Los precios del gas natural en Europa suben otro 7%, mientras Rusia restringe el suministro y el río Rin de Alemania se vacía

Una bicicleta emerge del fondo del río Rin por la gran sequía que asola a toda Europa.

Reuters

Los precios del gas natural en Europa volvieron a subir el miércoles, 10 de agosto de 2022, después de que Rusia siguiera reduciendo el suministro de energía y que el agua del río Rin en Alemania cayera a niveles críticos.

Los futuros de gas natural TTF holandés, el precio de referencia europeo, subieron un 7,4%, hasta los  206,4 euros por megavatio hora, no muy lejos de los máximos históricos de más de 210 euros alcanzados a fines de julio de 2022. Los precios europeos del gas han subido más de un 640% respecto al año anterior.

Europa trata de aumentar el gas natural almacenado y, de esa manera, garantizar el suministro durante el invierno, después de que Rusia redujera el flujo del combustible fósil a través del gasoducto Nord Stream 1 a solo el 20% de su capacidad.

Detenido el flujo de petróleo a Europa por el oleoducto Druzhba

El martes, 9 de agosto de 2022, la empresa rusa Transneft apuntó que el flujo de petróleo a través de la parte del oleoducto Druzhba que conecta Rusia con Europa central, se detuvo durante 5 días debido a una disputa sobre los pagos. El anuncio generó más preocupaciones en el continente sobre la seguridad energética.

"La interrupción del flujo de petróleo en el oleoducto Druzhba, le recuerda al mercado que Rusia jugará con el suministro de energía a Europa tanto ahora como durante el próximo invierno", comentó a Business Insider Bjarne Schieldrop, analista de Materias Primas del banco sueco SEB.

La sequía está vaciando el Rin

Mientras tanto, el río Rin, una arteria de transporte de energía vital, que fluye a través de Alemania, se está agotando peligrosamente después de una sequía prolongada en Europa

Es posible que pronto las barcazas grandes no puedan transportar combustible río arriba y río abajo hasta fábricas como las de la empresa química BASF.

Ole Hansen, estratega jefe de Materias Primas de Saxo Bank, señaló a Business Insider quela sequía que este verano está asolando a toda Europa "ha reducido los niveles de agua en el río Rin a un nivel que pronto imposibilitará el envío de carbón y combustibles, lo que podría provocar un aumento de la demanda de gas canalizado".

Un cierre total del gas ruso dejaría a Europa con graves problemas de suministro de energía: así afectaría a cada país, según el FMI

También en conversación con Business Insider, Joshua Mahony, analista de la plataforma comercial IG, anotó que, "si el suministro se agota durante estos últimos meses del verano, existe un riesgo claro de que el uso de energía se racione en detrimento de la actividad económica en la región".

Craig Erlam, analista de mercado de la firma de divisas Oanda, alertó, por añadidura, de que el período volátil de la energía europea muestra pocas señales de desaparecer.

"El mercado es extremadamente ajustado, el almacenamiento es bajo y los suministros rusos son reducidos y poco confiables. En este contexto, el mercado es muy sensible a más interrupciones en el suministro y al clima", alertó.

Otros artículos interesantes:

Por qué los drones de Ucrania son cada vez menos efectivos contra Rusia, según los expertos

Los 10 países con mayores reservas de gas natural del mundo en 2022

10 medidas para que Europa dependa menos del gas natural de Rusia

Te recomendamos