Íñigo Amoribieta, fundador de Otovo España y ex-CEO de Groupon y La Nevera Roja, se sincera: “Se trataba de meterle el dedo en el ojo a Just Eat hasta que se sentaran a negociar. Y nos acabaron comprando”

El fundador de Otovo España, Íñigo Amoribieta.
El fundador de Otovo España, Íñigo Amoribieta.

Otovo.

Se llama Íñigo Amoribieta y tiene 45 años. Su especialidad, afirma, es en atraer empresas y hacerlas crecer a un ritmo del 10% o el 15%. Actualmente, lidera la internacionalización de Otovo (una empresa especializada en alquiler de paneles solares, que acaba de obtener beneficios por primera vez en España). Antes, fue CEO de Groupon, La Nevera Roja y We Are Knitters.

En conversación con Business Insider España, asegura que, después de estudiar Empresariales y comenzar su experiencia en la gestión, se dio cuenta de que lo que le gustaba era ser empresario y encontró un nicho en los marketplaces.

Las compañías que le interesan, resalta, son aquellas que ya han demostrado que tienen un valor en el mercado. Su objetivo al frente de ellas es hacerlas despegar en los primeros años: "Mis capacidades giran alrededor de juntar equipos, aunarlos y demostrar que se puede ganar dinero con esa empresa". 

Groupon pasó de 20 a 100 millones de facturación

En 2011, relata, Groupon llevaba funcionando en España 2 años y medio. La empresa la habían montado unos alemanes y, posteriormente, la había comprado Groupon Estados Unidos. 

"Ellos me vinieron a buscar, porque les había surgido un problema: habían nacido Groupalia y LetsBonus. La competencia se los comía. Cuando comencé como CEO de Groupon España facturaban 20 millones de euros, en 2 años eran 100 millones". 

Llegados a ese punto, lo dejó: "Ya había pasado mi fase, que es la de acelerar, expandirse y escalar. Cuando una empresa está estabilizada y necesita una gestión más pausada, es el momento de otro. Negocios que crecen al 10% me aburren, porque requieren atención a un gran nivel de detalle, y yo no tengo esa capacidad".

"En La Nevera Roja me dijeron: o la sacamos a bolsa, o vendemos a Just Eat"

Los mismos socios inversores alemanes que crearon Groupon, requirieron sus servicios para ponerse al frente de La Nevera Roja

Afirma que contactaron con él y se lo dejaron muy claro: "O sacamos la empresa a bolsa o se la vendemos a Just Eat, tienes que empezar a trabajar para que uno de los 2 escenarios se produzca". 

De ComerComer a La Nevera Roja, los primeros pasos del 'delivery' en España antes de la 'era Glovo': "Pedir la comida a domicilio a través del móvil sonaba a ciencia ficción"

Consiguió doblar la facturación en 2 años, indica, y que se diera una de las opciones: la venta. 

"Básicamente, se puede resumir en meterle el dedo en el ojo a Just Eat hasta que se sentara en la mesa a negociar, bien para que salieran ellos de España, bien para que nos comprasen".

We Are Knitters: "Triplicamos la facturación y abrimos en 12 países"

El siguiente paso no fue un marketplace. Amoribieta entró como socio ejecutivo -con una importante participación en la empresa- en We Are Knitters

Facturaban 3 millones de euros, estaban en 4 países y seguían perdiendo dinero, afirma: "En 2 años triplicamos la facturación y abrimos en 12 países. Hicimos que la empresa fuera rentable". 

Destaca que es una empresa que actualmente sigue creciendo y que su labor consistió en profesionalizarla: "En realidad, trabajaban las mismas personas que antes, pero mejor organizadas, con herramientas y enfocando la atención al cliente de manera distinta". 

Fundador de Otovo España

Tras Groupon, La Nevera Roja y We Are Knitters, se subió al barco de Otovo, una empresa noruega especializada en paneles solares para autoconsumo

Él fue quien fundó esta empresa en España en enero de 2020, y acaba de obtener beneficios por primera vez.

Cuánto cuesta instalar unas placas solares para autoconsumo

Además, encabeza la internacionalización de la compañía: "Ya somos 400 personas, hemos abierto Italia, Francia, Alemania y Polonia y estamos en el proceso de instalarnos en Portugal y el Reino Unido".

¿Y el futuro? De momento, Amoribieta no se ve fuera de esta compañía: "Vuelvo a estar en la fase de crecimiento, de volver a construir. Me queda tiempo en Otovo". 

 

Otros artículos interesantes:

Las startups aeroespaciales, en riesgo de desaparición: deben prepararse "para lo peor", según los fondos

Startups, Crea y Crece o el desafío de los nuevos Presupuestos: 9 leyes que podrían ver la luz en lo que queda de año

La bolsa española pierde más de un 30% de empresas cotizadas desde 2016: las startups esquivan el parqué cada vez más sostenidas por el capital privado

Te recomendamos