Las actividades más peligrosas relacionadas con el contagio de COVID-19, desde compartir un coche hasta tener una conversación de 30 minutos

Nikada/Getty Images

Estar más de 30 minutos hablando con un contagiado de COVID-19, la enfermedad del nuevo coronavirus, es una de las actividades más peligrosas que puedas llevar a cabo ahora mismo. 

También lo es compartir una habitación o un coche con alguien infectado con el SARS-CoV-2. 

Estos hallazgos se han descubierto en Singapur, donde las exhaustivas técnicas de rastreo del nuevo coronavirus han ejemplificado un escenario casi perfecto de cómo es el virus en acción. 

El estudio, publicado en la prestigiosa revista médica The Lancet Infectious Diseases a principios de esta semana, rastreó a todas las personas que estuvieron en contacto cercano con un paciente infectado en dicha ciudad-estado entre el 23 de enero y el 3 de abril.

Es decir, a 7.770 personas que vivían, trabajaban y socializaban con personas que se contagiaron con el virus en Singapur.

La gente está pasando por alto la forma más fácil de contagiarse de coronavirus, según alerta el principal epidemiólogo de Estados Unidos

Mediante la realización de encuestas detalladas, preguntándoles a dónde fueron y qué hicieron con los casos positivos de COVID-19, los investigadores han identificado ciertas actividades que coinciden abrumadoramente con las infecciones por coronavirus.

Vivir con alguien que está enfermo es, por lo general, mucho más peligroso que compartir cualquier actividad social o laboral, según la investigación.

De hecho, coincide con otro de los hallazgos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, que evidenciaron que convivir con alguien que tiene COVID-19 es una forma muy fácil de enfermarse.

Aun así, no todas las actividades que se realizan en el hogar son iguales.

Esto es lo que los investigadores identificaron como algunas de las cosas más arriesgadas que se pueden hacer con las personas enfermas en casa, clasificadas de alto a bajo riesgo

Sin embargo, ir a trabajar o socializar con una persona enferma no es tan arriesgado como estar en casa con alguien que tiene COVID-19.

Aunque tampoco están libres de riesgos.

7 señales de que has pasado el coronavirus y no lo sabías

Los expertos dieron con que las conversaciones largas e interminables también son un factor de riesgo importante de contagiarse con el nuevo coronavirus. 

No obstante, los investigadores no especificaron si las conversaciones del estudio tuvieron lugar en el interior o en el exterior, donde el virus tendría más espacio para disiparse. 

Hablar en voz alta es peligroso porque puede proyectar más saliva cargada de virus al aire, que lo que lo haría estar sentado en silencio. 

Cuando nos comunicamos verbalmente, liberamos tanto gotas grandes y pesadas como pequeños aerosoles que pueden permanecer más tiempo en la atmósfera.

Cuanto más fuerte es el aerosol, más probable es que se dirija a otra persona, entrando en contacto con sus ojos, nariz o boca.

Por ende, deberías mantener la distancia de seguridad con la gente con la que estás conversando, y evitar gritar y escupir cuando conversas.

9 claves sobre la transmisión aérea del COVID-19 para no contagiarte con el nuevo coronavirus

En otras actividades, como compartir un coche de trabajo o con amigos, eso puede ser mucho más difícil de cumplir —otra de las rutinas que señalaron como una de las más arriesgadas durante la pandemia—.

Es muy complicado evitar lo que tus compañeros de viaje puedan estar lanzando al aire cuando se está en un espacio tan estrecho y cerrado.

De hecho, 6 trabajadores del Servicio Nacional de Salud de Reino Unido, que se burlaron de las normas sobre el uso compartido de vehículos en el país, se infectaron tras quitarse las mascarillas mientras compartían el coche, según The Guardian

Abrir una de las ventanillas cuando se está en el coche y llevar mascarilla puede ayudar. Pero, como ha explicitado el estudio, ni siquiera usar mascarilla todo el tiempo que se está cerca de personas enfermas es infalible para prevenir infecciones.

Otros artículos interesantes:

No todas las actividades tienen el mismo nivel de riesgo de infección: así es como afecta a las actividades cotidianas

Un desglose diario de los síntomas del coronavirus muestra cómo el COVID-19 va de mal en peor

10 razones para ser realistas sobre la vacuna de COVID-19 y no esperar un milagro