He probado el Huawei Mate 40 Pro y tengo claro que sería el móvil del año si tuviese los servicios de Google

Análisis Huawei Mate 40 Pro
  • He probado el nuevo buque insignia de Huawei, el Mate 40 Pro y tengo claro que es uno de los mejores dispositivos del año: excelente fotografía, espectacular rendimiento y diseño premium con mucha personalidad son sus puntos fuertes. 
  • El único motivo por el que no le doy el premio al mejor del año es por la ausencia de servicios de Google, ya que a pesar del enorme esfuerzo de Huawei por mejorar una App Gallery que cada día es mejor, sí que empaña el resultado final. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Hace unos años, la pelea en la gama alta se decantaba siempre entre dos compañías: Apple y Samsung. Ahora, todo esto ha cambiado y existen muchas otras marcas que son capaces de plantarles cara e incluso superarlas en algunos aspectos. 

En 2019 aterrizó en las tiendas el Huawei Mate 30 Pro. Un dispositivo que, si no fuese por la ausencia de los servicios de Google, sería el mejor del año gracias a un diseño fantástico y unas prestaciones dignas de elogio. 

Samsung gana un 52% más en el tercer trimestre, impulsado por la venta de smartphones y las restricciones a chips de Huawei

Ahora, he tenido la oportunidad de probar cerca de dos semanas la evolución de ese dispositivo, el Huawei Mate 40 Pro del que ya dejé unas primeras impresiones la semana pasada y lo cierto es que esas buenas sensaciones no caen en saco roto, ya que el terminal es todo lo que esperaba y mucho más. 

Si quieres conocer qué me ha parecido el Huawei Mate 40 Pro, sigue leyendo...

Un diseño espectacular que deja claro que tienes algo premium entre manos... aunque deja muchas huellas

Análisis Huawei Mate 40 ProAnálisis Huawei Mate 40 Pro

El solo tenerlo entre las manos ya da la sensación de que estás ante algo premium. El tacto del dispositivo es muy bueno y sus 212 gramos sientan muy bien gracias a un agarre bastante sólido que no resbala.

También es bastante cómodo de manejar a pesar de que tiene unas dimensiones bastante grandes (162,9x75,5x9,1mm) y sin duda cuenta con un acabado sencillamente espectacular. 

Lo que más destaca, evidentemente, es el módulo circular de la cámara trasera que deja bien claro que estás ante un Mate 40 Pro. Tiene muchísima personalidad y además, gracias a la simetría, consigue que cuando lo dejas sobre cualquier superficie no tambalee, uno de los grandes males de los dispositivos modernos. 

También tiene un cuerpo realmente precioso que consigue dotar de reflejos muy bonitos a la parte trasera, aunque queda un poco por debajo de la excelencia porque deja bastantes huellas. 

En cuanto al resto de elementos, este Mate 40 Pro recupera los botones de volumen, que había eliminado en el Mate 30 Pro y que sinceramente agradezco porque responden mejor. Tengo claro que no todo tiene porque ser al tacto, así que buen punto para Huawei.

Análisis Huawei Mate 40 ProAnálisis Huawei Mate 40 Pro

También mantiene el característico botón de encendido en rojo que le da un toque más llamativo al terminal y que responde a la perfección a las pulsaciones. 

Por último, tanto en la parte superior e inferior cuenta con los altavoces que rinden mucho mejor respecto a la anterior generación y deja un buen sonido para disfrutar de música o películas y series siempre que no rebases el 75%, momento en el que empieza a distorsionar, algo muy común en cualquier dispositivo.

Llama la atención que no cuenta con conexión para auriculares, aunque es cierto que es algo que acabará cayendo en el olvido y ofrece conexión USB-C para cascos con ese tipo de conexión —que vienen en la caja—, así como para el cable de batería. 

Una pantalla que da la sensación de ser infinita y donde todo luce de manera sobresaliente

Análisis Huawei Mate 40 ProAnálisis Huawei Mate 40 Pro

Otro de los puntos más atractivos de este Huawei Mate 40 Pro es, sin lugar a dudas, su panel OLED de 6,76 pulgadas con resolución FHD de 2772x1344 píxeles que consiga que todo luzca espectacular. Además, viene con una tasa de refresco de 90hz, que consigue que todo lo que sucede en pantalla vaya mucho más fluido y rápido. 

También destaca que deja atrás el notch del Mate 30 Pro y apuesta por un doble agujero en pantalla para albergar la cámara frontal y el sensor 3D para el desbloqueo facial ubicado en la esquina superior izquierda que consigue dar la sensación de tener entre manos una pantalla más grande. 

