¿Es buen momento para invertir en Bitcoin? Guía y consejos para principiantes

Bitcoin sigue cotizando a precios cada vez más altos desde que se lanzó en 2009, atrayendo cada vez más el interés de los inversores.
Bitcoin sigue cotizando a precios cada vez más altos desde que se lanzó en 2009, atrayendo cada vez más el interés de los inversores.

boonchai wedmakawand/Getty Images

  • Bitcoin es una criptomoneda, un tipo de dinero privado digital que opera sin la participación de un banco o gobierno.
    Cotiza en intercambios online y, dado que su precio se ha disparado desde su lanzamiento en 2009, está atrayendo cada vez más el interés de los inversores.
    Como activo de inversión, bitcoin ofrece una revalorización del capital y una cobertura de inflación, pero sus fluctuaciones volátiles de precios lo convierten en una inversión de alto riesgo a largo plazo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Casi todos los días podemos leer alguna nueva noticia sobre el Bitcoin, debido al interés que genera. Sin embargo, incluso según sus propios estándares, la criptomoneda ha pasado por un momento intenso en otoño de 2020. Primero, sus precios en los intercambios comerciales cayeron más o menos el Día de Acción de Gracias, para recuperarse y establecer un máximo histórico de 16.310 euros el 30 de noviembre: un 177 % de aumento en lo que va de año que dejó muy atrás el aumento del 14% del S&P 500. 

4 criptomonedas que pueden hacer olvidar al Bitcoin en los mercados, según muestran sus recientes repuntes

No obstante, si bien ciertamente ha atraído mucha atención, no solo en los últimos tiempos sino a lo largo de su trayectoria de 11 años, Bitcoin sigue siendo un misterio para los inversores ocasionales y experimentados por igual. Este no debería ser realmente el caso, ya que los conceptos básicos de Bitcoin y su funcionamiento son relativamente fáciles de entender.

Sigue leyendo para descubrir una breve biografía del Bitcoin: una descripción general de sus orígenes, operaciones y cómo invertir en esta criptomoneda.

¿Qué es Bitcoin? 

Bitcoin es una criptomoneda, una versión electrónica del dinero que verifica las transacciones utilizando criptografía (la ciencia de codificar y decodificar información).

Como explica el educador, desarrollador y emprendedor de Bitcoin Jimmy Song: "se trata de dinero descentralizado, digital y escaso":

  • Es digital porque existe como un conjunto de código que determina cómo funciona.
  • Está descentralizado porque este código lo ejecutan miles de ordenadores (también conocidas como 'nodos') repartidas por todo el mundo
  • Es escaso porque su código limita su número total a solo 21 millones de bitcoins

Cuando utilizas bitcoin para comprar algo, se registra la transacción en una cadena de bloques, que es esencialmente un libro mayor o una base de datos cuyas entradas no se pueden modificar ni borrar.

Bitcoin valida las transacciones a través de un proceso conocido como prueba de trabajo, en el que los "mineros" (es decir, personas con hardware informático) intentan calcular la clave criptográfica para el siguiente bloque en la cadena de bloques de Bitcoin.

"Se llama minería porque es como buscar oro. Cualquiera con una pala puede cavar y buscar oro, al igual que cualquiera que tenga un ordenador puede buscar una prueba de trabajo", dice Song.

Dejando de lado estos tecnicismos, uno de los principales atractivos de Bitcoin, y una de las razones por las que ha causado tanto revuelo en los últimos años, es que es una forma de dinero privado que opera sin la participación de un banco central o gobierno.

"Bitcoin se utiliza para transferir fondos de una parte a otra sin requerir un intermediario como un banco. Debido a que la tecnología es de código abierto y completamente descentralizada, está protegida de la influencia de fuentes externas como los gobiernos, que normalmente controlan la política fiscal y la circulación de divisas", explica Simon Peters, analista de mercados de eToro.

Una breve historia del Bitcoin

Esta independencia de las autoridades centrales es clave para comprender los inicios del Bitcoin, que fue formalizado por primera vez por una persona identificada solo como "Satoshi Nakamoto" en un documento técnico de octubre de 2008. Trabajando con varios miembros de una lista de correo de criptografía, el pseudónimo Nakamoto lanzó Bitcoin el 3 de enero de 2009.

Otras personas habían intentado desarrollar formas de dinero electrónico antes (por ejemplo, e-Cash, DigiCash, Hashcash), pero la mayoría no logró resolver el problema del "doble gasto", en el que los malos actores pueden gastar el mismo dinero electrónico 2 veces. La principal solución de Nakamoto a este problema fue introducir un registro de transacciones permanente con marca de tiempo: la cadena de bloques.

