Pasar al contenido principal

La leche de camella está de moda y ante el aumento de la demanda los productores no saben qué hacer

  • Un litro de leche de camella puede llegar a costarte unos 26,91 euros, unas 30 veces más que el litro de leche de vaca normal.
  • Los productores de leche de camella han visto crecer la demanda durante los últimos años, tras la nueva visibilidad que este alimento está teniendo alrededor del mundo. Esto ha sido gracias al repentino apoyo de los influencers a través de las redes sociales y a los supuestos beneficios que tendría la leche de camella frente a la de la vaca.
  • Sin embargo producir esta leche es cara. Las camellas necesitan un adiestramiento especial, y una vez superado son capaces de dar solo 7 litro de leche al día, frente a los 50 que da una vaca. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Esta es la transcripción del vídeo.

Narrador: La leche de camella puede llegar a costar 30 dólares por litro. Si lo comparas con la leche de vaca, te encuentras con que es 30 veces más caro. Pero durante cientos de años, las camellas se han utilizado para producir leche, yogur e incluso queso. ¿Por qué alguien iba a ordeñar una camella? ¿Y qué hace que su leche sea tan cara?

La leche de camella puede que no sea tan popular como la de vaca. En comparación con las 600 toneladas de leche de vaca que se producen en todo el mundo, solo se producen alrededor de 3 millones de toneladas de leche de camella cada año. Sin embargo, la leche de camella es un importante alimento básico en toda África y en Oriente Medio, y algunas culturas dependen de ella. Ya solo Somalia y Kenia producen el 64% de la leche de camella de todo el mundo. Camelicious, en Dubái, tiene más de 6.000 camellas en su granja y producen 4 millones de litro de leche cada año. 

Mutasher Al Badry: Como sabrás, la población del Medio Oriente se ha ido conectando a través de los camellos utilizándolos como transporte y como alimentación, y su principal dieta era la leche de camella y dátiles. Así que es algo que viene de lejos. La demanda de leche de camella aumenta día a día, y ahora nos enfrentamos a un reto diferente, tenemos que satisfacer esta nueva demanda porque la oferta es menor que la demanda.

Narrador: Esta demanda ha mantenido el precio elevado, y el perfil de la leche de camella como un nuevo alimento saludable ha impulsado las ventas. Es ligeramente más baja en grasas saturadas, tiene 10 veces más vitamina C, y tiene más calcio y potasio que la leche de vaca. Esos beneficios han llevado a muchas personas a empezar a usarla como una medicina alternativa, a pesar de las pocas pruebas demostradas. El apoyo de celebrities en las redes también ha llevado a más y más personas a probarla. Aunque aparecen nuevas granjas de camellas por todo el mundo, a pesar de que la popularidad todavía es limitada y de que en Europa haya 12.000 vacas por cada camella. Pero, incluso si se tienen mucho camellos, no es un trabajo fácil conseguir la leche. 

Leer más: 45 fotos de animales que creerás que no son de verdad por las curiosas poses de los protagonistas

Judit Juhasz: Ordeñamos al día, aproximadamente unas 1.300 camellas dos veces al día, es un trabajo muy intenso. Mucha gente forma parte de este trabajo. Cuando las camellas llegan aquí pasan por un proceso de cuarentena muy estricto, luego las revisamos buscando distintas enfermedades y cuando es necesario las tratamos, y después las llevamos a la sala de ordeño. Es crucial que proporcionemos un ambiente muy relajado y tranquilo a las camellas durante el ordeño para que puedan sacar la leche. Tuvimos que entrenar a las camellas para que dieran leche sin tener a los terneros cerca, lo que fue un trabajo muy intensivo. Y cada camello es diferente. Para algunas camellas el adiestramiento en sí para la sala de ordeño se demoró durante dos, tres días…. Pero a otras les costó semanas.

Narrador: Una vez que este periodo de adiestramiento ya ha terminado y las camellas ya producen leche, todavía no llegan al nivel al que lo haría una vaca

Al Brady: Una vaca puede dar alrededor de 50 litros por día, mientras que la camella puede dar de 6 a 7 litros. Las vacas en tres años habrán dado más de 50.000 litros, mientras que con los camellos en tres años obtendrías, como máximo, de 4.000 a 7.000 litros. 

Narrador: A diferencia de la industria lechera, donde los terneros machos a menudo son sacrificados y eliminados, cada camella debe permanecer cerca de sus crías para continuar produciendo leche, lo que significa que tienes que mantener a dos animales alimentados y sanos para producir solo 7 litros de leche cada día.

Al Brady: La leche de camella es cara. Además, su alimentación es costosa. Estamos aquí en Camelicious dando a nuestras camellas alfalfa natural y fresca, heno, además de trigo puro. No les damos de comer  ningún concentrado ni ningún aditivo.

Narrador: Y después de todo esto, ¿a qué sabe la leche?

Huele a leche. 
Sí, tiene un sabor diferente al de la leche. 
Está un poco salada, diría que más salada que la leche normal, pero es muy cremosa.
A mí, no me disgusta.
Es un poco, ¿salada?
Diría que no sabe como la leche normal.
Le bebería otra vez
.

Narrador: A medida que esta leche crece en popularidad y se traslada la cría selectiva las camellas que produzcan más leche, el precio podría variar. Pero por ahora, la leche de camella sigue siendo un lujo muy caro.

Juhasz: El camello es una especie diferente, no queríamos y seguimos sin querer convertirlas en máquinas de producir leche porque pensamos más a largo plazo. Nos gustaría tener una gran línea de producción aquí, con estas camellas en esta granja. 

Y además