada vehículo puesto en circulación, que se traducen en unos 16.000 euros por unidad. ¿Las nuevas vías de negocio como el carsharing podrían terminar con esta salud de hierro? "La rentabilidad podría resentirse en cualquier momento ante los cambios tan rápidos que estamos viendo en el sector, pero la flexibilidad y la inversión depositadas en el desarrollo de las nuevas tecnologías no parecen estar colocándonos en el camino equivocado. Por el momento las ramas alternativas que hemos explotado —como el programa Porsche Passport— no han resultado rentables al 100%, aunque ello no implica que con trabajo y aprendizaje éstos no puedan llegar a serlo". 

Entrevista con Tomás Villén, CEO de Porsche Ibérica
Tomás Villén, CEO de Porsche Ibérica Álex Aguilar/BI España

El tiempo apremia, Tomás tiene que atender a demasiados compromisos y sólo queda espacio para una última pregunta que, no por poco original resulta prescindible: ¿cómo se imagina su CEO en la península la gama de Porsche dentro de 50 años? "¡Uf! Es muy complicado, teniendo en cuenta el ritmo al que avanza todo ahora mismo", asegura mesándose el pelo. "Puedo imaginarlo dentro de una década y lo que puedo asegurar es que la compañía estará preparada para ser muy flexible y seguir trabajando con modelos de combustión, híbridos enchufables y los 100% eléctricos. Y lo que desde luego espero es que dentro de 10, 20 y 50 años sigamos haciendo auténticos vehículos de competición homologados para rodar por carretera". 

Entrevista con Tomás Villén, CEO de Porsche Ibérica
Tomás Villén, CEO de Porsche Ibérica Álex Aguilar/BI España

Te puede interesar