Pasar al contenido principal

HSBC despedirá al 15% de su plantilla y aplicará recortes multimillonarios tras el desplome de un 53% en su beneficio de 2019

Un cliente retira efectivo en un cajero automático de HSBC en Londres

Reuters

  • HSBC anuncia que despedirá a 35.000 empleados, el 15% de su plantilla, y recortará 4.500 millones de dólares (unos 4.150 millones de euros) en costes en EEUU y la UE hasta finales de 2022.
  • En total, este plan de reestructuración del banco tendrá un coste total de 7.300 millones de dólares (sobre 6.700 millones de euros) con el fin de reorientar sus inversiones hacia Asia, su mercado más rentable.
  • El banco londinense da a conocer este plan después de haber presentado sus resultados de 2019, en el que su beneficio neto se redujo un 53% hasta los 5.970 millones de dólares (en torno a 5.500 millones de euros).
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Nueva ronda de despidos masivos en HSBC. El año pasado, el banco londinense recortó 4.700 puestos de trabajo para afrontar lo que definió como "un entorno global cada vez más complejo y desafiante" debido a los bajos tipos de interés, a la guerra comercial y a la incertidumbre del Brexit. Tras esta decisión, se rumoreó que HSBC despediría a unos 10.000 empleados para reducir costes, una cifra que ha terminado por quedarse corta.

Este martes, HSBC ha anunciado que se prepara para despedir a 35.000 trabajadores, el 15% de su plantilla y aplicará un plan de recortes de costes en sus negocios en EEUU y UE valorado en 4.500 millones de dólares (unos 4.150 millones de euros) hasta finales de 2022.  En total, el plan de reestructuración tendrá un coste total de 7.300 millones de dólares (sobre 6.700 millones de euros) con el fin de reorientar sus inversiones hacia Asia, que es su mercado más rentable. 

Leer más: Los bancos acumulan casi 60.000 despidos en 2019 y el gigante alemán Commerzbank prepara la nueva ola de recortes

No obstante, el informe de resultados del banco reconoce que está "siguiendo el reciente brote del coronavirus, que está causando perturbaciones económicas en Hong Kong y China y podría afectar al rendimiento en 2020". Además, la entidad, con sede en Londres pero cuyo nombre se corresponde con las siglas de Hong Kong and Shanghai Banking Corporation, se ha visto afectada por las protestas contra China en la excolonia británica en 2019.

Por su parte, Noel Quinn ha asegurado en el informe de resultados de la entidad que "parte de nuestros negocios no están dando un rendimiento aceptable", haciendo referencia a EEUU y la UE, cuya rentabilidad ya estaba en entredicho en trimestres anteriores, en el que ha señalado que reducirán un 35% sus activos de riesgo en Europa y un 45% en EEUU para destinarlos a segmentos "de mayor crecimiento". 

Además, el consejo de administración debe decidir si el CEO interino del banco, Noel Quinn, se verá afectado personalmente por los despidos, según adelanta Bloomberg. Mientras, el jefe de banca privada de HSBC, António Simões, abandonará la entidad próximamente, según desvela Financial Times, que señala que, pese a estar considerado el mejor candidato a ser el próximo CEO del banco, se ha convertido en el despido de mayor nivel, al menos de momento.

Leer más: Los bancos españoles han prescindido de 85.000 empleados en la última década y la tendencia no parece que vaya a cambiar ante la inminente revolución de los robots

La publicación del plan de reestructuración de HSBC coincide con la presentación de sus resultados de 2019, un ejercicio en el que la entidad londinense ha visto como su beneficio se ha desplomado. Estas son las principales cifras de los resultados de HSBC en 2019:

  • Beneficio neto: 5.970 millones de dólares (en torno a 5.500 millones de euros), un 53% interanual menos.
  • Beneficio ajustado antes de impuestos: 22,200 millones de dólares (unos 20.500 millones de euros), un 5% más.
  • Ingresos atribuidos antes de impuestos: 56.100 millones de dólares (alrededor de 51.800 millones de euros), un 4,3% más.
  • Ratio de capital CET1 fully loaded: 14,7%.

El banco ha destacado en su presentación de resultados que el plan de reestructuración les permitirá generar una rentabilidad de entre el 10% y el 12% en 2022, frente al 8,4% que ha declarado en 2019. Además, ese plan supondrá la combinación de sus unidades de banca de consumo y banca privada, la reducción de sus unidades territoriales de negocio de 7 a 4 y la estabilización de su plantilla en torno a los 200.000 empleados.

Y además