Pasar al contenido principal

Los gestores de hedge funds están tan sobrepasados por el big data que están recurriendo a una fuente inesperada: gente al azar en internet

El fundador de la plataforma Quantopian, John Fawcett
El fundador de la plataforma Quantopian, John Fawcett Jim Davis/Getty Images
  • Con la cantidad de datos disponibles creciendo astronómicamente, los hedge funds o fondos de cobertura continúan buscando la forma más eficiente de filtrarlo todo para obtener una ventaja, mientras los márgenes de la industria se reducen a medida que disminuyen las tarifas y continúan las salidas de capital.
  • Las plataformas de código abierto como QuantConnect y Quantopian ahora ofrecen a los fondos análisis de datos de bajo coste, ya sea invirtiendo en un fondo o autorizando a un freelance para que trabaje.
  • Directivos que han sido notoriamente reservados deben decidir ahora si quieren abrir sus procesos a los freelancers online.
  • Descubre otras historias en Business Insider España.

Los hedge funds o fondos de cobertura están revisando tanta información que podrían tener que recurrir a personas al azar en internet para que les ayuden.

Los flujos alternativos de datos de imágenes vía satélite y datos de ubicación de móviles son los lugares en los que los administradores ahora están buscando claves, a medida que se crean nuevas bases de datos todos los días. Y los hedge funds se han estado gastando una cantidad importante buscando a quiénes puedan recibir toda esta información y encontrar rápidamente las piezas importantes.

Leer más: Las 7 mejores plataformas de trading 2019: análisis y comparativa

Ahora, a medida que los márgenes se reducen y los rendimientos están bajo el microscopio, los hedge funds están empezando a tener en cuenta una forma más barata y potencialmente más eficiente de procesar todos estos datos: plataformas de código abierto, en las que cientos de miles de personas, desde profesionales de las finanzas hasta estudiantes, científicos y desarrolladores de todo el mundo rastrean bases de datos, y no se les paga a menos que encuentren algo que un fondo encuentre útil.

Aunque los fondos pueden estar desesperados por obtener ayuda con los datos, el riesgo de que la fórmula secreta de un gestor se acabe filtrando al público a menudo ha impedido que muchas de estas plataformas funcionen.

Pero plataformas de código abierto como QuantConnect y Quantopian, que brindan a los usuarios herramientas y bases de datos para crear sus propios algoritmos y encontrar señales para invertir, se están volviendo cada vez más populares a medida que los hedge funds más reservados avanzan hacia un enfoque más colaborativo.

Tres fondos, Tibra, Maritime Capital y FME, se han suscrito a las señales de licencia encontradas por freelances en QuantConnect, y el multimillonario Steve Cohen ha respaldado a Quantopian a través de su instrumento de capital riesgo Point72.

Leer más: 8 consejos para inversores de la gestora líder mundial en inversión en renta fija

Su atractivo es como una póliza de seguro para los datos de un gestor: si no puedes encontrar nada que valga la pena, deja que miles de personas lo intenten.

Para ser claros, estas plataformas no requieren que los hedge funds presenten toda su cartera o sus técnicas comerciales para revisar el trabajo de los programadores. Pero para incorporar una señal o un algoritmo hecho por un freelance, los fondos tienen que dejar entrar al menos parcialmente a un intruso en sus sistemas y procesos, algo a lo que históricamente muchos se han mostrado reacios.

Eso está empezando a cambiar.

La popularización de los datos alternativos
Shayanne Gal/Business Insider

Citigroup y Goldman Sachs han abierto algunos de los códigos de sus plataformas comerciales al público, y AQR, Two Sigma y D.E. Shaw han dejado que programadores externos utilicen sus herramientas de inteligencia artificial y procesamiento de datos.

"Los hedge funds van a ver que estar cerrado ya no es una ventaja competitiva", ha señalado a Business Insider Jared Broad, el CEO de QuantConnect, una plataforma con 75.000 ingenieros que se sumergen en los bases de datos en busca de claves de inversión.

Superávit de datos y escasez de analistas de datos

John Fawcett comenzó su plataforma de código abierto, Quantopian, con una sencilla pregunta en mente: ¿Qué pasaría si hubiera más cuantificadores?

En 2011, cuando se lanzó la plataforma, Fawcett estimó que había entre 5.000 y 6.000 cuantificadores profesionales trabajando en la gestión de inversiones. El problema que vio, y que creía que su plataforma podía solucionar, era que el aumento que se preveía en los datos no coincidía con un aumento similar en la contratación de cuantificadores.

"Hubo un cuello de botella increíble de este ecosistema de filtrado de datos en carteras", dijo.

