Pasar al contenido principal

De cantar en la iglesia y ser rechazada en American Idol a ganar dos Grammy: el inusitado éxito de Lauren Daigle, la artista que ha hecho 'mainstream' la música cristiana

Lauren Daigle
Reuters
  • Lauren Daigle acaba de actuar en la Sala Joy Eslava de Madrid inaugurando así su viaje por Europa, que forma parte de su gira mundial. 
  • Con dos Grammy y varios premios Billboard, la artista ha conquistado al público mainstream en Estados Unidos con su música cristiana. 
  • De cantar en la Iglesia y ser rechazada por American Idol a actuar en todos los programas líder en audiencias: así ha sido su trayectoria hacia el éxito. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Móviles en alto grabando el escenario. Gritos que aprovechan los silencios para lanzar un "guapa" repentino a la artista. Regalos que van pasando desde el final de la sala hasta llegar a los pies de la cantante. 

Podría parecer un concierto íntimo cualquiera de una artista que está empezando a hacer su debut fuera de Estados Unidos. Y en el fondo, lo es. Pero a la vez hay algo diferente que se percibe cuando los asistentes llevan las manos al cielo y cierran los ojos. 

No hay más que escuchar las letras de las canciones de Lauren Daigle, la cantante de 28 años de Luisiana que ha conseguido convocar a todos en la mítica Sala Joy Eslava del centro de Madrid, para saber qué hay de diferente en su trabajo: Daigle toca solo música cristiana. 

Lauren Daigle actúa en Joy Eslava
Lauren Daigle en Joy Eslava. A.Z.V.

Business Insider España

"Pensé que se había acabado. Una respuesta a la oración. La voz de un Salvador. Levántate". Así empieza el concierto. Es la canción Still Rolling Stones, de su último álbum Look Up Child con el que se ha embarcado en una gira mundial que en Europa comenzó con su concierto en Madrid y siguió en Barcelona. 

StiIl Rolling Stones es también la canción con la que hizo otro debut en octubre de 2018: su actuación en el programa de Ellen DeGeneres líder en audiencias en Estados Unidos y cuyo canal de YouTube acumula más de 34 millones de seguidores. 

Para muchos, significó la confirmación definitiva de que Lauren Daigle había salido del círculo cristiano y country en el que se movía y había dado el salto a lo mainstream. 

Desde entonces, Daigle se ha paseado por los talk shows más conocidos de la televisión estadounidense y ha actuado como estrella invitada en programas como Dancing with the Stars

Leer más: Esta marca millennial que triunfa en Instagram fue fundada por dos jóvenes españoles inspirados por el Papa Francisco que ahora asesoran a uno de los mayores fabricantes de móviles del mundo

¿Cómo ha conseguido esta joven colar la música de Dios en los canales mainstream? Para empezar, por una razón muy simple: aunque para gustos los colores, la música de Daigle es muy buena. 

Concierto de Lauren Daigle en Joy Eslava
A.Z.V.

Business Insider España

Entre los reconocimientos de Lauren Daigle figuran haber ganado dos veces un Grammy, cinco reconocimientos en los Billboard Music Award y dos veces el American Music Award. Su canción You Say (que tiene más de 121 millones de visitas en YouTube)  ha aparecido en el Top 40 de la lista Hot 100 de Billboard y su álbum ganador del premio Grammy, Look Up Child, debutó en el número 3 de la lista de los 200 álbumes de Billboard.

Ese tercer puesto la colocaba detrás de Paul McCartney y Eminem, y por delante de artistas como Ariana Grande, Cardi B, Drake y Nicki Minaj.

Viéndola en el escenario, con los dos brazos llenos de pulseras hasta el codo, una camiseta que reza New Orleans Boxing Club y un sombrero a lo Indiana Jones que se ha convertido en su marca personal, Daigle parece estar pasándoselo bomba en el salón de su casa. Y queda clara otra cosa, Lauren Daigle tiene lo que se llama "rollazo". Su presencia constante en las redes sociales como una joven que no acaba de creerse del todo lo que está ocurriendo pero que intenta disfrutarlo mientras dure probablemente también ayuda. 

Quizá esa imagen haya sido también parte del éxito. 

De cantar en la iglesia a presentarse a American Idol y recibir el inesperado apoyo de Miley Cyrus 

Lauren Daigle cantaba en la iglesia con 17 años cuando decidió presentarse al popular concurso de música, American Idol. La joven se presentó varias veces, pero no consiguió pasar todas las pruebas de casting y terminó pronto su primera experiencia en la televisión popular. 

La artista asegura que le sirvió para darse cuenta de que lo único que le llenaba era cantar música de alabanza a Dios. Años después de ser rechazada, Daigle volvería como mentora invitada para un grupo de jóvenes concursantes. 

"El día en que me echaron de American Idol conocí a Miley Cyrus", cuenta Daigle en una entrevista. La superestrella invitó a Lauren a presentar una demo a su manager y, aunque en aquel momento no salió adelante, la artista recuerda ese momento asegurando que "Miley fue el principio". 

Leer más: Rosalía y otros 9 conocidos artistas que fueron rechazados en 'talent shows'

Los comienzos de su carrera como artista cristiana 

Lauren Daigle en el estudio
Centricity

En la universidad, Daigle empezó a colaborar con una banda local y una demo de su trabajo llegó al sello Centricity Music, que firmó con la artista en 2013 para lanzar su carrera como solista.

