Hidrógeno verde: qué es, para qué sirve y cómo se produce

Presentación de la planta de Hidrógeno Verde en Cepsa Energy Park en San Roque (Cádiz).

Reuters

  • El hidrógeno verde es una energía limpia que se obtiene a través de fuentes de energía sostenibles, sin generar gases de efecto invernadero u otras emisiones contaminantes. 
  • Una de las formas de obtenerlo es con electrolisis, que utiliza la corriente eléctrica procedente de fuentes de energía renovables, como la solar o la eólica, para separar el hidrógeno del oxígeno que hay en el agua.

El futuro (y el presente) debe estar marcado por un notable aumento en el uso de las energías renovables. El planeta ya ha dado demasiados avisos y los expertos, como Leonardo DiCaprio, piden por favor que sí se mire hacia arriba. En todo este proceso jugará un papel clave el hidrógeno verde

El hidrógeno verde o renovable, utilizando la definición que de él dan en la web del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España, "es una energía limpia que se obtiene a través de fuentes de energía sostenibles, sin generar gases de efecto invernadero u otras emisiones contaminantes". 

Cero emisiones y asequible: esta nueva tecnología podría hacer del hidrógeno el combustible que resuelva uno de los grandes problemas del sector aéreo

Una de las formas de obtenerlo es a través del proceso conocido como electrolisis, utilizando como materia prima el agua. Este método utiliza la corriente eléctrica procedente de fuentes de energía renovables, como la solar o la eólica, para separar el hidrógeno del oxígeno que hay en el agua.

También está incluido en esta categoría, el hidrógeno obtenido mediante el reformado del biogás o la conversión bioquímica de la biomasa, siempre que se cumplan los requisitos de sostenibilidad establecidos.

Es posible almacenarlo y transportarlo y puede ser utilizado como combustible en sectores como el transporte pesado y marítimo o la aviación. Por eso, subrayan, "es un elemento clave para avanzar hacia la neutralidad climática e impulsar un sistema eléctrico 100% renovable".

El hidrógeno es el elemento más abundante del universo

En el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) recuerdan una visionaria afirmación de Julio Verne en La isla misteriosa.

Decía así: “Creo que un día se empleará el agua como combustible, que el hidrógeno y el oxígeno que la constituyen, utilizados aislada o simultáneamente, proporcionarán una fuente de calor y de luz inagotable”. 

El hidrógeno es el elemento más abundante del universo y es clave para potenciar la transición hacia un modelo energético impulsado por fuentes de energía renovables. 

 

No es una fuente de energía, aclaran, sino un vector energético, es decir, un medio que permite almacenar energía que ha sido producida por fuentes primarias de energía y liberarla cuándo y dónde se demande. Puede obtenerse a partir de cualquier tipo de energía primaria y si esta energía es renovable, entonces el hidrógeno producido será igualmente renovable. Ergo, será hidrógeno verde.

Ofrece una gran ventaja: permite almacenar energía limpia, con gran densidad energética, para usarla de forma controlada. Y puede ser fundamental para descarbonizar el sector energético, parte del sector industrial y el transporte, 3 de los mayores emisores de gases de efecto invernadero.

El desarrollo de la energía renovable generará 8 millones de empleos hasta 2030

El hidrógeno, apuntan, se utiliza desde hace años en el sector industrial con múltiples aplicaciones, como refinar petróleo (33%) o como materia prima para la producción de amoníaco (27%), según cifras de la Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en inglés). 

Pero la mayoría del hidrógeno que se utiliza en estos procesos industriales se obtiene a partir de gas natural, un combustible fósil. Por ello es imperativo favorecer la introducción del hidrógeno verde como vector energético en el sector industrial.

Las energías renovables, como la solar, la eólica y la hidráulica, son la base para conseguir un nuevo modelo energético con menos emisiones contaminantes. “Pero tienen un inconveniente importante: son intermitentes y fluctúan, por lo que es imprescindible acumularlas durante los excedentes de producción para poder usarlas de forma controlada”, indica la investigadora María Retuerto, del Instituto de Catálisis y Petroleoquímica del CSIC. 

El hidrógeno verde para utilizarlo en pilas de combustible

El hidrógeno, señalan, se enfrenta a retos importantes: producirlo de forma limpia y barata, almacenarlo de manera segura y eficiente, lograr una red segura para transportarlo y distribuirlo y desarrollar dispositivos eficientes que convierten la energía química del hidrógeno en electricidad como las pilas de combustible.

De momento, la tecnología para producir hidrógeno verde y utilizarlo en pilas de combustible es muy incipiente y se necesita más investigación para alcanzar todo su potencial, tal como constata el Libro Blanco del CSIC sobre Energía limpia, segura y eficiente.

El 10% más rico de la población mundial produce casi la mitad de los gases de efecto invernadero

En el CSIC, varios equipos estudian nuevos procesos para obtener hidrógeno verde más eficiente y asequible, y convertirlo en energía mediante pilas de combustible, y para que genere productos químicos verdes. “El hidrógeno verde es la mejor manera de almacenar la energía de fuentes renovables”, según Retuerto. 

“Y se puede aplicar en muchos sectores”, precisa. Se puede usar para volver a producir electricidad mediante una pila de combustible, para introducir en la red de gas natural y reducir la emisión de gases de efecto invernadero, en la industria para obtener productos químicos verdes y biocombustibles, o como combustible en la producción industrial.

Otros artículos interesantes:

Usar hidrógeno para descarbonizar la calefacción doméstica es una mala idea: es menos eficiente y más caro, según 32 estudios independientes

Airbus probará motores propulsados por hidrógeno en el A380

Crean una nueva tecnología más barata, sostenible y eficiente para producir hidrógeno

“Queremos ser la escuela del omnicanal digital en España y, para eso, la formación es clave”

Te recomendamos