Insomnio: causas, consecuencias y soluciones, según los expertos

Insomnio

Getty images

Cuando duermes, pese a que tú sientes que estás descansando —y es así—, tu cuerpo utiliza ese momento para seguir trabajando. 

De hecho, cuando entras en la fase de sueño profundo, tu cuerpo repara músculos y tejidos, estimula el crecimiento y refuerza la función inmunológica.

Esto se debe a que tu sistema inmunológico está combatiendo las infecciones mediante la liberación de citoquinas, un grupo de proteínas que son secretadas por las células del sistema inmunitario y que se usan para mensajes químicos.

Síntomas más allá de roncar que podrían indicar trastorno de apnea del sueño

Las investigaciones han demostrado que las personas que duermen mal, de manera intermitente o que no duermen lo suficiente, son más propensas a las enfermedades e infecciones. 

Dormir lo suficiente y bien es importante tanto para la recuperación de la enfermedad, como para prevenirla. Por ello, es importante cuidar el descanso y evitar estos periodos de insomnio. 

Existen varios tipos de insomnio: agudo, si se produce durante un periodo corto de tiempo o crónico, cuando ocurre con frecuencia y distendido en el tiempo.

Mientras que el agudo suele estar provocado por problemas más emocionales, derivados de situaciones de estrés, tristeza o preocupación. El insomnio crónico suele estar relacionado con alguna otra enfermedad, medicamentos u otros trastornos del sueño. 

Sustancias como la cafeína, el tabaco y el alcohol también pueden ser una causa. A veces, el estilo de vida también influye, si eres una persona muy sedentaria serás más propensa a padecerlo, o si tienes un trabajo con muchos cambios de horario que implica turnos de noche.

Por qué tienes sueños angustiosos con el trabajo: significados y cómo parar de soñar con ello

A continuación puedes leer algunos consejos que te harán descansar mejor y prepararte para un sueño profundo:

Crea un espacio propicio para tu descanso

cama luz tenue

Según ha explicado Jana Fernández, experta en bienestar y descanso, para Women's Health,  crear un espacio propicio para el descanso es primordial, y puedes hacerlo de esta manera: 

  • Ordena la habitación: es importante por que el desorden está asociado al caos y por supuesto, no es una buena sensación antes de ir a dormir. Intenta que tu cuarto siempre esté recogido, pero aún más antes de ir a dormir, así te asegurarás ese momento de desconexión sin la mente en otras obligaciones.
  • Mejor con las persianas bajadas: tu cuerpo asocia la luz al movimiento, a estar activo. Por eso, los expertos recomiendan dormir con la mínima luz posible ya que tu cerebro lo asociará al momento de dormir.
  • Intenta que tu habitación sea un lugar donde reine el silencio: el oído es el único sentido que permanece activo durante el sueño, por pura supervivencia. Por eso, es mejor que todo se mantenga en calma y sin un mínimo ruido, porque podría despertarte. 
  • La temperatura también influye: cuando duerme el cuerpo expulsa calor por las extremidades, por lo que lo normal es que si el entorno es caluroso también, no puedas conciliar bien el sueño. 
  • Ventilación: los expertos aconsejan un espacio con aire limpio y renovado ya que favorece un descanso más efectivo.

Además, tu estilo de vida puede determinar tu descanso: 

mujer relajada
  • Haz deporte: Hará que llegues al final del día más cansado. Según los expertos de Normodorm, hacer deporte puede incrementar los niveles de melatonina, una hormona relacionada con el sueño. Esto repercute de manera positiva provocando una disminución de los estados de insomnio.
  • Intenta regular la hora a la que te vas a dormir: crear una rutina, como en todo, hará que crees adherencia a ese hábito y tu cerebro lo irá mecanizando, haciendo más sencilla la tarea de ir a dormir. 
  • Ni pantallas, ni móvil: es un clásico pero es un error por 2 razones, la primera porque tienen luz y estimula el estar despierto, bloqueando a la melatonina; y la la segunda, porque le estás mandando información contaste y no le dejas descansar, ni desconectar.   

Antes de dormir intenta tener un ambiente que incite a la relajación, por ejemplo, en vez de una luz fuerte puedes poner velas que tienen una luz mucho más cálida y además, su olor puede hacer que te sientas bien al irte a la cama en un espacio tranquilo, limpio y agradable.

Otros artículos interesantes:

7 consejos para estudiar cuando estás cansado y con sueño

Síntomas más allá de roncar que podrían indicar trastorno de apnea del sueño

Por qué tienes sueños angustiosos con el trabajo: significados y cómo parar de soñar con ello

Te recomendamos