Pasar al contenido principal

He probado Huawei MatePad Pro y si buscas potenciar tu creatividad, así como una autonomía más que notable es una tablet perfecta para ti

Análisis Huawei MatePad Pro
  • La Huawei MatePad Pro destaca por una potencia apabullante y la fabulosa integración del M-Pen, el lápiz óptico de la marca que hará las delicias de cualquier amante del dibujo o del diseño. 
  • Además, ofrece una calidad de audio realmente impresionante que te permitirá disfrutar de tus contenidos favoritos a un nivel sobresaliente. 
  • Eso sí, viene con un pequeño problema que resta puntos al conjunto global: la ausencia de servicios de Google que, aunque se pueden instalar, es un proceso un poco complicado. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Huawei lleva ya bastantes años entregando productos realmente interesantes como el fantástico P40 Pro para competir dentro de la gama alta o su hermano menor, el P40 Lite que aterrizó hace unos meses dentro de la gama media y apunta a repetir el éxito del P30 Lite.

Todo este camino le ha valido a la compañía china para lograr desbancar a Samsung como el mayor fabricante de móviles del mundo y ahora le toca asaltar un nuevo mercado: el de las tablets

Si bien es cierto que ya cuentan con una cartera de productos muy interesantes, con la MatePad Pro que he tenido la oportunidad de analizar durante las últimas semanas, han querido ir un paso más allá ofreciendo un producto de alta gama con muchas virtudes y muy pocos defectos.

La tablet destaca principalmente por una potencia apabullante y la fabulosa integración del M-Pen, el lápiz óptico de la marca, que hará las delicias de cualquier amante del dibujo o del diseño

Además, ofrece una calidad de audio realmente impresionante que te permitirá disfrutar de tus contenidos favoritos a un nivel sobresaliente. 

Leer más: Qué implica que Trump haya relajado el veto a Huawei: las empresas estadounidenses podrán colaborar con ellos en el desarrollo del 5G

Eso sí, viene con un pequeño problema que resta puntos al conjunto global: la ausencia de servicios de Google que, aunque se pueden instalar, es un proceso un poco complicado. 

Para que te hagas una idea: servicios como Gmail, YouTube o Netflix, por poner algunos ejemplos, no se encuentran en la tienda de apps de la tablet y muchas aplicaciones con las que se le podría sacar más partido a un dispositivo de estas características tampoco están.

Eso sí, existe un rayo de esperanza: al buscar este tipo de aplicaciones — quitando las exclusivas de Google — avisan de que llegarán a estar en la AppGallery, pero de momento no cuentan con fecha de lanzamiento. 

También es importante remarcar que siempre puedes utilizar las tres aplicaciones citadas a través del navegador sin ningún tipo de problema así que, aunque la experiencia no es la misma, es posible acceder a ellas. 

De todas formas, la Huawei MatePad Pro es una tablet excelente que destaca prácticamente en todo lo que se propone.

Una pantalla francamente interesante donde todo luce muy bien

Análisis Huawei MatePad Pro

La MatePad Pro apuesta por una resolución QHD+ de 2560x1600 píxeles de 10,8 pulgadas donde todo luce realmente bien. Además, tiene una potencia suficiente en el brillo para adaptarse a cualquier situación en donde requieras buena iluminación en pantalla.

Destaca también la cámara selfie ubicada en la esquina superior derecha, pero aquí punto negativo: me ha parecido extremadamente grande y constantemente se me iba la mirada tanto en posición vertical como en horizontal. 

También es cierto que gracias a que la puedes colocar como quieras y la pantalla gira contigo para adaptarse a por donde la tienes cogida, puedes conseguir que la cámara esté abajo y no resalte tanto

Diseño sobrio y elegante que destaca por su ligereza

Análisis Huawei MatePad Pro

La tablet ofrece un diseño muy sobrio y elegante con bordes redondeados  y una cámara trasera ubicada en la parte superior izquierda que no desentona, pero que sale demasiado del marco. Evidentemente esto se soluciona con la funda con teclado que viene en el paquete, donde encaja a la perfección la lente y todo queda al mismo nivel. 

Pero donde tiene que acertar un dispositivo de estas características es en su manejo, agarre y sobre todo peso... y en los tres casos da en el clavo. Sus 460 gramos hace que desenvolverse con ella sea muy sencillo y sus dimensiones de 246x159x7,2mm logran convertirse en el perfecto aliado para tu productividad ya que ofrece el tamaño perfecto para escribir sin problemas con el teclado táctil, utilizar el físico o disfrutar del M-Pen que, sin duda, es el compañero perfecto de la MatePad Pro y la estrella de la función. 

El M-Pen es la estrella de la función y te permitirá hacer auténticas virguerías

Análisis Huawei MatePad Pro

En este sentido lo tengo claro: lo que más me ha gustado de la tablet es la integración con el M-Pen, el lápiz óptico que acompaña a la MatePad Pro, que es una auténtica pasada. 

