La ONU avisa de que la guerra en Ucrania ha empeorado una crisis alimentaria que podría alargarse varios años

Una protesta contra la invasión de Ucrania por parte de Rusia

REUTERS/Michele Tantussi

La guerra de Ucrania está provocando una crisis paralela que está afectando a los mercados mundiales, y podría agravarse. La ONU ha advertido que la guerra en Ucrania ha contribuido a avivar una crisis alimentaria mundial que podría durar años si no se controla.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, ha afirmado que la escasez de cereales y fertilizantes causada por la guerra, el calentamiento de las temperaturas y los problemas de suministro provocados por las pandemias amenazan con "llevar a decenas de millones de personas al borde de la inseguridad alimentaria", mientras los mercados financieros volvían a registrar una fuerte caída de las cotizaciones por el temor a la inflación y a una recesión mundial.

En su intervención en una reunión de la ONU en Nueva York sobre la seguridad alimentaria mundial, recogida por The Guardian, ha dicho que lo que podría seguir sería "la malnutrición, el hambre masiva y la hambruna, en una crisis que podría durar años", mientras él y otros instaron a Rusia a liberar las exportaciones de grano ucraniano.

"Las complejas implicaciones económicas, financieras y de seguridad exigen la buena voluntad de todas las partes para alcanzar un acuerdo global", ha señalado sobre sus conversaciones con Moscú, Ucrania, Turquía, Estados Unidos, la Unión Europea y otros países. "No entraré en detalles porque las declaraciones públicas podrían minar las posibilidades de éxito".

¿Se puede obligar a Rusia a que pague por la reconstrucción de Ucrania? Obstáculos políticos, morales, prácticos y legales

Entre otros problemas, la invasión de Ucrania por parte de Moscú y las sanciones económicas internacionales impuestas a Rusia han interrumpido el suministro de fertilizantes, trigo y otros productos básicos procedentes de ambos países, lo que ha hecho subir los precios de los alimentos y el combustible, especialmente en los países en desarrollo.

Además, juntos, los 2 países en guerra producen el 30% del trigo mundial.

Antes de la invasión de febrero, Ucrania era considerada el granero del mundo, ya que exportaba 4,5 millones de toneladas de productos agrícolas al mes a través de sus puertos: el 12% del trigo del planeta, el 15% del maíz y la mitad del aceite de girasol.

Pero con los puertos de Odesa, Chornomorsk y otros aislados del mundo por los buques de guerra rusos, el suministro solo puede viajar por rutas terrestres congestionadas que son mucho menos eficientes.

Las consecuencias no han tardado en hacerse notar y los precios se han disparado. El índice de precios de los alimentos y la agricultura de la ONU alcanzó un máximo histórico de casi 160 puntos en marzo, antes de caer un 1,2 o un 0,8% en abril.

"Seamos claros: no hay solución efectiva a la crisis alimentaria sin reintegrar la producción de alimentos de Ucrania", ha concluido Guterres. "Rusia debe permitir la exportación segura del grano almacenado en los puertos ucranianos".

Otros artículos interesantes:

El director de la CIA asegura que Putin prepara otra ofensiva de Rusia contra Ucrania porque no puede permitirse perder

El precio del pan se hincha: el trigo ruso llega a cifras récord en una década y amenaza con encarecer otros productos como la cerveza

El empleo resiste a la guerra en Ucrania: el paro en abril baja a mínimos de 2008, con un millón de empleos más que antes de la pandemia y récord en contratos indefinidos

Te recomendamos