A esto ayuda la curvatura de 88º de los laterales que consigue que el panel para la pantalla sea del 94,1%. Además, esta zona está bien entrenada para evitar toques accidentales que enturbien la experiencia de uso. 

De todas formas, esa curva tiene sus pegas: alguna imprecisión a la hora de usar el teclado con las teclas más pegadas a los bordes y un ligero tono verdoso a los lados, pero se soluciona poniendo el dispositivo en modo oscuro —que es francamente elegante y está muy conseguido— o tirar por la opción de ocultar los bordes, aunque es cierto que quita la sensación de esa pantalla infinita que comentaba al principio. 

Otro elemento que me ha encantado es el modo Always On, la funcionalidad que permite mostrar diseños y animaciones con la pantalla apagada, así como la hora y algunas notificaciones. 

Esta característica ya estaba en el modelo anterior y en otros dispositivos de la marca, pero aquí la han llevado un paso más allá al dotar al sensor 3D de la cámara frontal la capacidad de discernir si estamos o no estamos mirando la pantalla para mostrar algo o quedarse en negro. 

Puede parecer una tontería, pero utilizar esta función de manera constante y que esté mostrando algo a nadie, no tiene mucha utilidad y gasta batería. Ahora, solo se activa cuando fijas tu mirada sobre el dispositivo y lo cierto es que funciona muy bien y el ahorro en autonomía es bastante grande.

Un rendimiento simplemente apabullante que se confirma como uno de los mejores del año, aunque se calienta más de lo que debería en procesos de alta exigencia

Análisis Huawei Mate 40 ProAnálisis Huawei Mate 40 Pro

En esta ocasión, Huawei estrena chip en esta generación, el Kirin 9000 con 8GB de RAM así como 5G y lo cierto es que ofrece un rendimiento sobresaliente. 

Da igual lo que le eches encima con las apps más básicas del dispositivo, la multitarea, navegar por Internet, hacer fotos o consultar tus redes sociales. Funciona como un tiro y responde a la perfección sin ningún tipo de tirón, retraso o inconveniente. 

Está claro que cuando lo tienes en las manos te das cuenta de que Huawei ha apostado muy fuerte por este chip, el primero de 5 nanómetros, y que nunca te va a dejar tirado. 

En cuanto a juegos, tampoco tendrás problemas en correr lo que te apetezca, pero sí que he notado que en títulos con una carga gráfica potente o que requieran de una exigencia extrema el Mate 40 Pro se calienta más de lo que debería, sobre todo en la zona de la cámara.

Tampoco es algo preocupante, ya que solo ocurre en momentos muy puntuales y puede solucionarse utilizando una funda, pero es importante remarcarlo. 

Una batería muy duradera con una carga rápida excelente

Análisis Huawei Mate 40 ProAnálisis Huawei Mate 40 Pro

Otro punto clave de este Mate 40 Pro es sin duda su batería de 4.400mAh que nunca te va a dejar tirado  y que, aunque tiene 100mAh menos que el modelo anterior, el nuevo procesador, así como los ajustes internos del dispositivo consiguen que puedas estar sin pasar por el cable cerca de dos días a pleno rendimiento. 

Estos números pueden bajar algo si se mantiene la pantalla a 90hz de manera constante, pero como es habitual en estos casos es mejor dejar que el dispositivo decida cuando tirar de una u otra a través de la pantalla dinámica y así dar los mejores resultados posibles. 

De todas formas, tampoco es mayor problema, porque gracias a su carga rápida de 65W puedes cargar el dispositivo en apenas 40 minutos. Si no tienes tanto tiempo, en unos 20 minutos tendrás en torno al 60% partiendo de una batería totalmente gastada. 

Sensor de huellas en pantalla y desbloqueo facial impresionante, capaz incluso de reconocerte con mascarilla

Análisis Huawei Mate 40 ProAnálisis Huawei Mate 40 Pro

Huawei vuelve a apostar por el sensor de huellas integrado en pantalla que es muy rápido y fiable, a pesar de que el proceso para ingresar un dedo es un poco lento y tedioso, pero al final es lo que toca si no quieres errores. 

En cuanto al reconocimiento facial me ha dejado gratamente sorprendido, no solo por la rapidez de respuesta, que es casi instantáneo, sino porque es capaz de leerte el rostro en cualquier situación o condición de luz. 

¿Lo mejor? Es capaz de reconocerte con mascarilla.