Esto efectivamente hace que cada bitcoin sea rastreable y único, en la medida en que el historial de transacciones de cada bitcoin individual sea visible públicamente en la cadena de bloques de bitcoin. "Cualquier intento de alteración del libro mayor sería rechazado por otros participantes", dice Peters.

La tecnología blockchain detrás de la red Bitcoin es lo que entusiasma a la mayoría de las personas sobre la moneda digital. Debido a que la tecnología de mantenimiento de registros está descentralizada, por lo que ningún grupo tiene el control, los defensores creen que tiene el poder de transformar las instituciones financieras y las transacciones comerciales del mundo para mejor, lo que tiene como consecuencia transacciones más rápidas pero más seguras, junto con una mayor transparencia y comunicaciones.

Primeros usos del Bitcoin

En sus comienzos, Bitcoin se usó para realizar compras y pagos de prueba, y el desarrollador Laszlo Hanyecz utilizó 10.000 bitcoins para comprar 2 pizzas el 22 de mayo de 2010. Luego se volvió más común en mercados online y para contratos internacionales y operaciones de importación / exportación.

También fue en esta época cuando los operadores comenzaron a especular con la moneda, con el ahora desaparecido BitcoinMarket.com lanzándose como el primer intercambio de bitcoins del mundo en marzo de 2010.

Habiendo valido exactamente 0 euros cuando se lanzó en 2009, bitcoin ha experimentado más de lo que le corresponde en altibajos de precios, y su valor aumenta o se desploma en cientos de dólares en cuestión de horas. Aún así, la tendencia principal ha sido que el precio de la moneda ha aumentado a largo plazo, siendo cada nuevo pico más alto que el anterior en la mayoría de los casos.

Preocupaciones sobre la legitimidad de Bitcoin

Una de las razones de su volatilidad es la considerable sospecha y escepticismo que han perseguido a la criptomoneda a lo largo de su historia. La cadena de bloques de Bitcoin puede ser inmune a las interferencias, pero el propio bitcoin puede no serlo, según sus detractores.

La investigación publicada en 2019 concluyó que "hubo una seria manipulación del mercado en el intercambio Mt. Gox", que era el mercado de criptomonedas más grande hasta que la piratería forzó su cierre de 2014, incurriendo en la pérdida de unos 744.408 bitcoins.

Se han realizado cargos similares con respecto a la criptomoneda Tether. Una denominada "moneda estable", se usa ampliamente para comprar bitcoins en regiones (particularmente Asia) donde el uso de monedas fiduciarias tradicionales para tal propósito no es legal. Sus operadores originalmente afirmaron que cada token de Tether estaba respaldado 1: 1 por dólares estadounidenses en reserva, sin embargo, los investigadores han sugerido que este respaldo es un mito y que Tether es una herramienta que se usa solo para inflar los precios de bitcoin.

Luego está la asociación de Bitcoin con delincuentes y operadores sospechosos. Más notoriamente, fue el medio de intercambio utilizado por Silk Road, un mercado negro clandestino finalmente cerrado por el FBI en 2013.

Este estigma se ha mantenido desde entonces, y no sin causa. Si bien una investigación reciente sugiere que bitcoin ahora se usa principalmente para la especulación financiera o la preservación de la riqueza (al igual que el oro), en 2019 se lavaron alrededor de 2.297 millones de euros utilizando la criptomoneda. 

¿Por qué invertir en bitcoin?

Bitcoin puede ser un activo relativamente nuevo, pero ha proporcionado retornos descomunales en casi todos los años de su existencia. En términos más generales, sus defensores creen que su suministro fijo lo convierte en la manera perfecta de almacenar riqueza y que debería apreciarse significativamente a largo plazo a medida que se acumulan más inversores institucionales (bancos de inversión, fondos mutuos, planes de pensiones).

"Ya hemos visto un mayor interés por parte de inversores institucionales y corporaciones" en 2020, dice Peters. "Esto se debe en parte a la opinión cada vez mayor de que bitcoin puede actuar como una fuerte cobertura contra la inflación en las carteras, además de aumentar potencialmente el precio y la adopción por parte del consumidor sustancialmente en el futuro".

Cómo invertir en bitcoin

Hay dos formas principales de invertir en bitcoins. O configuras una cuenta con uno de los muchos intercambios de criptomonedas dedicados que existen actualmente, o lo compras a través de una plataforma de inversión que incluye la opción de comprar criptomonedas.

