Esto es lo que he aprendido después de pasar 5 días con el Tesla Model X, el revolucionario coche de Elon Musk

prueba tesla model X

Vicente Cano.

  • El Model X es el SUV familiar de Tesla, pero ni es un todocamino al uso, ni tampoco se parece en nada al típico monovolumen.
  • Tras conducir el Tesla Model X, lo que más se echa de menos es lo fácil que te pone ahorrar tiempo tras el volante.
  • Si hay que buscarle un inconveniente es que no está pensado par una conducción dinámica, aunque pueda correr mucho.

He estado conduciendo cinco días el Tesla Model X y aunque ya he probado todos los vehículos eléctricos que hay en el mercado y era el único de la marca de Elon Musk que me faltaba, debo decir que este no se parece a ningún otro que, por lo menos por ahora, te puedas comprar.

Las razones son muchas, porque aunque diseñado como un SUV, en realidad, el Model X es un monovolumen bestial. Con algo más de cinco metros de largo (5.052 mm) y asentado sobre un subchásis relleno de células de ión-litio para conseguir que en las versiones más costosas de este modelo se puedan alcanzar hasta 450 km de autonomía.

En el exterior, como los otros modelos de Tesla, lo primero que sorprende de este Modelo X son sus espectaculares acabados. Sin duda, los precios del Tesla Model X son desorbitados, pero lo cierto es que tanto la pintura, como los ajustes de la carrocería y el nivel de acabados del habitáculo se corresponden a los de un coche por el que puedes pagar entre 96.230 y 161.630 euros.

Leer más 8 cosas de conducir un Tesla que la mayoría de la gente no conoce

Luces, tiradores de las puertas y otros ajustes del exterior tienen un nivel de precisión excelente. Y eso a pesar de que alguien en Tesla se empeñó en la extravagancia de dotar a este coche de un impresionante sistema de apertura de puertas en alas de gaviota que tiene el Model X.

Si te compras este coche, seguramente, es porque tienes hijos. Ellos siempre adorarán las puertas de la segunda fila, pero tras los días que he pasado usando el Model X, te advierto de que puede ser que las termines odiando.

A continuación, puedes ver todo lo que tiene un Tesla Model X que lo hace único, casi siempre, para bien.

Si conduces un Tesla, puedes aparcarlo en algunos sitios exclusivos, como este estacionamiento debajo de la Plaza de Colón en Madrid

prueba tesla model X

Vicente Cano.

El alerón trasero del Tesla Model X no se eleva cuanto más rápido vayas, pero le un toque más deportivo

prueba tesla model X

Vicente Cano.

Nadie se comprará un Tesla por su capacidad de maletero, pero el Model X tiene una que es brutal. La versión de siete asientos deja más de 350 litros atrás con todos los ocupantes. Debajo de una pequeña trampilla, hay un montón de cables de carga en todos los formatos

prueba tesla model X

Vicente Cano.

Si solo hay cinco plazas en el Tesla Model X, el espacio para la carga atrás casi llega a los 1.000 litros y como no hay motor delante, en el frunk —de front y trunk— hay casi otros 200 litros. Esto también depende de si eliges la versión con cinco o con siete plazas. Sea cual sea, tienes las recargas en la red de supercargadores 100% gratis

prueba tesla model X

Vicente Cano.

Los asientos se abaten con un sistema de botones escamoteados bajo su tapicería, que está hecha de una polipiel que es tan suave que no echarás de menos que Tesla sacrificara un par de vacas para hacer tu coche

prueba tesla model X

Vicente Cano.

El espacio en la segunda fila no es que sea decente, es que una bestialidad, aunque siempre puedes deslizar los asientos algunos centímetros hacia delante para tener más cerca a los niños

Maletero Tesla Model X
TOP GEAR.

Esto me ha resultado familiar: las palancas que hay tras el volante y con las que se manejan el modo autónomo y el cambio y el control de velocidad son iguales a los que llevan los Mercedes-Benz...

Lo más sorprendente del Tesla Model X: mando autopilot
TOP

… Sin embargo, la llave que abre este Tesla es un Model X en miniatura y con ella puedes desbloquear las puertas de delante, las de atrás o los dos maleteros

prueba tesla model X
Vicente Cano.

En marcha, el Model X es un coche más que cómodo. Con un tarado de suspensión a la americana, es decir, muelles algo blandos para el gusto europeo, su entorno ideal son las autopistas con largas rectas y, a poder ser, sin ni un solo bache

Tesla Model X
Tesla.

