Pasar al contenido principal

Isidro Fainé sustituye a Blackrock como mayor accionista de Telefónica

Isidro Fainé
La Caixa

La Caixa ha sido históricamente uno de los accionistas de referencia de Telefónica. Ahora, sumando las participaciones del holding y de su banco, y combinado con más cambios en el capital de la teleco, Isidro Fainé se ha convertido en el rey de Telefónica en lugar de Blackrock.

Han coincidido en el tiempo –¿será realmente coincidencia?– las compras de acciones por parte de Criteria, el holding de la Fundación Bancaria La Caixa, con una venta por parte de Blackrock. Aun así, el fondo de capital riesgo estadounidense, Caixabank y BBVA siguen muy parejos como los tres accionistas de referencia de Telefónica.

El mayor fondo del mundo, presente en medio IBEX, ha vendido algo menos del 1% de la compañía que preside José María Álvarez-Pallete. Según los datos registrados ante la CNMV, a finales de mayo pasó de controlar el 6,05% al 5,39%. Directamente posee el 4,98%, y el resto es en instrumentos financieros.

Con este descenso, se situó muy cerca de BBVA (5,17%) y Caixabank (5,01%), que no ha tocado su participación en más de una década. Formalmente, pues, Blackrock sigue siendo el primer accionista individual. Pero si se tiene en cuenta la doble estrategia de La Caixa en el gigante español de las telecomunicaciones, Isidro Fainé, vicepresidente de Telefónica, acapara ya más poder que ningún otro accionista.

Leer más: Telefónica, CaixaBank y El Corte Inglés, las empresas que más contribuyen a la digitalización en España

La estrategia de Criteria y Caixabank

El grupo La Caixa repartió sus participaciones de la siguiente manera: Criteria se quedó con la gran mayoría de las participaciones (Caixabank, Gas Natural, Suez y Abertis, ya vendida, entre otras), mientras que Caixabank se quedó las relacionadas directamente con el negocio bancario y dos más: Telefónica y Repsol. A su vez, La Caixa controla Caixabank a través de Criteria, que tiene el 40% del banco.

Este reparto ha parecido entrar en crisis en las últimas semanas, en las que Criteria ha empezado a comprar acciones de Telefónica. Mientras se esperaba una gran compra, o que lanzara una oferta por el 100% de Saba, empezó a hacer pequeñas compras en la teleco: primero pasó del 0,1% al 0,5%, y este martes ya superó el 0,8%, según los datos a los que ha tenido acceso Economía Digital.

Por ello, La Caixa ya controla el 5,82% de Telefónica, sea a través de Criteria o de Caixabank –pese a contar con minoritarios en el banco–. De hecho, los dos consejeros dominicales del grupo en la compañía de telecomunicaciones son el presidente de La Caixa y Criteria, Isidro Fainé, y de Caixabank, Jordi Gual. Todo queda en casa.

Es una incógnita hasta dónde llegará Criteria en Telefónica. La compañía sigue a buen precio para comprar, en mínimos anuales, por lo que es previsible que, mientras Fainé y compañía deshojan la margarita de dónde poner los 4.000 millones de Abertis, apuesten por una compañía que da buenos dividendos y parece tener recorrido en bolsa.

Leer más: CaixaBank aumenta su beneficio un 74% hasta los 704 millones por las menores provisiones

También es una incógnita si la estrategia de inversiones que está definiendo Criteria obligará al grupo a replantearse la distribución de las participaciones. Fuentes cercanas a ambas entidades aseguran que no hay incompatibilidades. Es decir, que ambas pueden tener posiciones relevantes en Telefónica sin problema, como pasaba en Cellnex, donde eran accionistas Abertis, controlada por Criteria, y la propia Criteria.

Otras fuentes, no obstante, apuntan a que en un futuro no muy lejano es probable que todas las participaciones no financieras pasen a Criteria. El problema, ahora mismo, es que es muy mal momento para que Caixabank realice la transacción, puesto que tendría minusvalías. Habrá que esperar.

 

 Artículo original de Economía Digital

Te puede interesar