Eso sí, toca empezar con una anécdota: en un mundo en el que nadie se lee las instrucciones de uso me estuve peleando con el lápiz y la tablet para lograr sincronizar ambos. Tras un rato rompiéndome la cabeza porque no lograba emparejarlos, recurrí al manual donde ya me quedó claro cómo hacerlo: una parte magnética del lápiz se encaja con cualquier lado lateral de la tablet y desde ese momento empieza la magia. 

Análisis Huawei MatePad Pro

Aunque es cierto que en determinados momentos es más útil utilizar los dedos para desplazarte por los menús o aplicaciones, cuando abres una aplicación de dibujo es cuando todo empieza a brillar. 

El lápiz consigue algo que el dedo ni siquiera sueña: puedes apretar o deslizarte suavemente por la pantalla para dibujar una línea de diferente grosor o incluso inclinarlo para hacer determinados efectos. Con el dedo simplemente hay un patrón y ya.

Análisis Huawei MatePad Pro

Su material es muy agradable al tacto y su tamaño y peso son perfectos para cualquier tipo de mano.

En cuanto al posible miedo a extraviarlo por llevarlo únicamente imantado a la tablet, no te preocupes. Es lo suficientemente potente para que incluso zarandees el dispositivo y no se mueva un ápice, como lo necesariamente suave para que cogerlo sea cosa de pasar la mano.

Eso sí, solo tiene una zona imantada, que se nota a la perfección porque está más hundida que el resto del dispositivo, por lo que igual pierdes un par de segundos hasta que logras encajarlo. 

Análisis Huawei MatePad Pro

La funda con teclado no me ha disgustado pero no le he sacado el suficiente provecho como para verle ningún atractivo

Análisis Huawei MatePad Pro

Como funda, cumple su función con creces: protege el dispositivo, corrige la desviación de la cámara trasera haciendo que todo esté al mismo nivel y le da un aspecto todavía más elegante.

Me ha gustado mucho que al igual que el M-Pen la conexión es totalmente inalámbrica y simplemente se conectan con imanes y ofrece dos posiciones diferentes para convertir el dispositivo en un pequeño ordenador con teclado. 

Y aquí están mis peros. Aunque el teclado es muy cómodo y se maneja a la perfección solo está disponible en versión inglesa y no incorpora la letra 'ñ' y no he logrado poner tildes en las palabras. Además, como funciona como una extensión del propio teclado virtual de Huawei, no se puede remapear.

Al final me he visto utilizando más el teclado táctil de la pantalla, que es igual de cómodo —e incluso con la predicción de palabras he conseguido casi el mismo ritmo que con el ordenador.

A nivel de autonomía cumple de sobra con lo que se espera de un dispositivo de estas características llegando a más de dos días sin problemas

Análisis Huawei MatePad Pro

Hay que tener en cuenta un punto importante antes de hablar sobre la autonomía: tanto el lápiz óptico como el teclado consumen recursos de la tablet para poder funcionar y eso, evidentemente, resiente la vida útil real del dispositivo.

Si optas por una funda de otro fabricante que no consuma batería y el M-Pen lo guardas en otro sitio que no sea el lado magnético de la tablet, notarás la diferencia ya que no desviará su autonomía hacia otro lado.

Dicho esto y habiendo utilizado la MatePad Pro con la funda-teclado y el lápiz de manera constante, cumple con lo que se espera de un dispositivo de estas características llegando a más de dos días sin problemas. 

En mi caso, la tablet la uso para fines muy concretos y no le pido la misma potencia que a un móvil porque no la estoy utilizando de forma constante, así que me ha convencido bastante. 

Además, cuenta con carga rápida de 20W que logra el 0 a 100 de sus 7.250 mAh de capacidad en cerca de dos horas. También ofrece la posibilidad de carga inalámbrica de 15W y carga inalámbrica inversa de 7,5W. 

A nivel de conectividad está todo lo necesario y sorprende con un maravilloso sistema de audio

Análisis Huawei MatePad Pro

La MatePad Pro ofrece conectividad 4G y viene con USB tipo C, algo que ya se ha convertido en un estándar a día de hoy, por lo que no hay nada que añadir.

Donde puede restar puntos es en la ausencia de conector minijack para auriculares, algo que se te olvida completamente por la posibilidad de conectar cascos vía Bluetooth o, sobre todo, por su sobresaliente sistema de audio.

Esta claro que el "culpable" es el equipo Harman / Kardon que monta la tablet y sus cuatro altavoces (dos arriba y dos abajo) que funcionan en estéreo y logran alcanzar un volúmen sobresaliente donde no existe distorsión y todo cumple de manera excelente: graves, fuerza y ecualización.

Si te encanta ver series en la tablet, aquí vas a encontrar a tu aliado perfecto. 

Potencia desmedida para lo que necesites durante el día a día

Análisis Huawei MatePad Pro

La MatePad Pro monta un Kirin 990 con 6GB de RAM y se nota. El comportamiento del dispositivo es simplemente sobresaliente tanto a la hora de mover cualquier aplicación como cualquier tipo de juego pesado que se te pase por la cabeza. 

