¿Cómo saber si estás perdiendo audición? Síntomas, prevención y sordera súbita

Una maestra y su alumna hablan en lengua de signos.

gettyimages

  • No percibir los sonidos agudos, no notar si te llaman por la espalda o poner la televisión demasiado alta son algunos de los síntomas. Si crees que estás perdiendo audición, ponte rápidamente en manos de un médico.
  • En 2050, apuntan desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 900 millones de personas —1 de cada 10— sufrirán una pérdida de audición discapacitante. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en el mundo hay alrededor de 466 millones de personas con pérdida de audición discapacitante, de los que 34 millones son niños. A menudo, este deterioro es gradual y las personas tardan en reconocerlo. Por eso, es importante tener en cuenta una serie de consejos para saber si estás perdiendo audición

Quizá la sensación sea que afecta a pocas personas, pero en la OMS vaticinan que, en 2050, más de 900 millones de personas —es decir, 1 de cada 10— sufrirán una pérdida de audición discapacitante. Y hay más: 1.100 millones de jóvenes (entre 12 y 35 años de edad) están en riesgo de padecer pérdida de audición por su exposición al ruido en contextos recreativos.

En la OMS explican que alguien sufre pérdida de audición cuando no es capaz de oír tan bien como una persona cuyo sentido del oído es normal, es decir, cuyo umbral de audición en ambos oídos es igual o superior a 25 decibelios (dB). La pérdida de audición puede ser leve, moderada, grave o profunda. Afecta a uno o ambos oídos y entraña dificultades para oír una conversación o sonidos fuertes.

Dentro de tu oído hay todo un sistema que podría influir en el sabor de las cosas que comes

Las personas duras de oído son personas cuya pérdida de audición es entre leve y grave. Por lo general, se comunican mediante la palabra y pueden utilizar como ayuda audífonos, implantes cocleares y otros dispositivos, así como los subtítulos. Para las personas con una pérdida de audición más acusada pueden ser útiles los implantes cocleares. Las personas sordas suelen padecer una pérdida de audición profunda, lo que significa que oyen muy poco o nada. A menudo se comunican mediante el lenguaje de signos.

La pérdida de audición puede deberse a causas genéticas, complicaciones en el parto, algunas enfermedades infecciosas, infecciones crónicas del oído, el empleo de determinados fármacos, la exposición al ruido excesivo y el envejecimiento. El 60 % de los casos de pérdida de audición en niños se debe a causas prevenibles.

7 indicadores de que estás perdiendo audición

En la web de GAES recuerdan que, cuanto más se tarda en diagnosticar, mayor suele ser la hipoacusia —sordera parcial— y más difícil es frenar la pérdida de audición y adaptarse a los audífonos o implantes auditivos. Identificar posibles síntomas de hipoacusia es el primer paso, previo a una revisión auditiva que confirme el posible diagnóstico. Y esos síntomas son estos:

  1. Necesitas que te repitan las palabras o frases cuando te hablan.
  2. Te cuesta seguir conversaciones cuando hay varias personas o mucho ruido.
  3. A veces no percibes sonidos agudos como el teléfono o el timbre.
  4. Te dicen que pones la radio o la televisión demasiado alta.
  5. No notas cuando te llaman si estás de espaldas. 
  6. Te resulta complicado comprender algunas partes de una conversación.
  7. Los tonos altos de consonantes como C-S-F-Z son los primeros en dejarse de oír. Así, una persona hipoacusia no oirá las consonantes S, F y Z de la palabra esfuerzo, pudiendo confundirla con huerto.

Consecuencias de la pérdida de audición

Regresando al informe de la OMS, incluye una serie de consecuencias de la pérdida de audición:  

