Los trabajadores despedidos por Google dicen que la forma impersonal en que la compañía los despidió demuestra que es "una empresa tan despiadada como cualquier otra"

Grace Dean
| Traducido por: 
Sundar Pichai

Sajjad Hussain/AFP via Getty Images

  • Los trabajadores despedidos de Google se han sorprendido de que el gigante tecnológico les despidiera por correo electrónico.
  • "Da la sensación de que son una empresa tan despiadada como cualquier otra", dice un exempleado.

Los trabajadores despedidos de Google dicen hallarse consternados por la forma abrupta e impersonal con la que han sido despedidos.

El 20 de enero, Google comunicó por correo electrónico a primera hora de la mañana que "ya no tenía" trabajo para ellos. La empresa ha sido considerada durante mucho tiempo como una pionera en cultura corporativa, una de las empresas que más ha contribuido a dar forma a lo que ahora se ha convertido en una norma entre las principales empresas tecnológicas. Su personal, sin embargo, dice estar decepcionado por el hecho de que, tras años de servicio, se les haya despedido por correo electrónico.

Un ingeniero de seguridad que se enteró de su despido tras recibir una notificación en su teléfono de trabajo durante la noche y darse cuenta de que no podía desbloquear sus dispositivos de la empresa, cuenta a Business Insider que ser despedido de esta manera fue un "shock".

"Esa no era la cultura en la que trabajábamos, al menos no hasta ahora", detalla. "Google no se comportó como supuestamente se comporta Google".

Muchos trabajadores despedidos han hablado con Business Insider bajo condición de anonimato por temor a que hacerlo pudiera alterar su indemnización por despido o cerrarles para siempre la puertas de una empresa a la que, piensan, tal vez puedan volver en un futuro. Sus identidades son conocidas por Business Insider.

Google es conocida por su riguroso proceso de entrevistas, lo que convierte a sus trabajadores en objetivo de cazatalentos. Muchos, sin embargo, optaban hasta ahora por quedarse por su cultura abierta, sus beneficios (como lavandería y gimnasio dentro de la propia empresa) y su seguridad laboral.

Paul Baker, director de producción de vídeo, cuenta a Business Insider que abrazó "al 100% la cultura de Google" y que a veces se pasaba el día entero en el campus. "Me bebí todo su Kool-Aid", afirma, aludiendo al Kool-Aid, una bebida en polvo con la que se produjo el suicidio masivo de una secta en Guyana a finales de los 70. En inglés, equivale a afirmar, figuradamente, que alguien ha tomado un veneno de manera voluntaria, es decir, que ha aceptado conscientemente algo que le hace mal.

"Google era como mi casa", explica a Business Insider un miembro del equipo de análisis de Google que llevaba allí alrededor de una década. "Era una familia. Podías sentirlo cuando entrabas por la puerta".

Los despidos están obligando a los trabajadores del sector tecnológico a enfrentarse a una dura realidad: el lugar de trabajo no es lo mismo que una familia.

Dice que sintió que se habían aprovechado de él, que le habían dejado vacío. La decisión de despedir al personal por correo electrónico fue a sus ojos "inhumana" y demostró para él que Google era "solo una empresa", resume.

Una gestora de programas técnicos despedida afirma que había rechazado otras ofertas de trabajo y se había trasladado a la otra punta del país cuando empezó a trabajar hace menos de un año. Al leer el correo electrónico, se le saltaron las lágrimas.

Otros trabajadores despedidos cuentan a Business Insider que los despidos por correo electrónico "parecían perezosos", mostraban "cobardía" y que eran "realmente desagradables".

"La mecánica de todo esto fue muy mala", dice uno.

Baker comenta a Business Insider que fue despedido mientras disfrutaba de un permiso para cuidar a una persona. Un amigo le envió un mensaje sobre los despidos, y Baker se dio cuenta de que estaba afectado cuando no pudo iniciar sesión en su ordenador portátil.

"Es algo sin precedentes, porque Google nunca había actuado así", explica. "Básicamente me he quedado incomunicado de la empresa, y aún estoy tratando de averiguar cómo funciona mi indemnización mientras estoy de baja por cuidado de un familiar".

