Pasar al contenido principal

El coronavirus se contagia a la economía china y mundial, pero los analistas prevén que su efecto sea limitado

Una pasajera con una máscara en un tren vacío en el interior de China
Reuters

El impacto del coronavirus no deja de extenderse: su contagio se ha hecho notar en varios sectores económicos, generando una fuerte volatilidad en las bolsas y en los mercados de materias primas y de divisas, mientras que cientos de fábricas y empresas chinas y extranjeras presentes del país asiático han ampliado las vacaciones de sus empleados o han pospuesto directamente su actividad hasta que se modere la expansión de este virus.

Sin embargo, este miércoles las bolsas europeas y asiáticas, salvo las de China, que están cerradas desde la semana pasada por las fiestas del Año Nuevo Lunar, cerraron en positivo, mientras que Wall Street y el precio del petróleo recuperaban también el tono alcista. Pese a esas mejoras, en la madrugada del jueves, los mercados de Asia han vuelto al tono negativo, con caídas del 5,5% en el Taiex de Taiwán, del 2% en el Hang Seng de Hong Kong y ligeramente por debajo de esa cota en Japón y Corea del Sur.

Ante este rebote, los analistas de fondos, agencias e instituciones financieras se preguntan cuánto durará el efecto de la crisis del coronavirus y cuáles serán sus consecuencias reales.

Leer más: Un terrorífico gráfico muestra lo rápido que se ha propagado el coronavirus de Wuhan y lo cerca que está de convertirse en una pandemia

Desde la agencia de calificación Moody's, su directora general Atsi Sheth, apunta que "el mayor riesgo en torno a las infecciones por coronavirus dentro y fuera de China está relacionado con la salud humana, y lo soportan los expuestos a la infección".

Sin embargo, considera que en caso de que el contagio se extienda "también podría tener consecuencias económicas, como lo demostró la epidemia de SARS de 2003".

Similitudes con el SARS

Ese paralelismo con el SARS se repite entre otros expertos. Los analistas de inversión de la gestora Degroof Petercam destacan que en 2003, el SARS tuvo "un impacto significativo en el crecimiento económico de la región asiática, pero también fue efímero, una vez que la situación se normalizó". Por ello, consideran que "dados los indicios de reducción de la infecciosidad" y la mejor preparación sanitaria, "el escenario más probable es que el impacto sea menor".

Por su parte, Bartlomiej Szabat-Iriaka, analista sanitario de Edmond de Rothschild Asset Management, afirma que "la convalecencia del mercado será breve". El experto señala que "en 2003, la falta de transparencia hizo que se retrasaran las formas eficientes de detener la propagación del SARS. Hoy en día, la capacidad de respuesta de Beijing y las recientes declaraciones de XI Jinping muestran que el país está decidido a contener rápidamente el virus".

Una opinión similar comparte Azad Zangana, economista y estratega senior de Schroders, que destaca que las autoridades chinas han actuado con mayor rapidez que en 2003 y que "la tasa de mortalidad es menor en esta etapa: menos de un tercio del SARS". Sin embargo, advierte de que "China es ahora más importante que nunca para la economía mundial", dado que en 2003 representaba un 4,2% de la economía mundial y en 2018 ya suponía un 15,8%.

Leer más: Estos son los síntomas del mortífero coronavirus de Wuhan y cuándo deberías preocuparte

Azad Zangana asegura que los estudios cifran el impacto económico del SARS en China en "uno o 2 puntos de su PIB", aunque en este caso prevé una merma menor, aunque significativa. "Junto con el posible retraso en la vuelta de las empresas a la producción normal, aumenta el riesgo de que el crecimiento de China caiga por debajo del 6% interanual en el primer trimestre", afirma el experto.

Mientras, desde el banco suizo Julius Baer aseguran que "a pesar de que la incertidumbre es alta, mantenemos nuestro pronóstico de un crecimiento real del PIB del 5,8%". Por eso, señalan que ciertos valores refugio, como los bonos del Tesoro de EEUU, están beneficiándose de la situación y no prevén que los precios de las materias primas se salgan de sus márgenes establecidos.

Qué sectores se verán más afectados

Respecto a los sectores que se verán más afectados por el coronavirus, Atsi Sheth señala que "el temor al contagio podría disminuir la demanda de los consumidores y afectar el turismo, los viajes, el comercio y los servicios". Por otra parte, señala que aumentará la carga económica en el sector sanitario de los países afectados.

Mientras, desde Degroof Petercam recuerdan que la epidemia de SARS de 2003 "provocó una disminución de las existencias de artículos de lujo, ocio y turismo y las compañías relacionadas con esos sectores cayeron en bolsa", aunque aclarando que esas empresas revirtieron sus pérdidas en pocos meses. "Actualmente, los inversores temen que el brote de este nuevo virus afecte a las ventas de estos mismos sectores", afirman los expertos de la gestora belga.

Leer más: China aísla a Wuhan del resto del mundo en una cuarentena sin precedentes para contener la propagación del coronavirus

Otro de los factores a tener en cuenta es la celebración del Año Nuevo Chino, que ha facilitado el cierre de empresas al ampliar las vacaciones ya previstas. Sin embargo, el tradicional flujo de millones de viajeros de regreso a sus hogares para los festejos se ha visto frenado, lo que para Bartlomiej Szabat-Iriaka supone que la economía china ha perdido un periodo económicamente activo.

Pese a este efecto, el analista sanitario de Edmond de Rothschild considera que el impacto será limitado en el tiempo, como la mayoría de los expertos. "Es probable que cualquier desaceleración en el transporte y el comercio de restaurantes sea un fenómeno temporal más que una tendencia a largo plazo", afirma Szabat-Iriaka.

Sin embargo, existen riesgos de que el coronavirus deje secuelas inesperadas en la economía china. Así, la propagación del virus en el gigante asiático podría reducir drásticamente la capacidad de Pekín para cumplir con los compromisos de compra de productos agrícolas estadounidenses que se incluyen en el acuerdo comercial de primera fase que firmó con EEUU hace semanas, según analistas citados por South China Morning Post.

Más información sobre el coronavirus de Wuhan en Business Insider

Y además