Aún así, el Model X dispone de dos motores que envían su fuerza cada uno a un eje, así que tiene tracción a las cuatro ruedas. Y en su techo panorámico, si eres capaz de mirar hacia arriba, puedes obtener vistas como la de abajo

prueba tesla model X

Vicente Cano.

Desde el tablero central también se pueden configurar desde los modos de conducción, hasta la posición de los asientos, abrir el techo…

prueba tesla model X

Vicente Cano.

De hecho, gracias a los huevos de pascua, en la pantalla puedes crear un auténtico tablero de dibujo y, en un futuro, según Elon Musk, hasta se podrá jugar a videojuegos en él

prueba tesla model X

Vicente Cano.

Además, el cuadro digital del conductor ofrece toda la información sobre la conducción y lo que aparece en él puede configurarse

prueba tesla model X

Vicente Cano.

Gracias a la suspensión neumática de serie, el Tesla Model X puede elevarse algunos centímetros para facilitar un uso fuera del asfalto

prueba tesla model X

Vicente Cano.

Con el parabrisas delantero XXL, si no vas conduciendo, puedes a veces disfrutar de unas vistas espectaculares

prueba tesla model X

Vicente Cano.

Y en todo caso, a veces no te queda otra que disfrutar de puestas espectaculares de sol a la vuelta del trabajo, si vives hacia el sur

prueba tesla model X

Vicente Cano.

Si Tesla Model X hubiera salido solo unos años antes, quizá habría quien dijera que es el coche de Batman, por cómo se abren las puertas de su segunda fila

prueba tesla model X

Vicente Cano.

Cuando se abren por completo —cosa que tienes que configurar en la pantalla central, como todo lo demás— el espacio que dejan no tiene parangón en ningún otro coche existente, ni siquiera con puertas corredizas

prueba tesla model X

Vicente Cano.

En el tablero central se muestra la información sobre el consumo energético, entre otros, aquí puedes ver los valles, que corresponden a momentos de recuperación de energía y los picos, que son cuando te pasas con el acelerador, cosa harto fácil en este coche

prueba tesla model X

Vicente Cano.

prueba tesla model X

Vicente Cano.

No lo voy a negar, el Tesla Model X es un cochazo y estoy seguro de que el 99% de quienes se gasten el dineral que cuesta van a estar más que satisfechos con él. Como has podido ver arriba, se trata de un modelo único en el mercado por sus características y prestaciones: no hay ningún otro automóvil de lujo eléctrico con configuración de familiar.

Pero además, el Model X puede aproximarse a ser un todocamino gracias a su tracción total y a su suspensión neumática. Por otro lado, con un interior altamente adaptable, ofrece espacio para llevar desde a una gran familia hasta elementos de ocio como bicicletas o tablas de surf en el interior del coche.

Leer más: 30 coches eléctricos que llegarán a las carreteras en 2025

Sin embargo, llámame freak si quieres, pero considero que Elon Musk se pasó con sus excentricidades en este coche a la hora de colocarle las puertas traseras. Para empezar, estas sí ofrecen el mayor espacio posible y una accesibilidad sin igual, pero te pasas la mitad del día pendiente de que no golpeen contra nada —a pesar de que sus múltiples sensores lo evitan en el 99,99% de los casos— y la otra mitad teniendo cuidado de que no te den a ti en la cabeza, sobre todo si eres más alto de 1,85, que no es mi caso.

Si eres cuidadoso, lo anterior puede no ser ningún problema, pero lo que es imperdonable es que la dinámica se vea afectada por las inevitables soldaduras del pilar trasero del Model X de Tesla, que puedes ver en la foto de arriba. Es imposible que no fuera así en un coche de este tamaño y peso con semejantes portones.

Como resultado, el Tesla Model X se retuerce notablemente en rotondas en cuanto giras el volante para salir de ellas, por no hablar de hacer una conducción algo dinámica. Los monovolúmenes no son para eso, está claro, y este además corre como si tuviera cohetes, pero es algo de lo que solo disfrutas realmente cuando vas en línea recta con el Model X.

Otros artículos interesantes:

Varios analistas señalan que Elon Musk debería dejar los mandos de Tesla

7 míticos coches con motores de avión que nacieron antes que el Tesla Roadster