El mayor riesgo al que se enfrenta la bolsa en 2023 es una caída de los beneficios empresariales, incluso si la economía sortea la recesión

Operadores de bolsa trabajando en la Bolsa de Nueva York en la sesión matinal del 5 de mayo de 2022.
Operadores de bolsa trabajando en la Bolsa de Nueva York en la sesión matinal del 5 de mayo de 2022.

Michael M. Santiago/Getty

  • El mayor riesgo de la bolsa en 2023 es un descenso de los beneficios empresariales, según Ned Davis Research.
  • NDR dice que, incluso sin una recesión, los márgenes de beneficios podrían caer si "los salarios se mantienen inflexibles".

El mayor riesgo al que se enfrenta el mercado de valores en 2023 es una caída en los beneficios empresariales. 

Según Ned Davis Research (NDR), firma de analistas de inversión independientes, las estimaciones del consenso son demasiado altas y probablemente no se cumplirán, incluso aunque no haya una recesión económica. Ed Clissold, de NDR, dice que las estimaciones prevén un aumento del 14% en los beneficios operativos por acción del S&P 500.

Si las estimaciones de beneficios de las empresas se revisan a la baja, como espera NDR, los precios de las acciones deberían seguir el mismo camino porque los inversores están cada vez más preocupados por el descenso de la rentabilidad y una posible recesión. 

Y esa posible caída de los beneficios va a ser un gran riesgo para ellos mismos, incluso después de un significativo año bajista para el mercado como ha sido 2022, con el S&P 500 cayendo un 20%.

 

"La dirección de las revisiones de los beneficios probablemente será a la baja, independientemente de si Powell [presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos] consigue encontrar algo de la magia del aterrizaje suave de Greenspan en 1994", dice Clissold.

Los inversores están cada vez más preocupados por la posibilidad de que empresas de elevada capitalización bursátil, como Apple y Tesla ajusten previsiones por sorpresa debido al impacto de las infecciones por COVID en China sobre la producción de sus productos estrella.

Pero lo que sin duda afectará a los márgenes de beneficios de empresas de todos los tamaños son los salarios, si "resultan ser rígidos", porque la mano de obra representa el mayor coste para la mayoría de las empresas, según NDR. 

 

"Los empleados saben que sus nóminas no llegan a tanto como en años pasados, por lo que muchos buscarán aumentos salariales, incluso si el mercado laboral se enfría. Si la inflación global cae por debajo del crecimiento de los costes laborales unitarios, la presión sobre los márgenes podría intensificarse", advierte Clissold. 

En un escenario sin recesión, NDR estima que las revisiones de beneficios "en torno al 8% serían una hipótesis razonable". En ese escenario, los beneficios del S&P 500 aún tendrían posibilidades de crecer a finales de 2023.

Pero la caída de los beneficios podría empeorar mucho en caso de que una recesión golpee a EEUU y frene el gasto de los consumidores y la economía. En este caso, los beneficios podrían llegar a caer un 24%, como lo hacen en recesiones, según NDR.

"Si la economía cae en una recesión, las revisiones [de los beneficios] podrían ser las mayores desde el cierre de 2020 por el COVID-19 y posiblemente mayores que durante el colapso del petróleo de 2015", dice Clissold. 

"A menos que las condiciones económicas mejoren rápidamente, los ajustes en las previsiones de beneficios podrían ser graves".

Otros artículos interesantes:

Dónde invertir en 2023 con una recesión a la vista, según Goldman Sachs, JPMorgan, y otros 9 gigantes de Wall Street

2023 será el peor año para la economía mundial en 4 décadas, según Citi: así pueden los inversores proteger su dinero

19 acciones que tener en 2023 que los consumidores aman y que producirán rendimientos durante los próximos 20 años, según Morningstar

Te recomendamos