El juicio en Irlanda por las transferencias de datos de Facebook a EEUU continuará tras un acuerdo con la agencia de protección de datos

Max Schrems, el activista por la privacidad austriaco que acaba de ganarle la batalla legal a EEUU.
Max Schrems, el activista por la privacidad austriaco que acaba de ganarle la batalla legal a EEUU.
REUTERS/Heinz-Peter Bader
  • Es un procedimiento que lleva dilatándose 7 años y medio y que todavía no se ha cerrado a pesar de que el mismísimo Tribunal de Justicia de la UE se pronunció en verano.
  • Se desbloquea gracias a un acuerdo que ha alcanzado Noyb, la asociación de activistas en defensa de la privacidad, con la Comisión de Protección de Datos (DPC) irlandesa.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Comisión de Protección de Datos de Irlanda ha alcanzado un acuerdo con la asociación de activistas en defensa de la privacidad, Noyb, para desbloquear una batalla legal que llevaba enquistada más de 7 años y que dirime si Facebook podrá continuar transfiriendo datos de ciudadanos europeos a Estados Unidos.

El procedimiento no había terminado a pesar de que incluso el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se pronunció de forma generalizada el pasado verano. La sentencia Schrems-II —Schrems es el apellido del activista que lidera Noyb— dictamina la suspensión del Privacy Shield, el acuerdo hasta ahora vigente entre EEUU y la UE por el cual se permitían estas transferencias de datos.

La sentencia del TJUE determinaba que no existía reciprocidad en el tratamiento de datos que en Estados Unidos se dispensa a los datos que se reciben de ciudadanos europeos. Facebook, a pesar de tener sede en Europa, remite todos estos datos para su procesado a su matriz norteamericana.

Facebook va a cerrar 3 de las sociedades irlandesas que ha estado utilizando para pagar menos impuestos

Aunque la sentencia ponía fin al Privacy Shield por la falta de garantías que implica procesar los datos en EEUU —fuera de Europa—, las grandes plataformas han continuado con estas transferencias alegando que se podían ejecutar mediante unos vehículos jurídicos que ya se utilizan para garantizar esas transferencias con terceros países que no son EEUU.

En mitad de esta vorágine, Noyb, la organización de activistas que lidera Max Schrems, venía batallando en estos términos en Irlanda, donde Facebook tiene su sede principal para la Unión Europea. El procedimiento comenzó en 2013. Una vez el TJUE se pronunció el pasado verano de 2020, la DPC irlandesa paralizó el caso abriendo un nuevo procedimiento al que tanto Noyb como la propia Facebook presentaron recursos.

Con su recurso, Facebook pretendía que el nuevo procedimiento que había iniciado la DPC el año pasado no prosperase. Noyb, por su parte, resumió que, al margen de que prosperase este nuevo caso, el anterior no debía verse bloqueado.

Facebook reserva 77 millones de euros en su filial irlandesa de WhatsApp para pagar posibles multas por protección de datos en Europa

Ahora la DPC ha admitido el recurso de Noyb a tan solo un día de que tuviera lugar la primera vista de este nuevo procedimiento. La organización de activistas ha alcanzado un acuerdo con la agencia de protección de datos irlandesa por la cual Max Schrems podrá acceder a todos los informes presentados por Facebook y el segundo procedimiento podrá seguir su cauce.

La DPC y Noyb también han acordado que se investigue a Facebook bajo los preceptos del actual Reglamento de Protección de Datos europeo. El RGPD está vigente desde mayo de 2018, y el juicio original de 2013 podía servir de pretexto para que la defensa de Facebook tratara de ampararse en la norma irlandesa de protección de datos anterior.

En un comunicado, Noyb cree que este acuerdo podría "en esencia" permitir que el procedimiento original culmine, y que el caso dictaminase el futuro sobre las transferencias de datos de Estados Unidos y Europa de Facebook. El litigio arrancó tras las revelaciones que Edward Snowden realizó sobre la red de vigilancia mundial, y cuyas informaciones arrancaron en 2013.

Facebook duda sobre la continuidad de su negocio en Europa si Irlanda prohíbe finalmente las transferencias de datos de sus usuarios a EEUU

El representante del activista, Gerard Rudden, ha asegurado que cuando se trata de "si Facebook podrá seguir transfiriendo datos a EEUU", la DPC "siempre ha estado de acuerdo con nosotros antes de llegar a los tribunales, y también en un borrador de decisión". "Siempre ha tenido claro que Facebook no puede seguir transfiriendo datos a EEUU. Pero nunca ha publicado una decisión en este sentido en 7 años y medio".

LEER TAMBIÉN: Facebook bloquea indefinidamente la cuenta de Donald Trump tras los actos violentos del Capitolio

LEER TAMBIÉN: Facebook, Twitter y YouTube, en el ojo del huracán por el asedio de los partidarios de Trump al Capitolio

LEER TAMBIÉN: Elon Musk vincula el asalto al Capitolio con Facebook: es el último dardo en una batalla que dura ya años entre Musk y Zuckerberg

VER AHORA: Domingo Mirón, presidente de Accenture en España, Portugal e Israel: “La colaboración público-privada y la multisectorial serán clave en la gestión de los fondos europeos”