Un sistema operativo muy solido y consistente... pero sin servicios de Google

Análisis Huawei Mate 40 ProAnálisis Huawei Mate 40 Pro

En esta ocasión, Huawei apuesta por EMUI 11 y tengo claro que es una capa completísima de Android 10 y la App Gallery va ganando grandes nombres que añadir a su biblioteca de apps, pero la ausencia de servicios de Google sigue siendo un enorme cuello de botella. 

Al hacer el trasvase de mis aplicaciones de mi actual móvil a este Mate 40 Pro, me encontré con que gran parte las apps que utilizo a diario se pasaron sin problemas y así puede evitarme el tener que buscar cualquier APK.

Es cierto que el renovado Petal Search ayuda bastante a encontrar lo que quieres, pero es bastante más engorroso que entrar en la tienda, buscar una app e instalarla.

El problema viene con determinadas apps como por ejemplo RadarCovid, que cuando pide una actualización nos lleva a la Play Store, por lo que es imposible hacerlo. 

Además, hay fallos con las copias de seguridad de WhatsApp, ya que estas se guardan en Drive y como este es un servicio de Google, el proceso es más complejo de lo habitual y toca hacer una copia de seguridad manual para tener que hacer el volcado. 

Análisis Huawei Mate 40 ProAnálisis Huawei Mate 40 Pro

También he sentido que me faltaban funcionalidades. Yo personalmente utilizo Google Fotos para todo y que mi album no se pasase de manera automática a la nube me ha supuesto algún que otro contratiempo.

Para más datos un ejemplo: las fotos que luego veréis en el análisis, cuando tengo los servicios de Google en el dispositivo no me suponen problema alguno. Abro la app desde el ordenador y las tengo listas. Con este Mate 40 Pro he tenido que tirar de ingenio —al final opté por una carpeta de WeTransfer— pero me complicó un poco las cosas. 

Eso sí, si hay alguna app que no encuentras, siempre puedes utilizar el navegador para entrar a ese servicio desde otro lado y aunque no es tan cómodo como una app, si que soluciona la papeleta de manera más o menos efectiva. 

Análisis Huawei Mate 40 ProAnálisis Huawei Mate 40 Pro

Al final esto es lo que significa no tener los servicios de Google en el móvil: una búsqueda mayor, algunas tareas más engorrosas que otras y pequeñas ausencias que seguramente acabarán llegando con el tiempo a la App Gallery. 

Lo que tengo claro, eso sí, es el enorme esfuerzo realizado por Huawei para mejorar su tienda. El último dispositivo de la compañía que analicé fue el P40 Pro y desde ese momento, la App Gallery ha dado un salto de gigante con muchas nuevas incorporaciones y facilidades, así que tengo claro que lo de la ausencia de Google será algo que dejará de ser un punto negativo en un futuro para la compañía. 

De todas formas, existen maneras de instalar los servicios de Google y aunque no una solución un tanto torpe ya que hay apps que no se pueden utilizar por incompatibilidad del software, si que te deja salir del paso. 

En cuanto al sistema operativo como tal EMUI 11 es bastante completo y tiene su propio acceso rápido que hace las veces de Google Discover al que han llamado Today y que deja ver las noticias más relevantes del día, así como apps o imágenes que pueden ser interesantes para nuestro día a día. 

Análisis Huawei Mate 40 ProAnálisis Huawei Mate 40 Pro

También tiene botones configurables para los accesos rápidos, así como una interfaz muy completa y personalizable que con un poco de tiempo puedes hacer que sea totalmente única y un asistente virtual, Celia, que aunque es funcional si que no es tan efectivo como otras opciones. 

Por último, me han llamado la atención los nuevos gestos que dejan utilizar el terminal sin tener que tocarlo y aunque es cierto que falla más de lo que debería, es una funcionalidad bastante llamativa y que cuando funciona bien deja unos resultados muy chulos.

Por ejemplo, al poner la mano encima, es posible desbloquear el dispositivo, algo francamente útil si tienes las manos manchadas y estás siguiendo una receta de cocina o la posibilidad de pasar de página o bajar o subir en la ventana moviendo la mano de lado a lado. 

Un apartado fotográfico realmente versátil que me ha dejado maravillado

Análisis Huawei Mate 40 ProAnálisis Huawei Mate 40 Pro

Si quieres un dispositivo premium, un apartado en el que no puede fallar es en la cámara y en este sentido, Huawei no decepciona entregando un apartado fotográfico maravilloso y realmente versátil.