Ofrece un rendimiento que roza la perfección tanto a nivel de navegación, apertura de aplicaciones, actividad en segundo plano o manejo de cualquier título potente que se precie. 

Otro punto a favor es que, aunque le eches muchas horas de uso continuo al dispositivo logra disipar muy bien el calor — incluso con la funda puesta — y no se sobrecalienta en ningún momento

A nivel de software cumple con creces, aunque es cierto que le falta un punto para llegar al sobresaliente: la integración de los servicios de Google

Análisis Huawei MatePad Pro

La MatePad Pro viene con EMUI 10 basado en Android 10 y su apariencia me ha gustado bastante. Tiene un aspecto muy limpio y ordenado que además te permite jugar bastante con la tienda de Temas donde encontrarás cientos de diseños diferentes para que hagas propio el dispositivo. 

También incluye los accesos rápidos al pulsar sobre una aplicación, lo que te permite entrar a incluir un evento en el calendario ahorrándote dos o tres pasos, por poner un ejemplo. 

La estructura en pantalla ofrece un diseño de 6x4 y puedes cambiarlo por 6x5 o 5x5. En mi caso hubiese preferido un diseño más compacto en donde puedese meter más apps por fila y columna, pero al final es cuestión de gustos. 

No podía faltar algún que otro gesto como el doble toque para encendido y apagado de pantalla, algo que se agradece por sus dimensiones y un modo oscuro muy resultón que encantará a los apasionados por esta funcionalidad. 

El problema que tiene esta tablet, al igual que otros dispositivos de Huawei es que tras el veto de Trump ya no incluyen los servicios de Google. Es decir, adiós a Play Store y todo lo que conlleva.

Para que te hagas una idea, de serie no vas a poder instalar aplicaciones como Gmail, Youtube o Netflix, por citar algunos ejemplos y, aunque puedes instalar los servicios para acceder a estas apps, es un proceso un poco complicado.

De todas formas, hay algunas aplicaciones que al requerir el pago con tarjeta o similares, aunque logres descargarlas no podrás utilizarlas por falta de seguridad. Al final estás instalando un servicio no oficial.

Aun así no todo es tan negativo. Aunque no tengas las apps siempre puedes acceder a ellas a través del navegador y aunque la experiencia no es la misma, solventa el problema con elegancia. 

Lo bueno es que existe un rayo de esperanza: al buscar este tipo de aplicaciones — quitando las exclusivas de Google — avisan de que llegarán a estar en la AppGallery, pero de momento no cuentan con fecha de lanzamiento. 

Una cámara que cumple y eso que no es una característica fundamental en este tipo de dispositivos

Análisis Huawei MatePad Pro

La MatePad Pro tiene una cámara principal de 13 megapíxeles con apertura f/1.8 sin modo retrato, pero con HDR, modo profesional y otros elementos interesantes y una delantera de 8 megapíxeles que sirve para salir del paso sin problemas y que seguramente acabarás utilizando para videollamadas, donde sí da en el clavo. 

Está claro que el apartado fotográfico en este tipo de dispositivos no es algo necesario, pero los resultados son interesantes y se agradece el trabajo.

Aquí algunos ejemplos:

Análisis Huawei MatePad Pro
Análisis Huawei MatePad Pro
Análisis Huawei MatePad Pro
Análisis Huawei MatePad Pro
Análisis Huawei MatePad Pro
Análisis Huawei MatePad Pro
Análisis Huawei MatePad Pro

 

La MatePad Pro es el dispositivo perfecto para aquellos que busquen un sonido sobresaliente y sean unos enamorados del dibujo o diseño

Análisis Huawei MatePad Pro

La Huawei MatePad Pro me ha gustado bastante sobre todo gracias a su espectacular potencia y a la estrella de la función: el M-Pen, que hará las delicias de cualquier enamorado del dibujo o el diseño gráfico. 

La pantalla también es otro de sus puntos fuertes y aunque no apuesta por lo último, su disposición 16:10, lo vivo de sus colores y su tamaño lo convierten en un dispositivo realmente interesante. 

La batería también es otro de sus aciertos y te llegará a más de dos días de uso sin ningún tipo de problemas, algo que puede aumentar si retiras la funda y no tienes el lápiz conectado constantemente a la tablet ya que consume más recursos. 

El problema viene a nivel de software por la ausencia de servicios de Google, algo que le resta puntos por la falta de aplicaciones populares que se usan en el día a día como Netflix o YouTube y que, aunque se pueden instalar es un proceso complejo. 

De todas formas, como ya he comentado, hay un rayo de esperanza: al buscar este tipo de aplicaciones aparecen en la tienda con el letrerito de próximamente, así que al final se trata de un problema que a medio/largo plazo estará solventado. 

Esta claro que es un dispositivo muy interesante en todos los apartados que toca y que, a pesar de sus carencias, es sobresaliente. Igual sus 599 euros de partida se te pueden hacer algo excesivos, pero si buscas potencia, versatilidad y potenciar tu creatividad, la MatePad Pro no te va a defraudar.

Y además