Estos 2 gráficos muestran cómo los síntomas de ómicron se diferencian de los de delta y anteriores variantes del coronavirus

Una chica se hace un test para detectar COVID-19.

Brittany Murray/MediaNews Group/Long Beach Press-Telegram/Getty Images

  • Los dolores de garganta y la secreción nasal son cada vez más frecuentes en las personas vacunadas que se contagian con ómicron.
  • Los pacientes que se han infectado con la nueva variante informan de menos casos de fiebre, tos y pérdida del gusto o del olfato.
  • Los siguientes gráficos muestran qué síntomas de ómicron son más comunes y cómo se comparan con los de las variantes anteriores.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En cuanto ómicron empezó a propagarse, los médicos notaron ligeras diferencias en los síntomas de sus pacientes con respecto a las variantes anteriores. 

Los síntomas leves, similares a los del resfriado, como el dolor de garganta, los estornudos y la secreción nasal, parecían cada vez más frecuentes. Sin embargo, los síntomas característicos del COVID-19, como la fiebre, la tos y la pérdida del gusto o del olfato, habían disminuido.

"Los síntomas más reportados de ómicron son realmente muy parecidos a los de un resfriado, especialmente en personas vacunadas", explicaba en un reciente video la Dra. Claire Steves, una científica que participa en el Zoe COVID Symptom Study.

Por qué los síntomas de ómicron se parecen más a los del resfriado y cómo diferenciarlos

Dicho estudio utiliza una aplicación del móvil para registrar cómo se sienten cada día cientos de miles de personas en todo Reino Unido. Ofrece una visión completa de cómo han cambiado los síntomas del COVID-19 a lo largo de la pandemia, sobre todo con la llegada de las variantes delta y ómicron. 

El siguiente gráfico muestra cómo se comparan los síntomas de ómicron con los de sus predecesoras, basándose en los datos recogidos por la aplicación Zoe. 

,,,,,

La secreción nasal, el dolor de cabeza, la fatiga, los estornudos y el dolor de garganta fueron los 5 síntomas principales entre las personas de Reino Unido que registraron un resultado positivo de COVID-19 en las últimas semanas. 

Aunque un 44% de estos pacientes reportó también tener tos persistente y el 29%, fiebre. La pérdida del gusto o del olfato fue aún menos frecuente, como muestra el gráfico siguiente.

,,,,,

Aunque los datos no distinguen entre personas vacunadas y no vacunadas, el 70% de la población de Reino Unido ha recibido al menos 2 dosis de la vacuna hasta este jueves.

Los casos de ómicron suelen empezar con dolor de garganta, dolor de cabeza y congestión

El Dr. Jorge Moreno dice que últimamente ha visto una afluencia de casos de COVID-19 en su clínica ambulatoria de Connecticut, Estados Unidos. 

La mayoría de esos pacientes estaban vacunados, aclara, por lo que sus síntomas tienden a ser más leves y relativamente de corta duración. Muchos pacientes empezaron con la sensación de tener la garganta seca y rasposa, que les causaba un dolor agudo al tragar.

"Es un síntoma muy destacado", dice Moreno, profesor adjunto de medicina en la Facultad de Medicina de Yale, también en EEUU. 

"No es como un pequeño cosquilleo en la garganta. Si lo notifican, dicen que sienten la garganta en carne viva". 

Las muestras de la garganta parecen detectar mejor a ómicron en los test de antígenos: aquí tienes una guía paso a paso para realizar correctamente el hisopado

El dolor de garganta solía ir acompañado de congestión nasal y dolor de cabeza, añade, seguido de tos un día más tarde. 

En una sesión informativa celebrada en diciembre, Ryan Noach, director general de Discovery Health, la mayor aseguradora sanitaria privada de Sudáfrica, también dijo que los pacientes contagiados con ómicron solían decir primero que les dolía la garganta, seguido de la congestión nasal, la tos seca y los dolores corporales.

"La tos sigue formando parte de los síntomas", asegura Moreno, aunque "no es tan grave como antes". Las personas vacunadas, continúa, "no tienen tanto esos síntomas respiratorios".

