Sentir escalofríos por la espalda mientras escuchas música podría ser un síntoma de placer, según la ciencia

Mujer escuchando música.
Delmaine Donson

Getty Images

La música es una combinación de sonidos que no solo sirve como forma de entretenimiento o para expresar sentimientos, sino que además es buena para la salud, pues ayuda a reducir la ansiedad y el estrés, y tiene implicaciones neurológicas.

Probablemente tu madre te haya dicho que cuando estabas dentro de tu barriga te ponía música para que nacieses fuerte y sano y tenía razón. La música estimula todo el cuerpo a través del oído, activando millones de células cerebrales.

Según una investigación publicada en Frontiers in Neurosciencesientes placer al escuchar música. Esos escalofríos que te recorren la columna vertebral al poner tu canción favorita tienen base científica y se pueden ver en un electroencefalograma (EEG).

Los escáneres cerebrales o EEG sirven para medir las ondas de actividad eléctrica del cerebro colectando unos electrodos al cuero cabelludo.

Estas son las 20 mejores canciones para levantarse con energía, según la ciencia.

Durante el experimento, se pidió a 11 mujeres y 7 hombres que durante la prueba escuchasen su música preferida, aquella con la que sentían escalofríos de placer, con los auriculares con música puestos.

Los 18 participantes llegaron a avisar de 300 estímulos de unos 9 segundos de media durante los 15 minutos que duraba la prueba, pero el EEG había detectado incluso un número mayor.

Esos escalofríos se dividían en 2 fases: una primera de anticipación o preparación, donde el placer va aumentando a medida que la música avanza, y una segunda que tiene lugar en el momento cumbre del pico de placer.

"El hecho de que podamos medir este fenómeno con EEG brinda oportunidades de estudio en otros contextos, en escenarios que son más naturales y dentro de grupos", explica Thibault Chabin, neurocientífico de la Universidad Burgundy Franche-Comté en Francia.

El cerebro de algunas personas podría envejecer hasta 10 años a causa del coronavirus.

Pero para entender este proceso es necesario conocer su parte científica. Al sentir esa sensación de placer, aumenta la excitación y, por ende, la actividad cerebral en el lóbulo frontal del cerebro, activándose así otra región: la corteza orbitofrontal.

La corteza orbitofrontal se encuentra por encima de los ojos y es la encargada de las experiencias sensoriales, de ahí que se desencadenen esas emociones al escuchar música.

Además, no se han encontrado indicios que respalden la necesidad de contar con una especie de entrenamiento musical para experimentar estos escalofríos, por lo que cualquier persona puede sentirlos disfrutando de la música.

Ciencia y tecnología trabajan para que se pueda subir tu cerebro a la nube.

Los resultados de este estudio podrían ser la base de otras muchas investigaciones que ayuden a explicar por qué escuchar música en directo puede ser tan gratificante, o cómo la música conecta a las personas.

"Queremos medir cómo las actividades cerebrales y fisiológicas de múltiples participantes se acoplan en entornos musicales sociales naturales", dijo Chabin.

Sería interesante poder medir el placer musical en una gran sala de conciertos o espectáculos con muchísimo público mediante EEG para así contar con más datos, aunque de momento eso tendrá que esperar debido a la pandemia del coronavirus.

"El placer musical es un fenómeno muy interesante que merece ser investigado más a fondo, para entender por qué la música es gratificante y descubrir por qué la música es esencial en la vida humana", añade el neurocientífico.

Otros artículos interesantes:

Estas son las 20 mejores canciones para levantarse con energía, según la ciencia

El cerebro de algunas personas podría envejecer hasta 10 años a causa del coronavirus

Ciencia y tecnología trabajan para que se pueda subir tu cerebro a la nube

Te recomendamos

Y además