Este planeta es un horno: 4 indicadores clave del cambio climático batieron récords en 2021, avisa la OMM

Un hombre yace en una acera durante una ola de calor en Portland (Oregón), el 11 de agosto de 2021.
Un hombre yace en una acera durante una ola de calor en Portland (Oregón), el 11 de agosto de 2021.

Reuters

La crisis climática le ha dado al planeta una vuelta de tuerca irreversible. En su informe más reciente, la Organización Meteorológica Mundial advierte de que en 2021 se batieron récords en 4 indicadores clave del cambio climático.  

En concreto, el año pasado se superaron registros y se alcanzaron valores sin precedentes en las concentraciones de gases de efecto invernadero, la subida del nivel del mar, el contenido calorífico del mar y la acidificación de los océanos

"Un nuevo ejemplo patente de que las actividades humanas están provocando cambios a escala planetaria en la tierra, el océano y la atmósfera, entrañando repercusiones nocivas y duraderas para el desarrollo sostenible y los ecosistemas", apunta la OMM.

Diferencia de temperatura media anual mundial con respecto a las condiciones preindustriales (1850–1900) para seis conjuntos de datos de temperatura mundial (1850–2021).

¿Qué podemos hallar en el balance del 2021? Condiciones meteorológicas extremas que se cobraron un alto precio en vidas humanas, mermaron el bienestar y alteraron la seguridad alimentaria e hídrica, agravando el éxodo y causando pérdidas económicas por valor de cientos de miles de millones de dólares estadounidenses. 

"En 2022, todas esas consecuencias se han agudizado", avisa la OMM con respecto al presente. 

Los últimos 7 años han sido los más cálidos desde que hay registros

Pese a que los episodios causados por el fenómeno de La Niña a comienzos y finales de 2021 rredujeron transitoriamente la subida de las temperaturas, el pasado ejercicio entra dentro de los 7 años más cálidos jamás registrados, que son precisamente los 7 últimos, consecuencia del calentamiento global. 

En concreto, en 2021 la temperatura media mundial superó en aproximadamente 1,11 en las máximas y un 0,13 °C en las mínimas los niveles preindustriales. "Es solo cuestión de tiempo hasta que vuelva a batirse el récord de año más cálido jamás registrado", señaló el Secretario General de la OMM, profesor Petteri Taalas. 

El experto pide renovables como solución para combatir la crisis climática. El comunicado de la OMM destaca los datos de 2021 como "la sombría confirmación del fracaso de la humanidad" para frenar el cambio climático. 

Una casa se refleja en las aguas de la inundación en el vecindario de Yarrow después de que las tormentas provocaran inundaciones y deslizamientos de tierra en Chilliwack, Columbia Británica (Canadá).

Son varias las situaciones de emergencia actuales, desde la sequía en el Cuerno de África a las recientes inundaciones mortales en Sudáfrica o el calor extremo registrado en la India y el Pakistán, donde los termómetros han llegado a marcar temperaturas insoportables 50 grados en el aire y 60 grados en el suelo. 

 Un artículo científico publicado en The Conversation destaca que mientras que estas olas de calor se repetían hace 70 años con un tiempo de retorno de unos 50 años, se están repitiendo ahora cada 4 años más o menos.

Calor de récord en los océanos

Además de que los últimos 7 años (2015-2021) hayan sido los más cálidos desde que se tiene constancia, el calentamiento de los océanos también alcanzó niveles de récord en 2021. 

La capa superior de los océanos, que llega a los 2 000 metros de profundidad, siguió calentándose en 2021 y todo apunta a que seguirá su ascenso, desencadenando un cambio irreversible en escalas temporales de cientos a miles de años.

Además, el calor está penetrando en cotas cada vez más profundas. En algún punto de 2021, gran parte del océano se vio afectado por al menos una ola de calor marina de carácter intenso, un paso más cerca del peor cataclismo marino en los últimos 250 millones de años.

Los mares más ácidos en 26.000 años

Los mares también son cada vez más ácidos debido a la absorción del 23 % de las emisiones antropogénicas anuales de CO₂ acumuladas en la atmósfera. La acidificación se produce cuando este gas reacciona con el agua del mar y provoca un fenómeno circular: a medida que el pH de los océanos disminuye, también se reduce su capacidad para secuestrar carbono. 