El sello es conocido por representar a artistas de música cristiana contemporánea y la incorporación de Lauren Daigle ha sido su mayor éxito hasta ahora. 

How Can it Be, con cinco canciones, fue su primer trabajo y cosechó éxitos inmediatos en las listas de éxito cristianas. En 2015, el proyecto se convirtió en un álbum que se coló en el Billboard Top 200 y recibió una nominación para un premio Grammy en 2016 por Mejor Álbum de Música Cristiana Contemporánea.

Daigle lanzó en octubre de 2016 un álbum navideño con tonos de jazz llamado Behold, que siguió la estela de su debut. Sin embargo, el éxito de Daigle fuera de las categorías de la música cristiana estaba a punto de llegar. 

Leer más: Así vive y gasta su fortuna Rosalía, el fenómeno internacional de la música española que habla de dinero en sus dos últimos singles

Llega el éxito: la fiebre de usuarios buscando su canción en Shazam 

Lauren Daigle tras ganar dos Grammy
Reuters

En 2017, la artista participó de la banda sonora de Blade Runner 2049 con la canción Almost Human. También recibió su segunda nominación al Grammy, esta vez en la categoría de Mejor Interpretación/Canción de Música Cristiana Contemporánea por Trust in You, que acumula más de 93 millones de visitas en YouTube

El lanzamiento del sencillo You Say marcó el principio del éxito a todos los niveles de Daigle. La canción supuso su debut en el Hot 100 de Billboard y el lanzamiento del álbum completo, Look Up Child en septiembre de 2018 alcanzó el puesto número 3 en la lista de Billboard. 

Look Up Child de Lauren Daigle
Centricity

Antes de fin de mes, Daigle se convirtió en el primer artista en alcanzar el número uno en cinco listas cristianas simultáneamente.  A principios del año siguiente, Lauren Daigle subió al escenario a recoger dos Grammy tanto para You Say como para Look Up Child. 

Su actuación en los Premios Billboard, en los que ganó tres, hizo que la gente se lanzara como loca a buscar la canción de la intérprete en Shazam. Un síntoma de la fiebre que estaba apoderando del público estadounidense por Lauren Daigle. 

Unos meses antes ya había aparecido en el programa de Ellen DeGeneres, consagrándola como artista mainstream. Forbes la incluyó en su lista 30 under 30 para la categoría de música y su paso por los programas más populares de la televisión estadounidense han marcado la presencia pública de Daigle este año. 

La interpretación de You Say en el programa de Jimmy Kimmel, la actuación en Dancing with the Stars, su aparición como artista invitada en el Tonight Show de Jimmy Fallon y su canción Rescue sonando de fondo en un episodio de Anatomía de Grey confirmaron que Daigle había superado todos los límites en los que se suele mover un artista cristiano. 

Durante todas sus apariciones y publicaciones en redes sociales que seguían a cada uno de los hitos de su carrera, Lauren Daigle parecía una niña profundamente agradecida que no se acaba de creer que le hayan invitado a una fiesta. 

Ya no es solo que su música cristiana haga más impresionante su éxito, sino que ha sido cosechado en apenas tres años y con tan solo dos discos bajo el brazo. 

Leer más: Cuántas reproducciones necesita un músico para ganar 1 euro en Spotify, Apple Music, Amazon y más

La crítica que viene con la fama: demasiado mainstream para sus fans originales

Lauren Daigle
Reuters

Por supuesto, la música cristiana de Lauren Daigle despierta mucha curiosidad sobre sus opiniones en algunos temas, y le llovieron las críticas cuando su respuesta a una pregunta sobre la homosexualidad fue: "No sé, no soy Dios, no puedo decir si es un pecado". 

Para algunos, era una forma tibia de no posicionarse, para otros, Lauren Daigle "suspendió una prueba", tal y como reza esta carta del Christian Post en la se critica a la artista por no haber condenado de manera rotunda la homosexualidad. 

Y es que entre algunos de los mayores detractores actuales de la joven artista se encuentran fans originales que rezaban con su música y que creen que Daigle se está desprendiendo progresivamente de la etiqueta de "artista cristiana" para encajar mejor en el mundo mainstream que le abre los brazos. 

¿Es eso cierto? Desde luego, en el concierto de ayer en la discoteca Joy Eslava no lo parecía. Ante su reducido público, la artista presentó una nueva canción que parece una respuesta clara a quiénes dudan de la inspiración de música. 

"No temblaré ante ningún otro nombre. Mi corazón no se rendirá a ningún otro reinado. No me inclinaré ante ningún otro trono. Descanse mi corazón en ninguna otra casa", empieza el nuevo sencillo. Quizá un poco intenso para algunos, pero bastante directo. 

En el escenario, Lauren Daigle se mueve entre la emoción propia de una niña que ensaya ante el espejo de su casa y momentos de total recogimiento en los que, indudablemente, su música se convierte en oración.

Está por ver si consigue conquistar también al público fuera de Estados Unidos. No se puede decir que la sala Joy Eslava, con un aforo de 1.200 personas, estuviera hasta los topes. Sin embargo, no deja de ser sorprendente que una discoteca se llenara por una noche de la música de Dios. 

Y además