La generación Z cambiará el capitalismo tal y como lo conocemos

Jacob Zinkula,
Generación Z y capitalismo.

Christoph Soeder/picture alliance via Getty Images; Alyssa Powell/Business Insider

  • Entre los miembros de la generación Z en Estados Unidos el sistema capitalista no acaba de convencer, lo que ha llevado a muchos expertos a pensar que los jóvenes se inclinan más por el socialismo.
  • Sin embargo, el debate no está entre capitalismo y socialismo, ya que lo que preocupa en realidad a esta generación son los problemas que plantea el sistema actual, como los precios de la vivienda, la desigualdad o el sistema educativo.

A los jóvenes estadounidenses de la generación Z no les convence del todo el capitalismo.

En una encuesta realizada por Business Insider a más de 1.800 jóvenes en Estados Unidos, el 28% de los encuestados entre 18 y 26 años (generación Z) afirman preferir en cierta medida o totalmente el sistema económico del socialismo al capitalismo. Son la generación que más escoge esta opción. De hecho, están casi al mismo nivel que el 29% de la generación Z que afirma preferir el capitalismo. El resto de los miembros no señala ninguna preferencia o no está seguro de qué prefiere.

La encuesta se realizó en julio en colaboración con YouGov. La generación Z comprende a los nacidos entre 1997 y 2012, pero Business Insider solo encuestó a los mayores de 18 años.

Por supuesto, la definición exacta de sistema económico capitalista o socialista depende de a quién se pregunte. Las economías de todo el mundo funcionan con distintos niveles de fiscalidad, regulación y apoyo del Estado a servicios como la educación y la sanidad. Y es habitual que las generaciones más jóvenes se escoren más a la izquierda en cuestiones sociales, políticas y económicas que las generaciones mayores.

No obstante, los altos niveles de apoyo al socialismo entre los Z estadounidenses son sorprendentes, y reflejan una significativa falta de confianza en el capitalismo como sistema económico. Según esta generación y los expertos con los que ha hablado Business Insider, también refleja una insatisfacción con la desigualdad económica generalizada que algunos jóvenes consideran endémica en Estados Unidos.

"Ver la avaricia de las empresas en las noticias todos los días hace comprensible que queramos algo mejor", señala a Business Insider Marianna Pecora, de 19 años, directora de comunicaciones de la organización Voters of Tomorrow (Votantes del mañana), dirigida por la generación Z. "No creo que esa demanda de algo mejor sea necesariamente un sistema socialista. Más bien, se trata de que el sistema en el que estemos trabaje para apoyar al mayor número posible de personas", añade.

Los jóvenes de la generación Z irán convirtiéndose progresivamente en los líderes del mañana, lo que significa que tendrán el poder de trazar el futuro económico de Estados Unidos. Hemos hablado con expertos sobre los motivos por los que la generación Z no ve con buenos ojos el capitalismo y sobre los cambios que se avecinan para los ciudadanos estadounidenses en los próximos años si esta generación logra sus objetivos.

La generación Z afirma que los elevados costes de la vivienda, la sanidad y la universidad son fallos del actual sistema capitalista

Christina Elson, CEO del Centro para el Estudio del Capitalismo de la Universidad de Wake Forest (Carolina del Norte, Estados Unidos), explica a Business Insider que cuando se pregunta a los jóvenes qué opinan sobre la propiedad privada de la vivienda y el espíritu empresarial (ambas ideas capitalistas), estos no se muestran en contra. Pero cuando el tema se centra en cómo está funcionando el actual sistema económico, la insatisfacción de la generación Z empieza a manifestarse.

"En la mente de la mayoría de los estadounidenses, y en particular de los más jóvenes, la sanidad es un sistema roto. Los más jóvenes tienden a pensar que el sistema se beneficiaría de una mayor intervención del gobierno", afirma.

Elson señala que los altos costes de la vivienda y la educación, además de la desigualdad, son otras áreas clave en las que muchos miembros de la generación Z piensan que el sistema capitalista falla. 

Si comparamos las preocupaciones de los jóvenes estadounidenses con las que se observan en España, hay un denominador común muy destacado: el tema de la vivienda. Los precios ahogan a las generaciones más jóvenes, que en muchas ocasiones se ven incapaces de asumir los gastos que supone el alquiler (y no digamos la compra).

En el ámbito político, parece más difícil determinar cuál es la inclinación en España. No obstante, y según publicó Newtral, una encuesta del CIS para las últimas elecciones de julio indicaba que el 25,8% de los encuestados entre 18 y 24 años votaría al PSOE, mientras que algo más del 15% optaría por el PP y porcentajes inferiores por Sumar y Vox. No obstante, otras publicaciones y estudios hablan mayoritariamente de indecisión entre los votantes más jóvenes.