Desde entonces, la plataforma de Fawcett se ha expandido a 250.000 miembros en todo el mundo, y se han creado 4 millones de algoritmos gracias a que sus programadores, a menudo sin experiencia en finanzas, tienen acceso a bases de datos y a otras herramientas que históricamente han estado cerradas a aquellos que no cuentan con los fondos más grandes. La clave de lo que hacen QuantConnect y otras plataformas, según Broad, es "democratizar grandes cantidades de datos financieros".

Leer más: 3 consejos de inversión para sobrevivir a grandes crisis financieras del CEO de una firma de 736.000 millones de dólares

Quantopian puede licenciar cualquiera de los algoritmos para su hedge fund, que tiene 50 millones de dólares (algo más de 44 millones de euros) en activos y dinero de Cohen, en algoritmos creados por la comunidad, pagando a los creadores de estos algoritmos más de 300.000 dólares (unos 265.000 euros). Para obtener los mejores algoritmos generados en Quantopian, los hedge funds pueden invertir en el fondo de Fawcett como hizo Cohen.

La visión desde Point72, según Fawcett, es que hay escasez de talento en las finanzas.

"Estamos al comienzo de esta explosión de los datos, y el cuello de botella es la comunidad de cuantificadores profesionales", asegura Fawcett. "Si estás tratando de encontrar datos predictivos, entonces realmente necesitas verlos todos".

Tibra, un fondo cuantitativo que se suscribe a la plataforma de QuantConnect, está utilizando la base de datos de cientos de miles de señales de inversión para asegurarse de que nunca deje de intentar mejorar, como afirmó el CEO de Tibra, Chris Udy, en un blog.

"Uno de los mayores desafíos de dirigir una compañía financiera exitosa es la continua evolución de su proceso de inversión", aseguró Udy.

La capacidad de los cuantificadores y programadores de Udy para poder incorporar señales creadas por la comunidad en los algoritmos preexistentes hará de QuantConnect y otros "la plataforma elegida para los cuantificadores", dijo Udy.

Equilibrando el ahorro de costes con las preocupaciones de seguridad

Proteger la fórmula secreta de un fondo siempre va a ser la principal preocupación de cualquier gestor que permita a sus cuantificadores que colaboren con plataformas de código abierto.

"[Los hedge funds] no han adoptado totalmente esos elementos de colaboración y han descubierto cómo mantener su propiedad a salvo mientras comparten las cosas más aburridas", ha declarado a Business Insider Tosha Ellison, directora de la Fintech Open Source Foundation y ex ejecutiva de Credit Suisse.

Incluso el cambio a sistemas operativos en la nube ha tardado más tiempo del esperado debido a preocupaciones de seguridad, según el jefe de tecnología de Two Sigma, Alfred Spector.

Leer más: Estos 4 ratios te dirán si aporta valor el gestor al fondo de inversión

"Somos muy conscientes en el dominio en el que operamos que tenemos algoritmos patentados", aseguró en una entrevista con Business Insider.

Pero con los gestores dispuestos a gastar miles de millones de bases de datos alternativas, existe una presión sobre los analistas de datos y los cuantificadores para convertir esa inversión en datos clave, y se necesita más personal, lo que no es barato.

"Si eres un gestor de hedge funds, tienes que contratar un cuantificador, lo que quiere decir reclutar y atraer a esta persona, configurar los sistemas y, tal vez, en 6 meses o un año, tendrán algo para ti", afirmó Broad. En comparación con las licencias de señales derivadas de datos de QuantConnect, esta ruta es mucho más cara, agregó Broad.

De hecho, "aumentar las restricciones de costes" está llevando al código abierto a más firmas de servicios financieros, según Ellison. Los principales fondos luchan no solo entre ellos, sino también contra Silicon Valley para conseguir a las personas que puedan analizar de forma eficiente grandes bases de datos y convertirlas en algo útil.

Sin embargo, lo que han descubierto algunos negocios cuantitativos de largo recorrido, como la gestora Acadian Asset Management, con 94.000 millones de dólares (poco más de 83.000 millones de euros), es que estas plataformas de código abierto eliminan las señales más simples, haciendo que el espacio cuantitativo sea más competitivo.

Las oportunidades de inversión que, al mismo tiempo, solo podían ser encontradas por los cuantificadores profesionales ahora pueden ser descubiertas por cualquiera que pruebe Quantopian, según Jim Dufort, director de análisis y datos de inversiones de Acadian, lo que obliga a los cuantificadores profesionales a aumentar la cantidad de datos que extraen y el dinero que gastan.

"Necesitamos estar en condiciones de diferenciarnos de cara a nuestros clientes mediante el avance de nuestra investigación, nuestros datos y herramientas más allá de lo que ofrecen nuestros competidores, así como en código abierto", dijo Dufort. "Las señales más básicas pueden ser, y en gran parte han sido, mercantilizadas".

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además