Si bien los intercambios de criptomonedas alguna vez fueron operaciones turbias y no reguladas, los principales intercambios que ahora operan están todos regulados y cumplen con las leyes aplicables. En Estados Unidos, algunos de los más populares son:

  • Coinbase
  • Kraken
  • Gemini
  • Binance.US
  • bitFlyer
  • Coinmama

Alternativamente, puedes comprar bitcoins a través de una serie de aplicaciones y plataformas financieras, incluidas Robinhood, Cash App, y PayPal. Tales aplicaciones tienden a no ofrecer una selección tan amplia de criptomonedas como los intercambios dedicados, pero si solo estás interesado en bitcoin, entonces no hay una diferencia real.

Si decides invertir en bitcoin, aquí hay 5 consejos que vale la pena tener en cuenta para reducir la exposición al riesgo:

1. Considera comprar una cartera bitcoin

Si estás comprando bitcoins a través de un intercambio y planeas mantener grandes sumas de criptomonedas, puede ser una buena idea transferirlas a tu propia cartera de hardware. Las carteras de hardware son básicamente pequeños ordenadores que almacenan offline las claves privadas que controlan tus fondos de bitcoin, con buenos ejemplos fabricados por empresas como Ledger y Trezor.

2. Invierte solo lo que puedas permitirte perder

Este sabio consejo se aplica a cualquier inversión, pero especialmente aquí. Bitcoin ha fluctuado bastante durante su breve existencia y continúa haciéndolo, como esa caída de precios de 2.461 euros en la tercera semana de noviembre de 2020. La moraleja es: tus tenencias pueden disminuir significativamente a corto plazo, así que no inviertas fondos que podrías necesitar en caso de emergencia, para que no te veas obligado a vender durante una de estas recesiones.

3. Piensa a largo plazo

Dada su volatilidad, generalmente vale la pena tener una perspectiva más a largo plazo al invertir en Bitcoin. Visto durante la última década, ha funcionado extremadamente bien, por lo que, a menos que desees dedicarte al comercio diario, comprarlo y mantenerlo puede ser la mejor estrategia.

4. Observa el mercado de valores

Bitcoin ha mostrado una correlación creciente con el S&P 500 en 2020, particularmente debido a que el clima económico actual ha empujado a los inversores hacia inversiones más especulativas. Como tal, puede valer la pena observar las acciones en busca de signos reveladores de un movimiento inminente en el mercado de bitcoins.

5. Recuerda las obligaciones fiscales

En Estados Unidos, bitcoin está sujeto a impuestos. Tú eres responsable del impuesto sobre las ganancias de capital cuando vendes la moneda con una ganancia, o incluso simplemente la gastas. Así que asegúrate de mantener registros de todas sus transacciones.

La conclusión financiera

Es difícil decir dónde estará Bitcoin en los próximos 5 o 10 años.

Su capacidad para operar a escala ha sido seriamente cuestionada, por lo que es poco probable que se convierta en una moneda de pleno derecho, reemplazando los dólares o euros tradicionales, al menos a corto plazo.

Aún así, en 2020, la compañía de inteligencia empresarial MicroStrategy adoptó bitcoin como su principal activo de reserva, y empresas como Square y el modo fintech con sede en el Reino Unido pronto siguieron su ejemplo. También PayPal lanzó su propio servicio de comercio de criptomonedas, lo que se suma a la convicción de que el impulso detrás de Bitcoin y las criptomonedas en general está aumentando.

"En mi opinión, si bien la adopción seguirá aumentando a un ritmo constante, el papel más importante que veo que tiene bitcoin es su mayor uso como activo en las carteras de inversión", comenta Simon Peters. Algunos analistas con más optimismo han establecido un objetivo bastante astronómico para los aumentos de precios, con el exjefe de fondos de cobertura de Goldman Sachs, Raoul Paul, llegando a 820.505 euros para 2025.

Dado que bitcoin no tiene fundamentos reales además de un suministro limitado y una red creciente de desarrolladores, usuarios y titulares, es difícil suscribirse por completo a pronósticos tan optimistas. No obstante, los últimos años han sido muy amables con la criptomoneda y no hay señales reales de que su burbuja (si es una burbuja) vaya a estallar todavía.

LEER TAMBIÉN: El BCE es el último supervisor que ha cargado contra la criptomoneda de Facebook: estas son las grandes críticas recibidas hasta ahora

LEER TAMBIÉN: 13 famosos que apoyan las criptomonedas (y tienen millones en bitcoins)

LEER TAMBIÉN: "Bitcoin es tan bueno como inútil", según el cofundador de bitcoin.com, Emil Oldenburg

VER AHORA: Manuel Terroba, CEO de BMW Ibérica: “La capacidad de conectarnos y comunicarnos con el cliente a través del coche será fundamental”