Pasar al contenido principal

Los impresionantes cambios que le provoca a tu cuerpo el ayuno intermitente

Estrellas como Beyonce y Hugh Jackman han hablado sobre seguir planes intermitentes de ayuno para adelgazar y ponerse en forma. ¿Cómo funciona el ayuno intermitente? Hablamos con uno de los principales neurocientíficos en este campo, Mark Mattson del Programa de Investigación Intramural del Instituto Nacional sobre Envejecimiento, para obtener más información. Lo que sigue es la transcripción del vídeo.

¿Cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que has comido? Las personas que ayunan intermitentemente a menudo comen dentro de un bloque de 8 horas, dejando 16 horas de ayuno en el medio. Durante ese tramo de 16 horas, sus cuerpos experimentan un cambio importante que los diferencia de los que no lo hacen.

Así es como funciona e ayuno intermitente

Cuando comes, almacenas parte de esa energía en el hígado como glucógeno. Pero después de 10-12 horas sin comer, tus reservas de glucógeno serán extremadamente bajas. Como resultado, puedes sentirse más irritable de lo normal, un término que los científicos llaman "hangry" (enfadado por tener hambre).

Lo bueno es que, con el poco glucógeno que queda, las células adiposas de tu cuerpo liberan grasas en el flujo sanguíneo. Las células adiposas van directamente al hígado, donde se convierten en energía para el cuerpo y el cerebro. Entonces, literalmente estás quemando grasa para sobrevivir.

Las muestras de sangre de las personas que habían ayunado durante entre 12 y 24 horas indican que experimentaron un aumento del 60% en la energía de la grasa, con cambio más significativo después de 18 horas de ayuno. Este es el beneficio del ayuno intermitente porque te pone en un estado llamado cetosis. Y es por eso que los investigadores piensan que el ayuno intermitente podría ser la clave para una vida más larga y más saludable.

Leer más: Hábitos alimenticios saludables avalados por la ciencia

El proceso de quemar grasa libera sustancias químicas llamadas cetonas. En el cerebro, las cetonas desencadenan la liberación de una molécula importante llamada BDNF. La BDNF ayuda a construir y fortalecer las neuronas y las conexiones neuronales en las áreas del cerebro responsables del aprendizaje y la memoria. Lo que podría explicar por qué un aumento en la producción de cetonas ha demostrado mejorar la memoria en personas con signos tempranos de demencia en tan solo 6 semanas. El aumento de las cetonas en el cuerpo también es un tratamiento común para los pacientes con epilepsia severa.

No necesariamente tienes que ayunar para aumentar tus niveles de cetonas. Introducir más alimentos grasos en tu dieta y reducir el consumo de carbohidratos puede tener un efecto similar. Un grupo de personas que probaron este método durante 3 meses no solo perdió peso y grasa corporal, sino que también observó una disminución en la presión arterial y una hormona (IGF-1) que está relacionada con el envejecimiento y la enfermedad.

Pero los científicos han descubierto que el ayuno aumenta más los niveles de cetonas. Las dietas cetogénicas pueden aumentar las cetonas por cuatro, mientras que se ha demostrado que el ayuno multiplica las cetonas por veinte. Como resultado, el ayuno, en comparación con una dieta cetogénica, puede tener un efecto más fuerte y beneficioso sobre la salud general.

Sin embargo, muchos personas que comen tres comidas al día con bocadillos en el medio nunca alcanzan la cetosis y, por lo tanto, no producen suficientes cetonas para promover la buena salud.

El ayuno y la cetosis han sido la clave de nuestra supervivencia desde el principio. Ayudaron a nuestros ancestros antiguos a sobrevivir a través de episodios de inanición. Y hoy en día, están siendo reconocidos como una forma de ayudar a mantener a las futuras generaciones libre de enfermedades mentales y físicas.

 

Te puede interesar

Lo más popular