Pasar al contenido principal

Guccifer 2.0, el hacker que filtró los correos electrónicos del Partido Demócrata, es un agente ruso

Vladimir Putin AP
Vladimir Putin AP / Sergei Chirikov
  • Según los informes, los investigadores estadounidenses han llegado a la conclusión de que el pirata informático vinculado a Rusia, Guccifer 2.0, está íntimamente relacionado con la inteligencia militar rusa.
  • Los expertos en seguridad de los Estados Unidos han sospechado durante mucho tiempo sobre los vínculos del cibercriminal con la inteligencia rusa. Un nuevo informe publicado este jueves sostiene que los investigadores han recabado pruebas suficientemente contundentes que indican los lazos de Guccifer 2.0 con el gobierno ruso
  • La revelación contradice la afirmación del presidente Donald Trump de que Rusia no trabajó para inclinar la balanza a su favor durante las elecciones estadounidenses de 2016.

La inteligencia estadounidense ha apuntado durante mucho tiempo al pirata informático que se esconde bajo el nombre Guccifer 2.0 como un agente de la inteligencia rusa. Este jueves, The Daily Beast ha publicado un revelador informe que confirma que el cibercriminal estaba directamente relacionado con el GRU, el servicio de inteligencia militar de las Fuerzas Armadas de Rusia.

Guccifer 2.0, que reclamó la autoría del ciberataque al Partido Demócrata durante las elecciones de Estados Unidos en 2016, ha negado siempre cualquier tipo de vinculación con Rusia. Pero la inteligencia estadounidense llegó a la conclusión en enero de 2017, basándose en el estudio de unas huellas dactilares, que los ciberataques cometidos contra el Comité Nacional Demócrata (CND) y los miembros de la campaña de Hillary Clinton fueron en gran parte responsabilidad de grupos de inteligencia rusos.

Los expertos en seguridad llegaron pronto a la conclusión de que el autoproclamado pirata informático era un mero avatar o el producto de una campaña de desinformación rusa. La firma de ciberseguridad ThreatConnect también determinó que Guccifer 2.0 había utilizado un servicio de conexión de red privada virtual, Elite VPN, para intentar esconder su origen.

Sin embargo, The Daily Beast ha informado este jueves que el cibercriminal se olvidó de activar ese servicio en una ocasión, dejando al descubierto su dirección IP y su ubicación real en los registros de las redes sociales que utilizaba. Desde entonces, los investigadores estadounidenses han trabajado con esa información hasta identificar a Guccifer 2.0 como un agente del servicio de inteligencia militar ruso.

Leer más: Qué puede hacer Satan 2 y cómo funciona la nueva arma nuclear de Putin

El hackeo del Comité Nacional Demócrata por parte de Guccifer 2.0 y la consecuente difusión de los materiales robados en ese ataque informático causaron estragos durante las elecciones de los Estados Unidos en 2016 y de hecho Hillary Clinton lo señaló como uno de los factores más importantes de su derrota frente a Donald Trump.

La inteligencia estadounidense concluyó el año pasado que Rusia se dedicó a montar una compleja y multifacética campaña para interferir en la carrera electoral de 2016, en un plan que incluía piratear y robar información de los servidores del CND y una cuenta de correo electrónico perteneciente al jefe de campaña de Hillary Clinton, John Podesta. 

Tanto los servicios de inteligencia estadounidenses como Robert Mueller, el fiscal especial para investigar la trama rusa, determinaron que Rusia llevó a cabo esos esfuerzos específicamente para impulsar la candidatura de Trump.

Ni la inteligencia estadounidense ni Robert Mueller han entrado a valorar si las acciones de Rusia llegaron a afectar al resultado de las elecciones.

Las revelaciones sobre la verdadera identidad de Guccifer 2.0 probablemente también conduzcan a un mayor escrutinio sobre los miembros de la campaña de Donald Trump que interactuaron con este pirata informático, incluyendo a Roger Stone, el polémico asesor e ideólogo político de Donald Trump.

Stone aseguró a Business Insider en marzo de 2017 que mantuvo una conversación privada en Twitter con el pirata informático con el hacker, y que esa interacción fue "breve y banal".

"Nada que ver con 007 incluso en el caso de que Guccifer estuviera trabajando para los rusos", añadió Stone.

El asesor de Trump cuestionó en múltiples ocasiones las sospechas de la inteligencia estadounidense de que Guccifer 2.0 era un activo ruso y llegó a describir el hackeo del CND como "un trabajo interno".

Leer más: SUPERPUTIN: La exposición del Vladímir Putin más Pop Art

Mientras tanto, Trump ha negado que su campaña confabulara con Rusia o que Rusia trabajara para inclinar la balanza a su favor. Pero el reportaje de The Daily Beast que relaciona a Guccifer 2.0 con la inteligencia militar rusa y el gobierno ruso parece ser una prueba más de la preferencia de Rusia por Trump sobre Hillary Clinton.

Mueller ha centrado su investigación durante las últimas semanas en ese hackeo sufrido por el Comité Nacional Demócrata y la información publicada este jueves sostiene que recientemente añadió a su equipo a los agentes del FBI que se dedicaron a rastrear la identidad de Guccifer 2.0.

El fiscal especial para investigar la trama rusa generó un enorme impacto político y mediático en Washington el pasado mes de febrero cuando acusó a 13 ciudadanos y 3 organizaciones rusas de interferir en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos. Su trabajo alrededor del hackeo del CND y sobre quiénes estuvieron detrás de él es otra prueba de que su investigación no se limita en determinar si hubo algún estadounidense involucrado en la intromisión electoral de Rusia en las elecciones de los Estados Unidos.

Te puede interesar