La escasez de semiconductores podría producir un aumento en los precios de los productos afectados, desde electrodomésticos hasta móviles

Chips semiconductores

Reuters

  • La escasez de los semiconductores ha provocado retrasos en la producción, lo que podría traducirse en un aumento de los precios que repercutiría en el consumidor. 
  • Esta situación se ha visto impulsada por la pandemia derivada del COVID-19, que cambió drásticamente los patrones de compra de los consumidores, así como por las sanciones de EEUU a las empresas chinas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un gran número de fabricantes en todo el mundo está teniendo problemas para asegurar el suministro de semiconductores, lo que retrasa la producción y entrega de los bienes. Esto, en última instancia, podría traducirse en un aumento de los precios para los consumidores, según la CNN

La escasez en el mercado de chips afecta a todos los segmentos, desde los electrodomésticos a la telefonía o los coches, aunque se ha concentrado especialmente en esta última industria. 

Esta situación se ha visto impulsada por la pandemia derivada del COVID-19, que hizo saltar por los aires las cadenas de suministro y cambió drásticamente los patrones de compra de los consumidores. Así, los fabricantes de coches redujeron sus pedidos, mientras las empresas de tecnología compraron tantos semiconductores como pudieron. 

A esta situación se sumaron las sanciones del gobierno estadounidense a las empresas chinas. 

Según explica la misma fuente, los chips no son un componente especialmente sofisticado o costoso, pero sí indispensable para la realización desde electrodomésticos hasta automóviles pasando por la electrodoméstica de consumo. Además, la mayor parte de la producción está centrada en unos pocos proveedores, lo que, según los analistas, provocará que esta crisis se alargue hasta finales de año. 

El segmento de los automóviles utiliza de media entre 50 y 150 semiconductores para los sistemas de asistencia al conductor o el control de navegación. Cuando la pandemia paralizó la venta de coches, los fabricantes reasignaron sus chips a empresas que fabrican smartphones o portátiles debido a su alta demanda por el confinamiento. 

Los errores de cálculo por la pandemia agravaron la escasez de semiconductores: "Redujimos las proyecciones con la crisis financiera como modelo, pero la demanda fue muy resistente"

Sin embargo, tras este período las ventas de automóviles se reactivaron más rápido de lo esperado y las compañías del sector se dieron cuenta que se encontraban a la cola para acceder a este componente, por lo que tuvieron que adaptar su producción. 

Uno de los afectados ha sido Ford que, según recoge CNN, advirtió que la escasez reducirá la producción este año en alrededor de 1,1 millones de vehículos y recortará sus ganancias en 2.500 millones de dólares.

Otro sector altamente afectado es el de productos electrónicos de consumo. Samsung, por ejemplo, dijo en su conferencia a los analistas sobre los resultados del primer trimestre que está trabajando duramente para reducir el impacto de la escasez en los semiconductores para evitar su reflejo en las ventas. 

Apple, por su parte, espera unos ingresos entre 3.000 y 4.000 millones más bajos durante este trimestre debido a las restricciones de suministro, lo que puede afectar a la producción de iPad y Macs. 

El responsable de investigación de Canalys, Ben Stanton, explicó al mismo medio que el suministro de componentes críticos, como los conjuntos de chips, se ha convertido en una preocupación importante y obstaculizará los envíos de teléfonos inteligentes en los próximos trimestres. 

Esta situación podría llegar a traducirse en un aumento de precio para los consumidores entre un 1% y un 3%, según los analistas de Goldman Sachs. De hecho, esto ha hecho subir el precio de los vehículos en EEUU porque los concesionarios no tienen stock. 

Otros artículos interesantes:

Qualcomm cree que la escasez de semiconductores durará hasta finales de año

La escasez global de chips podría llevar a Samsung a aplazar un año el lanzamiento de su próximo Galaxy Note

La escasez de chips durará 6 meses más, según el CEO de Cisco

Te recomendamos

Y además