El Viejo Continente en llamas: la terrorífica 'megaola' de calor que asola Europa es solo un preludio de los veranos que vendrán

Incendio forestal el 18 de julio en Tabara hace estragos mientras España experimenta su segunda ola de calor del año.
Incendio forestal el 18 de julio en Tabara hace estragos mientras España experimenta su segunda ola de calor del año.

Reuters

"Cuando dentro de dos o tres lustros recordemos a la campaña actual, seguramente nos parecerá leve por comparación", explica Víctor Resco de Dios en un artículo en The Conversation.Las abrasadoras olas de calor serán cada vez más frecuentes con el cambio climático, los veranos más largos y los fuegos, más voraces.

Este profesor de ingeniería forestal y cambio global en PVCF-Agrotecnio (Universitat de Lleida) es otro de los miles de expertos que consideran los megaincendios de quinta generación, la sequía y el virulento calor un anticipo de la nueva normalidad climática para los próximos años. 

El vino podría desaparecer y el olivo peligra: partes de España y Portugal tienen patrones de sequía insólitos en los últimos 1.200 años

Según apuntan desdeInsider, el calor extremo ha asediado a casi todo el hemisferio norte este año. Europa vive su tercera ola de calor del verano, que alimenta devastadores incendios forestales, amenaza la biodiversidad existente y amenaza la salud de millones de personas. Solamente el pasado domingo, España y Portugal reportaron más de 1.000 muertes relacionadas con el calor. 

Desde Faro hasta Marsella, una nueva oleada de incendios se ensaña estos días con el suroeste de Europa. "Son fuegos muy peligrosos, que parece que cobraran vida propia y que quedan fuera de la capacidad de extinción", explica la BBC

Algunos los consideran ya de sexta y no de quinta generación: además de simultáneos, tienen tal envergadura que pueden modificar el clima. Liberan, de hecho, tanta energía como una o varias bombas atómicas. 

Elevadísimo riesgo de incendio en la Unión Europea el 19 de julio de 2022.

Desde Euronews recuerdan que las temperaturas en el Reino Unido están a punto de alcanzar los 40 °C por primera vez en la historia registrada, mientras que Francia, Portugal, España, Grecia y Croacia han estado luchando contra los incendios forestales durante días o incluso semanas. 

En España se produjeron desde el 9 de julio nada más y nada menos que 269 récords de temperatura (en relación a los valores anteriores a la ola de calor), tal y como anunció en Twitter el meteorólogo y presentador Andrés Gómez. 

El caso más destacado de la violenta ola de calor de la semana pasada en España ?que destacó por la anormalidad en máximas y mínimas y también por su dilatada extensión? es el de Zamora, estación con datos desde 1920, que el jueves 14 de julio registró una máxima de 41.8ºC.

SegúnEltiempo.es, el dato supone rebasar holgadamente su anterior máxima absoluta (41.0ºC), registrada el 24 de julio de 1995. En Soria, con 38.7ºC, también superaron su registro máximo absoluto, registrado el pasado 13 de agosto de 2021 en 38.5ºC. 

El día 14 también hubo récords absolutos de Coria (Cáceres) con 44.7ºC, Ourense y Don Benito (44.1ºC), Ponferrada (41ºC), Madrid Retiro (40,7ºC) y el Puerto de Navacerrada con una serie histórica desde el año 1946 que registró 33.4ºC a 1.894 metros de altitud. Sobresale también el récord mensual de Madrid Barajas (42.2ºC).

Santiago de Compostela se achicharró a 39,2 grados, rozando el récord de las últimas décadas, que fueron los 40,3º alcanzados en julio de 1990. El fin de semana, el norte peninsular vivió jornadas inauditas por abrasadoras: Oviedo superó su máxima histórica por más de 2ºC (36.8ºC, del 18-07-2016) al llegar a 39.1ºC. 

Veranos eternos y primaveras anticipadas: cómo ha cambiado el tiempo desde tu infancia (y qué puedes hacer contra el cambio climático)

Más de 500 personas han fallecido en España por causas atribuibles a las altas temperaturas en la ola de calor, según DW

Entre ellas, José Manuel González, un barrendero de 60 años que falleció por un golpe de calor mientras limpiaba en Puente de Vallecas. Su temperatura corporal era de 41,6 grados cuando llegaron los servicios de emergencia. 

Otros 14 trabajadores de la limpieza de Madrid padecieron ?mareos y vómitos? debido al calor durante el pasado fin de semana, vía El País. El pasado viernes fue el día más cálido en Madrid en al menos 102 años, según la estación de la Agencia Estatal de Meteorología. 

En total, hubo 9 días con unas temperaturas infernales de entre 39° y 45°, lo que implica una anomalía térmica de entre 5 y 20 grados por encima de lo normal para la época del año.

Europa es un horno, más caliente que el Sahara en algunos puntos

Un termómetro de farmacia que muestra una temperatura de 45 grados centígrados en Nantes (Francia) el 13 de julio de 2022.

