Pasar al contenido principal

No lavarse las manos fomenta la propagación de enfermedades, según un estudio

Lavarse las manos
Getty
Coronavirus

Es lógico pensar que cuanto mayor sea la higiene de las personas y mayor atención pongan a esta, más lento será el contagio de enfermedades. Algo tan sencillo como lavarse las manos podría suponer la diferencia entre que una enfermedad se propague más o menos rápido. Así lo han explicado varios investigadores en un estudio publicado en la revista Rick Analysis.

Si los viajeros de los 10 principales aeropuertos del mundo se lavaran las manos con mayor frecuencia, la propagación de enfermedades virales se reduciría considerablemente, según el estudio, que ha tenido en cuenta las recomendaciones realizadas por la Organización Mundial de la Salud.

Los resultados fueron publicados antes del reciente brote de coronavirus en Wuhan, China, pero los investigadores aseguran que su aplicación sirve para cualquier enfermedad infecciosa, ha recogido MIT News en un artículo.

Leer más: Coronavirus y Mobile World Congress: los expertos explican por qué no debes tener miedo de la enfermedad si vas a la feria

Es normal que en lugares tan concurridos como un aeropuerto, por donde pasan miles de personas al día, la gente no ponga especial atención a lo que está tocando. El problema está cuando la mayoría de estas personas no cuida su higiene

Investigaciones previas, como la realizada por la Sociedad Americana de Microbiología, han estimado que tan solo el 20% de las personas que pisan un aeropuerto tienen las manos limpias. El 80% restante se trata de un grupo que estaría facilitando la difusión de un virus en caso de portarlo.

"El 70% de las personas que van al baño se lavan las manos después", ha dicho el profesor Christos Nicolaides de la Universidad de Chipre. "El otro 30% de las personas que van al baño no lo hace. Y, de los que lo hacen, tan solo el 50% lo hace bien".

Leer más: Probablemente no estás lavándote las manos el tiempo suficiente, y podría hacer que enfermases

Los datos fueron obtenidos tras realizar una serie de simulaciones epidemiológicas que incluían información sobre los vuelos internacionales, teniendo en cuenta factores como distancia y duración, entre otros; el tiempo que pasan los viajeros en el aeropuerto y tasas de interacción de estos con el entorno

Carteles que fomenten la higiene personal, un mejor acceso a instalaciones que permitan a las personas lavarse las manos y educar a las personas sobre la higiene, podrían ser algunas soluciones que podrían aumentar la tasa del lavado de manos y, por tanto, una vía para reducir la propagación de enfermedades.

"Provocar un aumento de la higiene es un desafío", ha dicho Nicolaides. "Pero los nuevos métodos en la educación, concienciación y avances en los medios de comunicación social han demostrado ser eficaces en el compromiso de lavarse las manos".

Y además