"Se oye hablar de los multimillonarios y de que debería limitarse la riqueza, pero ese no es realmente el problema. La cuestión es la base, es decir, cuál es el nivel de vida mínimo adecuado para un ciudadano estadounidense, y qué papel debe desempeñar el gobierno para garantizar que la gente no caiga por debajo de ese nivel", comenta en relación con las preocupaciones de la generación Z.

Precisamente, el momento en que un sistema económico con una importante intervención gubernamental se convierte en "socialista" es objeto de debate.

Paul Collier, economista y autor del libro El futuro del capitalismo, declara a Business Insider que existen dos tipos de capitalismo: el que "eleva", que ofrece oportunidades a los trabajadores, y el que "arrastra", que conduce a una desigualdad generalizada. Según él, Estados Unidos ha experimentado mucho de este último tipo en las últimas décadas, por lo que no le sorprende que muchos miembros de la generación Z estén descontentos.

"El problema no es el capitalismo. Es qué tipo de capitalismo tienes", afirma el economista. "Y la forma en que se ha desarrollado desde aproximadamente 1970 para la mayoría de los estadounidenses ha sido una mierda".

En las últimas décadas, según Collier, los responsables políticos se han centrado en el crecimiento económico y han asumido erróneamente que la riqueza llegaría a todo el mundo. Pero en realidad, los beneficios de este crecimiento han ido a parar a manos de una "pequeña élite".

Según el Instituto de Política Económica (un think tank de Washington), el 1% de los estadounidenses más ricos gana más de 26 veces más que el 99% de los más pobres y acapara el 21% de los ingresos totales del país. Sin embargo, hay indicios de que la desigualdad se ha reducido en los últimos años debido a los fuertes aumentos salariales de los trabajadores con rentas más bajas. En 2022, el patrimonio neto medio de los estadounidenses alcanzó un máximo histórico.

Los líderes de la generación Z dicen que "el sistema es corrupto" y que la avaricia de las empresas ha ido demasiado lejos

Internet ha proporcionado a los jóvenes una información casi ilimitada, lo que ha llevado a muchos a creer que el "juego está amañado" en su contra, según indica a Business Insider Elise Joshi, de 21 años, CEO de Gen-Z for Change, un colectivo de activistas de la generación Z que utiliza las redes sociales para impulsar un cambio progresista.

"Un sistema que se centra en la sobreproducción, el consumo excesivo y el crecimiento perpetuo no es sostenible. Desde el aumento del desarrollo del petróleo en medio de una crisis climática hasta el aumento de los costes de los alimentos y la energía, es solo cuestión de tiempo que nos pongamos de acuerdo colectivamente en que este sistema no puede persistir", afirma.

Pecora opina que los jóvenes votantes no están pensando en el debate entre capitalismo y socialismo. Pecora apunta a la condonación de 4.800 millones de dólares de deuda estudiantil, la ley de Reducción de la Inflación (IRA) o la creación del Cuerpo Climático Estadounidense como políticas que han beneficiado a los jóvenes, pero subraya que todavía son necesarias nuevas inversiones para la educación preescolar universal, la universidad pública gratuita y un mayor alivio de la deuda estudiantil.

"Todas estas cuestiones son las que preocupan verdaderamente a los votantes jóvenes. Y creo que se trata más de estas cuestiones económicas individuales que afectan a la vida cotidiana de la gente que de una cuestión de capitalismo frente a socialismo", argumenta.

Reformar el capitalismo: es más fácil decirlo que hacerlo

Para aquellos miembros de la generación Z que esperan retocar algún día el sistema capitalista estadounidense, quedan muchos obstáculos en su camino.

"Lo que realmente preocupa a los jóvenes más que el capitalismo frente al socialismo es la posibilidad de una segunda presidencia de Donald Trump. Cuando se habla de la próxima década de nuestra generación y del estado de nuestra economía, el foco se reduce a las elecciones de 2024", añade Pecora. Encuestas recientes muestran una reñida carrera presidencial entre los votantes jóvenes entre el presidente Joe Biden y el expresidente Donald Trump.

En las próximas décadas, Collier cree que la generación Z se mostrará ansiosa por ese cambio y tendrá que encontrar una manera convincente de vender a los estadounidenses algunas políticas impopulares (como la subida de impuestos) que podrían ayudar a reducir la desigualdad.

"Necesitamos a alguien tan carismático como Trump, pero con una agenda mucho más seria. O algunos movimientos sociales que sean ascendentes y abracen a una gran mayoría de estadounidenses", añade.

El economista señala otros países del mundo que, según él, han logrado conservar los valores capitalistas y reducir la desigualdad, citando a Dinamarca como ejemplo principal.

Tanto si se trata de la generación Z como de las posteriores, Collier se muestra optimista con que Estados Unidos acabará tomando la dirección que considera óptima.

"El arco de la historia es largo, pero hasta ahora, la presunción de que las cosas acabarán mejorando siempre ha sido acertada", afirma.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.