  • Consecuencias funcionales: la consecuencia más obvia, lógicamente, es la limitación de la capacidad de la persona para comunicarse con los demás. En los niños con pérdida de audición desatendida, el desarrollo del habla se suele retrasar. La pérdida de audición y las enfermedades del oído desatendidas, entre ellas la otitis media, pueden tener efectos muy perjudiciales en el rendimiento escolar de los niños. Las personas afectadas suelen tener mayores índices de fracaso escolar y necesitan más asistencia educativa.
  • Consecuencias sociales y emocionales: los problemas de comunicación pueden tener efectos importantes en la vida cotidiana y generar sensación de soledad, aislamiento y frustración, sobre todo en las personas mayores que padecen pérdida de audición.
  • Consecuencias económicas: la OMS calcula que los casos desatendidos de pérdida de audición representan un coste mundial anual de 750.000 millones de dólares (621.088 millones de euros). Esta cifra incluye los costes del sector sanitario (excluyendo el coste de los dispositivos de ayuda a la audición), el apoyo educativo, la pérdida de productividad y los costes sociales. En los países en desarrollo, los niños con pérdida de audición y sordera rara vez son escolarizados. Asimismo, entre los adultos con pérdida de audición, la tasa de desempleo es mucho más alta. Una gran proporción de los que tienen empleo ocupan puestos de categoría inferior en relación con la fuerza de trabajo en general.

¿Qué es la sordera súbita y cómo se trata?

En el extremo de la pérdida de audición está la sordera súbita. La tratan en un informe del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. Se define como la pérdida súbita de audición neurosensorial (oído interno) y se produce como una pérdida rápida e inexplicable de la audición, ya sea de pronto o en el transcurso de unos días. La sordera súbita ocurre porque algo no funciona en los órganos sensoriales del oído interno y, frecuentemente, afecta sólo a un oído.

Las personas con sordera súbita, señalan, a menudo descubren que han perdido la audición al despertarse por la mañana. Otros, primero lo notan cuando intentan usar el oído en el que han perdido la audición, como al usar el teléfono. Mientras tanto, otras personas sienten un fuerte sonido explosivo, como un pop, justo antes de perder la audición. Las personas con este trastorno también pueden advertir algunos síntomas como sensación de llenura en el oído, mareos y un timbre o zumbido en los oídos, como tinnitus, también conocidos como acúfenos.

Así destaponan sus oídos los astronautas en el espacio

A veces, alertan, las personas con sordera súbita no consultan al médico enseguida porque piensan que su pérdida de audición se debe a alergias, sinusitis, cera que tapa el conducto auditivo u otros problemas médicos comunes. Sin embargo, los síntomas de sordera súbita se deben considerar como una emergencia y hay que consultar al médico de inmediato. Aunque aproximadamente la mitad de las personas con sordera súbita recuperan parte o toda su audición espontáneamente, por lo general en el transcurso de una a dos semanas desde el inicio de los síntomas, retrasar el diagnóstico y el tratamiento (cuando esté justificado) puede disminuir su eficacia. 

La sordera súbita la causan varios trastornos que afectan al oído, pero sólo alrededor del 10 % de las personas diagnosticadas tienen una causa identificable. Algunos de estos trastornos son: 

  • Infecciones
  • Trauma en la cabeza
  • Enfermedades autoinmunitarias
  • Exposición a ciertos medicamentos para tratar el cáncer o infecciones graves
  • Problemas de circulación de la sangre
  • Trastornos neurológicos, como la esclerosis múltiple y trastornos del oído interno, como la enfermedad de Ménière

El tratamiento más común para la sordera súbita son los corticoesteroides, sobre todo cuando no se conoce la causa. Los esteroides se usan para tratar varios problemas médicos. Su función es reducir la inflamación y la hinchazón y ayudar al cuerpo a combatir enfermedades. 

Reconocen en el estudio que se sabe muy poco acerca de las causas de la mayoría de los casos de sordera súbita. Los investigadores están considerando diferentes tipos, factores de riesgo y causas de la sordera súbita. Por ejemplo, los investigadores están estudiando cómo los cambios en el oído interno, como una alteración en el flujo sanguíneo o una inflamación, pueden contribuir a la pérdida de audición. También están probando nuevas formas de utilizar las tecnologías de imágenes para ayudar a diagnosticar la sordera súbita y, potencialmente, detectar sus causas.

En cualquier caso, una recomendación se repite en todos los casos: acude al médico de manera urgente si crees que estás perdiendo audición.

LEER TAMBIÉN: 15 comidas que pueden causarte enfermedades cardíacas

LEER TAMBIÉN: Las 6 enfermedades más raras del planeta que aún no tienen cura

LEER TAMBIÉN: Un paciente británico de COVID-19 de 45 años sufre ahora pérdida de audición permanente

VER AHORA: Manuel Terroba, CEO de BMW Ibérica: “La capacidad de conectarnos y comunicarnos con el cliente a través del coche será fundamental”