Pasar al contenido principal

Qué implica que Trump haya relajado el veto a Huawei: las empresas estadounidenses podrán colaborar con ellos en el desarrollo del 5G

Tienda Huawei

Reuters

  • Tras más de un año de veto, Trump ha decidido relajar el veto a Huawei. 
  • Wilbur Ross, secretario de Comercio de EEUU, ha confirmado en un comunicado que, a partir del lunes, las compañías estadounidenses que lo deseen podrán colaborar con la multinacional china para el desarrollo de redes 5G.
  • La razón de esta decisión se debe a que la el Gobierno quiere que sean las empresas estadounidenses las que desplieguen el 5G en el país, pero sin la ayuda de Huawei les es imposible porque su tecnología no está lo suficientemente desarrollada.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tras más de un año de veto, Trump ha decidido relajar el veto a Huawei. Tal y como ha informado Wilbur Ross, secretario de Comercio de EEUU, en un comunicado, a partir del lunes, las compañías estadounidenses que lo deseen podrán colaborar con la multinacional china para el desarrollo de redes 5G.

"Los Estados Unidos no cederán el liderazgo en la innovación mundial. Esta acción reconoce la importancia de aprovechar el ingenio de nuestro país para avanzar y proteger nuestra seguridad económica y nacional", ha destacado.

A día de hoy, Huawei es la multinacional con la tecnología más avanzada en el campo de las redes de quinta generación, pero su despliegue en EEUU se vio paralizado después de que la Administración Trump les acusara de espionaje —a pesar de no haber aportado ninguna prueba al respecto.

Leer más: Estos son los 18 mejores móviles que puedes comprar en 2020

"Es muy importante para las empresas estadounidenses estar en el podio de la innovación. Ser forzados a ceder su asiento a empresas como Huawei no les interesa. Lo último que quieren es ver una consecuencia involuntaria que afecte negativamente a la competitividad de las compañías de EEUU", explica Naomi Wilson, directora de políticas para Asia en el ITI a la CNBC.

Precisamente por eso, este giro de 180 grados no debería entenderse como una 'concesión' a este veto, sino más bien como un intercambio de intereses debido a que, si no, Estados Unidos se vería afectada a nivel de liderazgo tecnológico.

Qué es exactamente lo que se les ha concedido y por qué

Huawei P40, análisis y opinión

El veto de Trump no se ha levantado al 100%, sino solo en parte. Lo que busca el Gobierno es que sean las empresas estadounidenses las que desplieguen el 5G en el país, pero sin la ayuda de Huawei les es imposible porque su tecnología no está lo suficientemente desarrollada.

Por eso se les ha concedido cierta 'relajación' en las medidas que se les habían concedido.

Sin embargo, el comunicado no aclara si esta concesión afecta también a las firmas de dispositivos móviles. Y es que, a causa del veto, fueron muchas las compañías que tuvieron que dejar de trabajar con su división de Consumo. Entre las colaboraciones más afectadas se encontraba la que tenían con Google, que les aportaba su sistema operativo (Android), así como sus servicios preinstalados (Google Play Store, YouTube, Gmail, etc).

"La participación y el liderazgo de Estados Unidos en las normas que imponga influyen en el futuro del desarrollo del 5G, los coches autónomos y otras tecnologías de vanguardia. Por eso, tal y como estaban configuradas estas medidas, dejaban a nuestro país en una 'desventaja estratégica'. China tiene algunas empresas que son realmente competitivas y que nos pueden ayudar a crear la innovación que necesitamos para ser líderes en el futuro", explica Ross.

Por su parte, Huawei cree que esta decisión mejorará la competitividad global. "La inclusión y el diálogo productivo promoverán mejor la formulación de normas técnicas y fomentarán el desarrollo saludable de la industria y la economía mundial", han destacado fuentes de la compañía en un comunicado remitido a Business Insider España.

De hecho, han destacado que las leyes de los distintos países deberían establecerse de forma "justa, abierta y no discriminatoria", a la vez que se alienta a la participación de los distintos proveedores, las instituciones de investigación científica, las organizaciones industriales y otros agentes implicados.

Y además