Por poner más muestras, En Francia miles de personas han tenido que huir estos días de los incendios forestales, y en varias ciudades las temperaturas alcanzaron los 42 grados.

Un aeropuerto del Reino Unido suspendió los vuelos después de que su pista se derritiera, según Sky News, y otro después de que su pista se doblara por el calor. Gales registró la temperatura más alta de su historia. Los meteorólogos del Reino Unido esperan temperaturas todavía más altas hoy. 

Ni en Portugal ni en muchas regiones del sur de Francia es habitual observar grandes incendios en la primera quincena de julio, puesto que el estrés hídrico estival alcanza su máximo a finales de agosto.

Según los servicios meteorológicos, Bélgica, Alemania y puntos del sur de los países escandinavos podrían verse afectados por las altas temperaturas esta semana. Destacan también los 42 grados de Burdeos, los 38 de Atenas, los 36 de Ámsterdam o los 38 de Róterdam, señalaLa Vanguardia.

El resto del mundo sigue salpicado por violentas olas de calor: el hemisferio norte ha batido múltiples récords este mes, desde China hasta el norte de África y Estados Unidos, donde las previsiones indican que el calor extremo podría continuar durante 2 semanas más, según insider.

¿Qué relación guarda la ola de calor con el cambio climático?

Un niño se refresca en una fuente durante la ola de calor en Bruselas (Bélgica) el 19 de julio de 2022.

La temperatura media del planeta ha aumentado 1,1 °C desde los niveles preindustriales, especialmente por enorme aumento de los gases de efecto invernadero desatado por la actividad humana. El dióxido de carbono, mayor contribuyente al calentamiento global, se ha disparado en un 48% entre 1750 y 2020 y llegó a su récord en 4 millones de años en 2021.

Al igual que el vidrio en un invernadero, el CO?, el metano, el óxido nitroso y otros gases atrapan el calor del sol, provocando que menos calor llegue al espacio.

"Creo que podemos decir con confianza que cada ola de calor que ocurre hoy se ha vuelto más intensa y más probable debido al cambio climático", dice Friederike Otto, profesora principal de ciencias del clima en el Instituto Grantham para el Cambio Climático y el Cambio Climático del Reino Unido.

Un estudio realizado por World Weather Attribution (WWA) encontró que la ola de calor que destruyó una aldea canadiense el verano pasado, después de que a un récord de 49,6?grados centígrados le siguiese un incendio forestal, fue 150 veces más probable por el cambio climático. Habría sido "prácticamente imposible" sin él, concluyeron los climatólogos. 

"La probabilidad de tener una ola de calor aumenta simplemente porque se está calentando. Y eso está sucediendo prácticamente en cualquier parte del mundo", explica a Insider Deepti Singh, climatóloga de la Universidad Estatal de Washington, y que vivió una ola de calor sin precedentes que causó más de 1400 muertes en el noroeste del Pacífico el verano pasado. 

Cómo identificar golpe de calor en perros: síntomas y qué debes hacer

?De la península ibérica, olvidaos?, dijo el físico alemán Hans Joachim Schellnhuber ante el insoportable calor que experimentaremos en el extremo sur del viejo continente debido al cambio climático, recogeThe Conversation. 

Otra investigación confirmó que las inundaciones mortales de julio de 2021 en Europa occidental fueron hasta 9 veces más probables debido al cambio climático.

Según el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) no dejan lugar a dudas: en 2030-2052 nos encontraremos 1,5 ? por encima de niveles preindustriales, lo que hará más abrasadoras, frecuentes y prolongadas las olas de calor, sobre todo en la crítica región mediterránea, donde se halla la península ibérica.  

"Debe haber una especie de cambio en la percepción de lo que realmente significa una ola de calor, que la ola de calor no es un día divertido en la playa, sino que es potencialmente peligrosa para la salud", dijo a Insider Kai Kornhuber, físico climático de la Universidad de Columbia. 

Las ciudades deben prepararse especialmente para soportar el calor, brindando más sombra a través de más vegetación, adaptando la infraestructura a las nuevas temperaturas extremas y agregar infraestructura social, como centros de enfriamiento, políticas para proteger a las personas que trabajan al aire libre y sistemas de alerta sólidos.

En marzo, un calor récord golpeó ambos polos a la vez, mientras que una calor de dos meses cubría India y Pakistán. Junio fue abrasador para Estados Unidos y Europa. 

Al finalizar la ola de calor de récord entre India y Pakistán que tuvo lugar el pasado mes de mayo, los científicos de World Weather Attribution realizaron un análisis de datos históricos, determinando que el cambio climático hizo que ese evento fuera 30 veces más probable. Antes se repetían hace 70 años, con un tiempo de retorno de unos 50 años, y ahora pueden suceder cada 4. 

Otros artículos interesantes:

Este planeta es un horno: 4 indicadores clave del cambio climático batieron récords en 2021, avisa la OMM

La larga sombra del fuego: vivir cerca de un incendio forestal aumenta el riesgo de varios tipos de cáncer

Este gráfico aterrador muestra las primeras 36 ciudades del mundo que se hundirán bajo el agua

Te recomendamos