Pasar al contenido principal

Kodak, de la fotografía y las impresoras a producir fármacos con un préstamo del Gobierno Trump

La fábrica de Kodak en Rochester, Nueva York, en una imagen de archivo.
La fábrica de Kodak en Rochester, Nueva York, en una imagen de archivo. REUTERS/Carlo Allegri

  • Kodak fabricará componentes para fármacos en su nueva división farmacéutica.
  • El Gobierno de Estados Unidos le ha concedido un préstamo de 765 millones de dólares (651 millones de euros) para que fabrique componentes farmacéuticos "críticos" para el abastecimiento del país.
  • La nueva división, Kodak Pharmaceuticals, permitirá crear 360 empleos directos y 1.200 indirectos.
  • El negocio del histórico fabricante de carretes de fotografía y películas, que llegó a facturar más de 11.000 millones de dólares anuales en 2005, se redujo a 1.200 millones en 2019, con la impresión y los productos químicos como principales áreas de negocio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Kodak entra en el negocio farmacéutico, con ayuda de Donald Trump. El otrora imperio de los carretes fotográficos y las películas de cine constituirá una filial farmacéutica para producir componentes de medicamentos esenciales identificados por el gobierno de Estados Unidos, que ha firmado un importante préstamo a la compañía de 765 millones de dólares (651 millones de euros).

La inyección se produce a través del instrumento de inversiones del gobierno estadounidense, renombrado por el gobierno Trump como International Development Finance Corporation (DFC), que realiza este préstamo como parte de la respuesta del país a la pandemia de coronavirus, ya que la producción servirá para alimentar la reserva de medicamentos esenciales del país.

El objetivo es que Kodak llegue a producir una cuarta parte de los ingredientes de los fármacos genéricos que sean identificados por la administración estadounidense como "más críticos para el pueblo americano y la seguridad nacional", según detalló este martes la DFC en un comunicado.

"Kodak está orgulloso de formar parte en fortalecer la autosuficiencia de Estados Unidos para contar con los ingredientes farmacéuticos clave que necesitamos para mantener a nuestros ciudadanos seguros", señaló el director ejecutivo de Kodak, Jim Continenza, durante la firma del acuerdo entre la compañía y la agencia gubernamental estadounidense.

La empresa, que fue referencia durante décadas en película fotográfica, considera que su "profunda experiencia" en elaboración de productos químicos, y su "herencia de innovación y calidad" le ayudarán en este nuevo cometido. Kodak confía en que esta nueva división llegue a suponer entre un 30 y un 40% de su negocio, según el Wall Street Journal.

Leer más: 21 empresas que no supieron innovar frente a los avances tecnológicos y fracasaron estrepitosamente

"Estamos encantados de apoyar a Kodak en esta nueva aventura. Nuestra colaboración esta icónica compañía americana promoverá salud y seguridad en nuestro país y en todo el mundo", agregó el director de la DFC, Adam Boehler.

Trump financia a Kodak utilizando una legislación creada durante la Guerra de Corea

La inversión de la agencia estatal estadounidense en Kodak está basada en la Defense Production Act, una ley dictada durante la Guerra de Corea (1950-51) y basada en la legislación aprobada durante la Segunda Guerra Mundial que permite al gobierno estadounidense influir en la economía doméstica en periodos bélicos, y reutilizada por Trump por la situación provocada por la pandemia de coronavirus.

Para el presidente estadounidense la pandemia de coronavirus "muestra la importancia de traer la producción de vuelta a Estados Unidos". "Vamos a producir en casa las medicinas, el equipamiento y todo lo que necesitemos para proteger la salud pública", añadió el presidente estadounidense a través de un comunicado en la web de la Casa Blanca con motivo del acuerdo con Kodak.

A través de este instrumento, el gobierno del gigante norteamericano ha realizado 33 inversiones por un total de 3.200 millones de dólares (2.723 millones de euros), con acuerdos con compañías como General Electric, Honeywell o 3M, entre otras.

No es la primera vez que Kodak entra en el negocio farmacéutico

Por sorprendente que parezca, no es la primera vez que la compañía de fotografía entra en el negocio de la producción de medicamentos, ya que en 1988, durante sus años de gloria, llegó a comprar la compañía Sterling Winthrop, que producía varios medicamentos sin receta, entre ellos aspirinas.

Leer más: Kashminer: Kodak lanza una máquina para minar bitcoins

Seis años después, Kodak decidió vender esta empresa a la farmacéutica SmithKline Beecham (actual GlaxoSmithKline), ya que sus planes estratégicos pasaban por concentrarse en sus negocios clave: la fotografía y la imagen.La transformación radical que provocó la digitalización en su negocio tradicional le ha hecho volver a mirar al sector farmacéutico 30 años después, con ayuda del gobierno estadounidense.

Y además