Los trabajadores de Getir en España denuncian que la compañía ha forzado bajas voluntarias de los repartidores para esquivar un despido colectivo

Un 'rider' de Getir.
Un 'rider' de Getir.

Continúan las turbulencias en Getir. Según ha podido saber Business Insider España en exclusiva, la compañía de reparto turca habría estado forzando las bajas voluntarias de sus repartidores en España para no tener que llevar a cabo un despido colectivo.

Getir ha cerrado hasta 20 supermercados fantasma en España, 10 de ellos solo en Madrid, y ha llevado a cabo un importante recorte de plantilla en la parte de oficinas, con despidos masivos que han afectado a decenas de empleados, según los propios afectados.

Un portavoz de Getir España no ha respondido a la solicitud de comentarios por parte de Business Insider España para la elaboración de este reportaje.

Sin embargo, a pesar de haber echado el cierre de las dark stores, los empleados de las mismas —tanto riders como pickers— no han sido despedidos, sino que han sido reasignados a otras tiendas, en muchos casos, lejos de sus domicilios.

Por este motivo, muchos de los repartidores han dejado la empresa de manera voluntaria, ya que con la reubicación, aunque tuvieran tiendas más cerca de donde viven, muchos tardan más de una hora en llegar desde sus casas al lugar de trabajo.

Las apps de 'delivery' ignoraron los principios básicos del mundo de los negocios para disparar su crecimiento: ahora se enfrentan a miles de despidos, al desplome de sus acciones y a una guerra brutal por su supervivencia

Además, muchos trabajadores terminan sus turnos pasadas las 12 de la noche, teniendo que volver a sus casas en transporte público nocturno, lo que incrementa hasta el doble de tiempo sus desplazamientos.

"Han cerrado las tiendas de la noche a la mañana y a los empleados se les ha avisado prácticamente el mismo día", asegura un rider de Getir a Business Insider España. "Muchos han renunciado y la empresa así no les tiene que pagar el finiquito", añade.

El testimonio de este rider coincide con el de otros compañeros de la parte de oficinas, donde más de 35 trabajadores —según las propias estimaciones de los afectados— han sido despedidos de manera disciplinaria en el último mes

La empresa de esta manera ha evitado a toda costa llevar a cabo un despido colectivo, y ahora se enfrenta a una demanda por parte de un grupo de trabajadores, por lo que aseguran se trata de "un ERE encubierto".

El modus operandi de la empresa de reparto con el personal de almacén ha sido diferente, según el testimonio de los propios empleados de Getir, ya que la empresa habría optado por endurecer las condiciones de trabajo para forzar que sean los trabajadores directamente los que renuncien y así evitarse el costoso despido.

Además de la reubicación, Getir habría estado cambiando los turnos deliberadamente del personal de almacén para perjudicar a sus propios trabajadores, según comparten varios empleados a Business Insider España. 

Muchos trabajadores de la compañía compaginan su trabajo en la empresa de reparto a media jornada con otros empleos. Pero como consecuencia de estos cambios de horario, les era imposible compatibilizar los 2 trabajos, y muchos han acabado abandonando de manera voluntaria, tal y como cuentan a Business Insider España.

Desde el sindicato UGT aseguran que están al corriente de la situación, y denuncian que esta medida supone una modificación sustancial de las condiciones de trabajo, y que la empresa tenía que haber abierto un artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores, que recoge esta cuestión y establece los requisitos para llevar a cabo dichas medidas.

La empresa puede acordar modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo cuando existan probadas razones económicas, técnicas, organizativas o de producción. 

'Muchas empresas van a evaporarse': los titanes tecnológicos de Silicon Valley tienen graves problemas, y van a arrastrar al resto del mercado

Sin embargo, en este caso, desde el sindicato denuncian que la negociación se ha llevado a cabo de manera individual, cuando debía haber sido colectiva, ya que la medida ha sucedido en un periodo de 90 días y ha afectado a más de 30 trabajadores en una empresa que cuenta con más de 300 empleados.

"En el caso de que algún trabajador demande de manera individual, la empresa puede tener un problema", comenta Rubén Ranz, de UGT a Business Insider España.

"La cuestión es que están buscando exactamente eso. Como tienen un perfil de trabajadores que en su mayoría son población migrante, estos se están buscando otro trabajo, ya que no pueden permitirse el lujo de pararse a demandar o no conocen los procedimientos judiciales de nuestro país", añade.

Es difícil conocer el número exacto de personas de la parte de almacenes que han abandonado la empresa en los últimos meses, ya sea de manera voluntaria, como por despidos disciplinarios. La empresa no ha hecho ninguna comunicación ni pública ni interna al respecto dando más detalles.

Además, los propios trabajadores con los que ha podido hablar Business Insider España aseguran que el área de dark stores tiene ya de por sí una muy alta rotación.

Sanciones por llegar 3 minutos tarde

Según el testimonio de varios trabajadores de Getir, la compañía también habría endurecido en los últimos meses las condiciones del personal del almacén, interponiendo sanciones graves a los repartidores, como por ejemplo, retrasarse 3 minutos en llegar a sus puestos de trabajo, para que estos acumularan faltas y forzar su despido disciplinario.

Si un trabajador acumula 4 faltas graves, puede ser despedido de manera disciplinaria por la empresa, cuentan estos trabajadores.

Además, en muchas ocasiones, según el testimonio de los empleados, se les ha obligado a seguir llevando el uniforme corporativo —un mono de trabajo completo color morado— en plena ola de calor en España para hacer funciones que poco tienen que ver con el envío de alimentos, como repartir folletos publicitarios por la ciudad o simplemente hacer branding.

Los repartidores tenían que salir a la calle con temperaturas por encima de los 40 °C, "como si fueran una valla publicitaria humana", comenta uno de los riders de Getir a Business Insider España.

Getir despide de manera masiva en España y cierra 20 supermercados fantasma sin previo aviso

Getir

Los trabajadores aseguran que la empresa no les ha dado ninguna explicación ante el cierre en masa de los supermercados fantasma. "No te dicen el motivo, no te dicen nada", asegura este mismo empleado.

"Yo me he enterado por un amigo, que a su vez se lo dijo su jefe, que estaban haciendo estos recortes previendo la baja demanda debido a la mala situación que se está viviendo con la inflación", añade.

Según varios empleados de la compañía de la parte de oficinas, a la vuelta del verano sospechan que vendrá una nueva ola de despidos que afectará principalmente al personal de los almacenes, ya que actualmente hay muchos riders y pickers, pero apenas hay pedidos.

"En la tienda los pedidos han bajado bastante. Podemos estar entre una hora, y una hora y media sin hacer pedidos. Solo salen cuando lanzan campañas de promociones de envíos gratis o cuando regalan cosas", asegura el rider.

Otros artículos interesantes:

Gorillas cambia de estrategia a nivel global y anuncia recortes de plantilla: en España sopesa vender sus operaciones y busca socio

¿Burbuja a punto de estallar en los envíos ultrarrápidos? La startup alemana Gorillas pierde 3.000 millones de euros de valoración mientras busca conquistar a DoorDash

Cuenta atrás para el final de la aventura de Gorillas en España: los empleados hablan de un ambiente tóxico, malas decisiones estratégicas y un modelo de negocio poco rentable

Te recomendamos