Las amenazas se ciernen sobre Google: esto es lo que tiene que hacer para sobrevivir

Otras trabajadoras fueron despedidas mientras estaban de baja por maternidad.

Baker relata que no se siente resentido por la naturaleza impersonal de los despidos, "solo extremadamente decepcionado".

Nicholas Whitaker, que trabajaba en el equipo de desarrollo personal de Google antes de ser despedido, dice a Business Insider que cuando esa mañana vio mensajes de amigos preguntándole si estaba bien, pensó que se había producido un tiroteo o un desastre natural.

Su reacción inicial fue de "completo shock y consternación", dice, describiendo la falta de contacto personal como una "bofetada en la cara".

"Lo que más escuece es simplemente la falta de respeto y la falta de humanidad en la forma en que se abordó".

Los trabajadores despedidos cuentan que, en muchos casos, sus jefes se pusieron en contacto con ellos por otros canales para ofrecerles su apoyo y expresar su sorpresa por los despidos después de que los empleados afectados fueran rápidamente desconectados de los canales de comunicación corporativos. Al parecer, a muchos directivos no se les informó con antelación de los despidos ni se les pidió que ayudaran a seleccionar a los empleados. Dos de los trabajadores despedidos con los que ha hablado Business Insider detallan de hecho que sus jefes también habían sido despedidos.

Los husos horarios crearon más problemas. Mientras que en EEUU muchos trabajadores se despertaron con el correo electrónico de despido o lo recibieron antes de empezar a trabajar, en Europa no fue así. Dan Lanigan-Ryan, un reclutador de recursos humanos afincado en Irlanda, explica a Business Insider que poco a poco se fue quedando bloqueado en las cuentas de la empresa, algo que otros trabajadores achacaron a problemas técnicos. El proceso se culminó cuando perdió la línea de una llamada que mantenía precisamente con un candidato a un puesto de trabajo.

"Me bloquearon todo. Y entonces vi en las noticias, unos 15 o 20 minutos más tarde, que Google anunciaba 12.000 despidos", relata.

Google anunció públicamente los despidos alrededor de las 2.30 de la mañana hora del Pacífico, más o menos las 11.30 de la mañana en España.

Lanigan-Ryan explica además que, como estaba subcontratado, no recibió el correo electrónico de despido de Google, sino que solo le llegó un mensaje unas horas más tarde de su propia empresa.

Un empleado de Analytics que lleva 10 años en la empresa afirma por otra parte que algunos empleados estadounidenses ni siquiera recibieron el correo porque Google tenía archivada una dirección de correo electrónico incorrecta.

Dos trabajadores con más de una década de antigüedad que no se vieron afectados por los despidos cuentan por otro lado que la plantilla teme más recortes

"Creo que todo lo que antes nos hacía sentir especiales o al menos parte de una misión que no es solo ganar dinero ha desaparecido", afirma un ingeniero de la Costa Oeste. Un ingeniero de la Costa Este se pregunta qué distingue a Google de otras empresas ahora que la sensación de seguridad de sus trabajadores ha desaparecido.

Microsoft tiene por fin ante sí la oportunidad de morder a Google con ChatGPT, pero tiene que actuar con rapidez

"Para preservar la cultura de la empresa me habría gustado que los despidos se hubieran hecho de forma más concertada y meditada", afirma un trabajador despedido que llevaba unos 5 años en la tesorería de Alphabet.

"No puedo entender por qué Google ha optado por dilapidar la confianza que los empleados tienen en la empresa haciéndolo de esta manera".

Una redactora técnica de Google que no fue despedida declara que ahora quienes quedan se sienten "prescindibles". Ella misma tiene problemas para concentrarse tras unos despidos que califica como una "traición masiva a su confianza".

"Da la sensación de que son una empresa tan despiadada como cualquier otra", reflexiona un empleado despedido que llevaba casi 5 años en Google Cloud.

"Se les acaba de caer la corona".

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.