En la cuerda floja: ya hay un 50% de probabilidades de sobrepasar el umbral de 1,5 grados de calentamiento global

En la actualidad y según los cálculos del IPCC, el pH de la superficie de mar abierto se encuentra actualmente en su nivel más bajo desde hace como mínimo 26.000 años. El ritmo actual carece de precedentes. 

Subida del nivel de las aguas a causa del deshielo

En Bolivia, un glaciar en retroceso 'condenado a desaparecer'.

Además de más ácido y caliente, el  mar también sigue subiendo su cota: el nivel medio del océano a escala mundial también superó un nuevo máximo en 2021, tras aumentar una media de 4,5 mm anuales durante el período 2013-2021.

Este número duplica la media registrada entre 1993 y 2002 y se debe a una aceleración del deshielo y el derretimiento de los glaciares. Aunque en el año glaciológico 2020/2021 el deshielo fue menor que en otros ejercicios previos, hay una tendencia muy clara a la pérdida cada vez más rápida de masa de hielo.

Si miramos atrás, desde mitad del siglo pasado, los glaciares de referencia del planeta se han reducido en 33,5 metros, y el 76 % de esa pérdida de masa se ha producido desde 1980. 2021 fue especialmente duro para los glaciares del Canadá y el noroeste de los Estados Unidos debido a las olas de calor y los incendios de junio y julio. 

Como récords destacados, en Groenlandia hubo un episodio excepcional de deshielo a mediados de agosto y también llovió por primera ocasión en la historia en Summit Station, el punto más elevado del manto de hielo, a 3.216 metros de altitud. 

Otros tristes datos de 2021 que reflejan la crisis climática

Entre otros datos de récord climático acontecidos en 2021, destacan las múltiples olas de calor como la del Valle de la Muerte en California, con 54,4 °C el 9 de julio de ese año, la temperatura más alta en el mundo desde la década de 1930. También se llegó a 48,8 °C en Siracusa (Sicilia), y a 49,6 °C el 29 de junio en la provincia canadiense de la Columbia Británica.

El verano fue particularmente devastador: graves inundaciones en la provincia china de Henan y en Europa occidental, una profunda sequía en el Cuerno de África, el Canadá, el oeste de los Estados Unidos, el Irán, el Afganistán, el Pakistán y Turquía, y terribles consecuencias de huracán Ida, que tocó tierra en Luisiana el 29 de agosto. 

En 2021 también se agudizó la crisis de seguridad alimentaria y el riesgo de hambruna, y aumentaron los desplazamientos: el año pasado los récords vinieron de China (más de 1,4 millones), Filipinas (más de 386.000) y Vietnam (más de 664.000). 

La guadaña está en el aire: la contaminación mata a 9 millones de personas al año, una sexta parte de todos los decesos

El agujero de la capa de ozono sobre la Antártida alcanzó una superficie equivalente a la de África, llegando a un máximo inusual, profundo y extenso de 24,8 millones de kilómetros cuadrados. 

Los ecosistemas también experimentan las peores consecuencias del cambio climático, sobre todo los terrestres, costeros, marinos y de agua dulce. Los más desfavorecidos son los montañosos y los océanos, especialmente praderas submarinas, bosques de algas y los agonizantes arrecifes de coral.

Entre el 20% y el 90% de los humedales costeros actuales se encuentran en riesgo de desaparecer, mientras que entre 7 y 9 de cada 10 corales dirán adiós con un calentamiento de 1,5 °C, un número que salpicaría a la práctica totalidad (más del 99%) si la subida térmica alcanza a los 2 °C. 

Otros artículos interesantes:

Primavera precoz: el cambio climático también desconcierta a los pájaros, que anidan y ponen huevos un mes antes que hace un siglo

Estamos matando el mar: el calentamiento global abre las puertas al peor cataclismo en la vida marina de los últimos 250 millones de años

Este es el mapa del cambio climático en España en el futuro inmediato si no se frena el calentamiento global

Te recomendamos