Un psicólogo de Harvard entrevista a 120 jubilados y descubre por qué algunos son felices y otros no: la clave está en adaptarse a esta nueva etapa

Muchos jubilados no saben cómo gestionar su tiempo
Muchos jubilados no saben cómo gestionar su tiempo
Monkey Business Images / Shutterstock.com

Monkey Business Images / Shutterstock.com

  • ¿Imaginas tu primer día como jubilado? Después de tantos años trabajando, ¿en qué invertirías el tiempo?
  • Si no te preparas y te mentalizas para afrontar esta etapa es posible que sufras una peligrosa crisis existencial.
  • Una vez has dejado el mundo laboral es de gran ayuda preparar un horario que esté repleto de actividades sociales, de lo contrario caerás en lo que muchos jubilados describen como "saltar al vacío", según explica la profesora de Harvard Teresa Amabile.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Es tu primer día como jubilado. Después de tantos y tantos años dedicándote por entero al mundo laboral te levantas de la cama y piensas, ¿y ahora qué hago?

Es la misma pregunta que se hacen la mayoría de personas recién jubiladas o que están a punto de dar este paso, advierte Teresa Amabile, profesora en la escuela de negocios de la Universidad de Harvard. Tanto ella como sus compañeros han entrevistado a 120 profesionales que están a punto de jubilarse, para así conocer cómo se preparan y cómo se sienten ante esta nueva etapa.

La mayoría de jubilados reconocen que lo más importante no es la cantidad que reciben como pensión ni el estado de salud en el que se encuentran. Hay otros factores que entran en juego y que pueden convertir este hecho en una época muy satisfactoria, como por ejemplo contar con una serie de tareas diarias o practicar el voluntariado. Si no se tienen en cuenta estas posibilidades, la jubilación puede resultar devastadora.

Leer más: 5 riesgos ocultos en tu jubilación que serán clave para tu seguridad financiera

Algunos de los jubilados que participaron en el estudio describen esto último como "salto al vacío", explica Amabile.

Amabile asegura que los jubilados tienen preocupaciones más allá de la salud y el dinero

PHILIPPE HUGUEN/AFP/Getty Images

PHILIPPE HUGUEN/AFP/Getty Images

Amabile ha entrevistado a todo tipo de profesionales de diferentes sectores y empresas de Estados Unidos, desde el Medio Oeste a Silicon Valley. Las preguntas estaban relacionadas con la vida laboral, y también con las diversas perspectivas que estos trabajadores tenían sobe la jubilación. Algunos de los entrevistados superaban los 55 años y no tenían intención de jubilarse, otros estaban mentalizados para hacerlo o justo acababan de hacer esta transición.

Durante un período de cinco años, la profesora Amabile y sus compañeros hicieron un seguimiento individualizado a 12 trabajadores que estaban a punto de jubilarse, y algunos de ellos afirmaron sentirse decepcionados tras dejar definitivamente el mundo laboral.

"Al principio piensan que están de vacaciones —explica la profesora Amabile— pero al poco tiempo  empiezan a hundirse porque no se sienten vivos".

Amabile describe esta primera fase como una especie de luna de miel. Dice que muchos de ellos experimentan una gran euforia durante los primeros días y semanas, una sensación que puede llegar a durar algunos meses. Pero cuando este efecto llega a su fin, se enfrentan a la realidad y comienzan a describir sus emociones con metáforas de gran crudeza: el temido salto al vacío.

Retrasar este salto al vacío puede salvar vidas. Según un estudio publicado por el  Centro para la Investigación de la Jubilación del Boston College, retrasar la edad de jubilación redujo el riesgo de mortalidad al 32% de los hombres que acababan de cumplir 60 años. Y como señala The Wall Street Journal, la jubilación a edad temprana está relacionada con un deterioro cognitivo más rápido y con varios tipos de depresión.

Pero no todos los jubilados experimentan las mismas sensaciones. El estudio de la profesora Amabile demuestra que hay un patrón que siguen todas las personas que se sienten felices al jubilarse, y no tiene nada que ver con el dinero.

Según Amabile lo más importante es crear y poner en marcha un horario, una serie de tareas diarias a desempeñar. "Piensa detenidamente cómo vas a invertir tu tiempo", advierte la profesora.

La jubilación se divide en 4 etapas

La jubilación también te depara buenos momentosLa jubilación también te depara buenos momentos
La jubilación también te depara buenos momentos
Ocskay Mark / Shutterstock

Ocskay Mark / Shutterstock

Durante la investigación, el equipo liderado por la profesora Amabile logró identificar cuatro etapas en las que se puede dividir la jubilación: el momento en el que alguien decide jubilarse, dejar el trabajo, organizar y construir una nueva vida y por último consolidar esa vida.

Una vez que se toma esta primera decisión, sigue siendo complicado dejar de trabajar.  Algunos de los profesionales a los que entrevistó Amabile no tuvieron problemas al abandonar sus trabajos, pero la mayoría se enfrentó a varias dificultades, sobre todo aquellos que tenían un fuerte sentimiento de pertenencia hacia sus profesiones.

La mayoría de jubilados dijeron que lo mejor de no trabajar era poder levantarse de la cama a cualquier hora, sin tener que programar el despertador, pero también afirmaron que la falta de rutina les hacía sentir viejos.

"Si cada día de la semana es igual que el sábado, lo normal es sentirse desorientado", explica Amabile.

Para tener una jubilación saludable debes unir tu vida profesional y la personal

Jozef_Culak/Shutterstock

Jozef_Culak/Shutterstock

El trabajo juega un papel muy importante, crea un sentimiento de pertenencia y le da sentido a nuestras vidas.

Según Amabile, para ser feliz como jubilado es necesario encontrar una época de transición entre la vida laboral y esta nueva etapa. Algunos jubilados lo hacen a través de sus aficiones o practican el voluntariado, aunque este tipo de tareas también pueden llegar a ser desalentadoras.

"Las personas somos reacias a comprometernos voluntariamente, sobre todo si esto implica estar a una hora determinada en un lugar concreto", explica Amabile. "Por ejemplo, aquellos que deseaban pasar el día cuidando a sus nietos de repente se dan cuenta de que es tan duro como un trabajo".

Sin embargo otros jubilados sí que consideran placenteras estas actividades. Algunos incluso pretenden seguir trabajando a tiempo parcial. Es el caso de uno de los profesionales a los que entrevistó Amabile, un ingeniero que amaba su trabajo y que después de jubilarse se ofreció como voluntario para participar en la construcción de un nuevo instituto en su ciudad.

"Hay que encontrar el modo de involucrarte en la sociedad, de sentirte útil una vez has llegado a la edad de jubilación", advierte Amabile.

Amabile también recuerda que nuestra esperanza de vida ha aumentado ostensiblemente, por tanto otra de las posibilidades es la de continuar trabajando algunos años más. "Si te jubilas con 60 o 65 años, aún puedes aspirar a otros 20 años con buena salud. Hay muchas personas que no quieren jubilarse".

LEER TAMBIÉN: 24 hábitos que los psicólogos vinculan con la felicidad y la salud

LEER TAMBIÉN: 17 trucos psicológicos para gustar a la gente de inmediato

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España

    Más:

  1. Jubilación
  2. Pensiones
  3. Vida sana
  4. Listas