Un médico atiende a un paciente con COVID.

Jessica Christian/The San Francisco Chronicle/Getty Images

La pérdida de olfato también es relativamente rara entre los pacientes contagiados con ómicron.

Hasta este mes, menos del 20% de las personas en Reino Unido que registraron una prueba positiva de COVID-19 habían registrado el síntoma en la aplicación Zoe. 

En junio, cuando la variante delta era dominante en Reino Unido, la pérdida de olfato era el sexto síntoma más común de COVID-19 entre las personas totalmente vacunadas. 

En marzo, antes de que se detectara la variante delta y de que las vacunas estuvieran ampliamente disponibles, el 60% de los adultos británicos de entre 16 y 65 años que utilizaban la aplicación Zoe notificaban haber sufrido la pérdida del olfato en algún momento de su enfermedad. 

7 signos de que te has contagiado con la variante ómicron

Por el contrario, la fatiga se acentuó entre los pacientes ambulatorios, que a menudo decían sentirse cansados y doloridos, dice Moreno.

"He visto a muchas más personas que informan de la fatiga como uno de sus principales síntomas", dice. "Son personas jóvenes que normalmente pueden hacer frente a estas cosas. Necesitan descansar. Necesitan dormir. Están echándose más la siesta".

¿Por qué están cambiando los síntomas del COVID-19?

Una mujer con congestión nasal.

Patrick Pleul/Picture Alliance/Getty Images

Los científicos no están seguros de por qué están cambiando los síntomas del COVID-19.

Las vacunas ayudan a reducir la gravedad de la enfermedad, pero ómicron podría ser un virus menos virulento por sí mismo

2 estudios de laboratorio recientes, que no han sido revisados por pares, sugieren que ómicron podría ser menos eficaz a la hora de atacar las células pulmonares en comparación con las variantes anteriores. 

Otro estudio aún no revisado por pares, publicado este miércoles, descubrió que ómicron reduce intrínsecamente el riesgo de hospitalización grave o muerte por COVID-19 en un 25% en comparación con delta.

También parece cambiar la forma en que el virus se replica o se concentra en el organismo. 

Un estudio, que vio la luz el pasado mes de diciembre, de la Universidad de Hong Kong, que no ha sido revisado por pares, descubrió que la nueva variante se replica 70 veces más rápido en las vías respiratorias principales, o bronquios, en comparación con delta, pero 10 veces más lento en el tejido pulmonar. 

Otra de las investigaciones preimpresas, publicada a principios de este mes, demostró que la carga vírica de una infección con ómicron alcanzaba su punto máximo en la saliva uno o 2 días antes de que lo hiciera en los hisopos nasales, una señal de que ómicron puede infectar la garganta antes de infectar la nariz.

Los 25 síntomas del COVID-19 asociados a las nuevas variantes: desde alfa hasta ómicron

No obstante, los médicos han observado un claro gradiente de síntomas en función del estado de vacunación de la persona.

"Las personas que no están vacunadas tienen un curso un poco más largo y duro", especifica Moreno. 

"Las personas que están vacunadas tienen un curso intermedio. La gente reforzada, en muchos casos, es casi como un viejo resfriado: los síntomas de la sinusitis, el dolor de garganta...".

Antes de ómicron, apunta el médico, sus pacientes de COVID-19 solían sentirse mal durante unos 10 o 14 días. Últimamente, los que habían recibido una dosis de refuerzo informaron de brotes de enfermedad más cortos que los que recibieron menos dosis o ninguna.

"Los individuos que reciben el refuerzo, en los 5 o 7 días siguientes a la aparición de los síntomas, recuperan su nivel de energía", asegura. "Sus síntomas se resuelven".

Otros artículos interesantes:

Por qué los síntomas de ómicron se parecen más a los del resfriado y cómo diferenciarlos

Ómicron infectará a más de la mitad de la población europea en las próximas semanas, según la OMS, que plantea test de antígenos gratis

¿Se necesitarán dosis anuales de refuerzo contra el COVID-19?

Te recomendamos

Y además