El gran desafío de las renovables tiene solución: las baterías de esta startup permiten almacenar la energía hasta 100 horas a un bajo coste

Paneles solares en un día nublado en la Isla de Eigg (Escocia).
Paneles solares en un día nublado en la Isla de Eigg (Escocia).
REUTERS/Paul Hackett
  • Form Energy es una startup estadounidense fundada en 2017 que ha desarrollado unas baterías de hierro-aire capaces de almacenar la energía hasta 100 horas.
  • Según la compañía gracias a esta tecnología pueden ofrecer un sistema de almacenaje a un precio muy competitivo que logre sustituir a las fuentes de energía tradicionales más contaminantes como el gas natural o el carbón. 
  • Las baterías pueden suponer una solución al problema que tienen las energías renovables, que es justamente ese: no poder almacenar la electricidad.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las energías renovables se enfrentan a un gran reto: cómo garantizar el suministro de energía cuando el viento no sople o el sol no brille. En este sentido, el principal reto pasa por desarrollar la tecnología necesaria que permita almacenar esa energía para dar sustento a la red eléctrica cuando haga falta, todo ello sin que se disparen los costes.

Pues bien, Form Energy, una startup estadounidense, está empeñada en jubilar de las centrales eléctricas tanto al carbón como al gas natural. Por esta razón ha desarrollado unas baterías recargables fabricadas a partir de hierro, capaces de almacenar la electricidad durante 100 horas con un coste, aseguran, competitivo con las centrales eléctricas tradicionales. 

Esta tecnología permitiría a la red funcionar con energías renovables a bajo coste durante todo el año.

La compañía, con fábrica en Massachusetts (EEUU), lleva 4 años trabajando casi en secreto para desarrollar esta tecnología. La startup ha asegurado a The Wall Street Journal que sus baterías serán capaces de almacenar la energía de forma asequible y por una larga duración en el año 2025. 

Por qué las baterías de almacenamiento energético continúan siendo el principal obstáculo para el desarrollo de las energías renovables

Actualmente ya existen sistemas de almacenamiento de energía, como los sistemas de iones de litio, pero sin embargo son muy caros —cuestan cientos de euros por kilovatio-hora y este precio, según los expertos, tardará en reucirse al menos unas cuantas décadas—. La compañía asegura que su sistema de almcenaje costará menos de 17 euros por kilovatio/hora.

Sin embargo, para que las baterías de la compañía Form Energy puedan ser tan competitivas como lo es el gas natural, su sistema de baterías debería de costar menos de 10 euros por kilovatio/hora según apunta The MIT Tecnology Review.

Uno de los fundadores de Form Energy es Yet-Ming Chiang, una eminencia científica en el mundo del almacenamiento de energía, que actualmente combina su actividad al frente de la empresa con sus tareas de investigación en el MIT. 

Otra pieza fundamental de la compañía es Mateo Jaramillo, CEO de Form Energy. Jaramillo trabajó 7 años en el equipo de Tesla que desarrolló la batería Powerwall. 

“Somos los antiguos alumnos de una generación de empresas de baterías que fracasaron y que volvieron a por más”, comenta Chiang a The Wall Street journal.

Cómo funciona la tecnología de Form

Cada pila individual tiene el tamaño aproximado de una lavadora. El nombre con el que en la empresa llaman a esta batería es “Slim Jim”, en alusión los contenedores de basura de la compañía Rubbermaid a los que se asemejan. 

Cada uno de estos módulos está lleno de un electrolito no inflamable a base de agua, similar al que se utiliza en las pilas AA. Dentro del electrolito líquido hay pilas de entre 10 y 20 celdas a escala de un metro, que incluyen electrodos de hierro y electrodos de aire, las partes de la batería que permiten las reacciones electroquímicas para almacenar y descargar electricidad. 

Tesla va a construir una de las mayores baterías de ion litio del mundo en Australia junto a la francesa Neoen

El principio básico de funcionamiento es la reducción-oxidación, es decir, durante la descarga, la batería aspira el oxígeno del aire y convierte el metal de hierro en óxido. Durante la carga, la aplicación de una corriente eléctrica convierte el óxido de nuevo en hierro y la batería exhala oxígeno.

Estos sistemas de baterías pueden ubicarse en cualquier lugar, incluso en zonas urbanas, para satisfacer las necesidades energéticas a escala de servicios, asegura la compañía. 

“Nuestras baterías complementan la función de las baterías de iones de litio, lo que permite un equilibrio óptimo entre nuestra tecnología y las baterías de iones de litio para ofrecer el sistema eléctrico renovable y fiable de menor coste durante todo el año” establecen en su página web. 

Cambiar el sistema para salvar el planeta

La presión sobre los gobiernos y las compañías eléctricas de todo el mundo es cada vez mayor para desarrollar un suministro de electricidad sostenible con el medio ambiente, fiable y asequible. El cambio climático ha hecho que las energías renovables sean la alternativa a las fuentes de energía tradicionales. 

Sin embargo, las baterías de almacenamiento son solo una pieza más de un engranaje mayor sobre como tener una red eficiente y libre de emisiones de carbono. 

Dinamarca asegura que puede reducir las emisiones CO2 en un 70% en una década sin que ello afecte a su estado de bienestar

En este sentido, la Unión Europea, por ejemplo, está impulsando el uso de hidrógeno para almacenar y generar energía. Las baterías de Form competirán con otros muchos enfoques, y muchas nuevas empresas que buscan desarrollar técnicas de almacenamiento de energía más avanzadas y rentables.

En España, según los datos de Red Eléctrica, en el año 2020 las renovables alcanzaban el 43,6% de la generación de energía eléctrica. Esto hacía que el 2020 se convirtiera en el año con la energía más limpia desde que Red Eléctrica cuenta con registros. 

Otros artículos interesantes:

3 expertos comparten sus consejos para aprender a invertir en energías renovables ante la revolución verde que viene

Amazon, Google y Apple se convierten en inesperados impulsores de las energías renovables

José Bogas, CEO de Endesa: "Con las energías renovables el precio de la electricidad tenderá a bajar y la digitalización permitirá que la calidad mejore"