Respecto al módulo trasero, monta un sensor principal de 50 megapíxeles, ultra gran angular de 20 megapíxeles y un teleobjetivo de 12 megapíxeles que dejan unos resultados francamente buenos.

Los colores están muy bien representados y el zoom sigue siendo uno de los más potentes del sector, a pesar de que para sacar los mejores resultados es necesario un trípode para que la cámara se mantenga estable. 

Lo que me ha encantado del software, es que al lado de la cámara te aparece una miniatura de lo que estás enfocando para que te puedas hacer una idea de dónde estás y puedas dirigir el objetivo al lugar correcto de la fotografía. 

Análisis Huawei Mate 40 ProAnálisis Huawei Mate 40 Pro

En cuanto a la cámara selfie, tiene un gran angular de 13 megapíxeles que además viene con una IA capaz de detectar si hay más personas en pantalla para alejar un poco el objetivo y pasa lo mismo cuando se gira el terminal. Además, consigue que ese efecto ojo de pez tan común en este tipo de instantáneas desaparezca y lo cierto es que lo consigue de manera notable. 

Dentro del apartado de vídeo, logra resolución 4K a 60 frames por segundo en la cámara principal y ofrece dos características bastante reseñables: la Steady Shot, que mejora la estabilidad y la Tracking Shot, que sigue a un objetivo constantemente y lo enfoca continuamente son algunos detalles de este movimiento. 

Aquí tienes algunos ejemplos de la versatilidad de la cámara del Mate 40 Pro.

Análisis Mate 40 ProAnálisis Mate 40 Pro
Análisis Mate 40 ProAnálisis Mate 40 Pro
Análisis Mate 40 ProAnálisis Mate 40 Pro
Análisis Mate 40 ProAnálisis Mate 40 Pro
Análisis Mate 40 ProAnálisis Mate 40 Pro
Análisis Mate 40 ProAnálisis Mate 40 Pro
Análisis Mate 40 ProAnálisis Mate 40 Pro
Análisis Mate 40 ProAnálisis Mate 40 Pro
Análisis Mate 40 ProAnálisis Mate 40 Pro
Análisis Mate 40 ProAnálisis Mate 40 Pro
Análisis Mate 40 ProAnálisis Mate 40 Pro
Análisis Mate 40 ProAnálisis Mate 40 Pro
Análisis Mate 40 ProAnálisis Mate 40 Pro

El Huawei Mate 40 Pro es uno de los mejores dispositivos del año, a pesar de que la ausencia de los servicios de Google sigue haciendo daño

Análisis Huawei Mate 40 ProAnálisis Huawei Mate 40 Pro

Es algo que tengo muy claro: el Huawei Mate 40 Pro es uno de los mejores dispositivos que han pasado por mis manos a lo largo de este 2020 y no han sido pocos precisamente y no le puedo otorgar el premio como mejor del año simplemente por esa pequeña mancha que empaña el resultado final: la ausencia de servicios de Google. 

El esfuerzo por parte de Huawei con su App Gallery y que muchas de las apps que utilizo diariamente ya se encuentran en su interior, sigo sintiendo que faltan algunas cosas importantes y a pesar de que el sistema operativo es fabuloso sigue siendo un cuello de botella que no le deja desplegar todo su potencial. 

Eso sí, como es ya habitual desde hace unos años, es posible instalar por tu propia mano los servicios de Google y existen muchos tutoriales para que puedas tenerlos en tu dispositivo, pero aun así existen algunas aplicaciones que te seguirán sin funcionar de manera correcta por incompatibilidad con el sistema.

Salvando este escollo, el Huawei Mate 40 Pro es un dispositivo que lo tiene absolutamente todo: un diseño con muchísima personalidad, una pantalla con un sinfín de posibilidades y que da la sensación de ser infinita, un rendimiento apabullante que se encuentra entre lo mejor del año y un apartado fotográfico maravilloso y muy versátil con el que podrás hacer lo que te apetezca. 

Eso sí, no es precisamente barato: 1199 euros. 

LEER TAMBIÉN: Huawei estudia vender parte del negocio de Honor, su segunda marca de smartphones

LEER TAMBIÉN: Huawei Watch FIT es el smartwatch ideal para ponerse en forma, con casi 100 modos de deporte y entrenador personal a un precio sugerente

LEER TAMBIÉN: Los 6 móviles con 5G más baratos que puedes comprar: ninguno de ellos supera los 400 euros

VER AHORA: Por qué regalamos en Navidad y cuáles han sido los hits de este año