Cuáles son las mejores tarjetas para descuentos en viajes

mejores tarjetas para descuentos en viajes

GettyImages

Llega el verano y el miedo por disparar el gasto sube más que la espuma del mar.

A pesar de que muchas familias han podido ahorrar dinero con el confinamiento, la realidad es que no hay que volverse locos para perjudicar la salud de las finanzas personales. Siempre se necesita tener mesura, seguir la planificación que te has marcado ciñéndote al presupuesto y no tirar la casa por la venta.

Bien es cierto que el periodo estival es cuando más se dispara el consumo. Se tiende a tirar mucho de tarjeta y el control de gasto se antoja más complicado. De ahí a la importancia de utilizar aplicaciones móviles que te ayuden a esta materia. Cualquier estrategia que ter permita un mayor ahorro siempre es bien recibida. 

En cambio, efectivamente, está claro que vas a gastar seguro, a no ser que quieras tener unas vacaciones extremadamente frugales. Se pueden evitar determinadas cosas hasta cierto punto.

En este sentido, hay algunas tarjetas para descuentos en viajes. Son productos de débito y de crédito que son óptimas para tus vacaciones, ya que hacen que gastes menos dinero al aplicar esa serie de promociones. Notarás el ahorro con cualquiera las mismas. 

Pero antes de entrar en materia, es interesante saber algunas recomendaciones previas para saber cómo y cuándo tienes que utilizar estas tarjetas. En primer lugar, antes de salir de viaje al extranjero consulta si los pagos con tarjeta están generalizados allá donde te dirijas. 

Aunque parezca mentira en muchos países el efectivo aún gana por goleada. Sea como fuere, siempre es bueno llevar algo de moneda local. 

Otra recomendación es que lleves más de una tarjeta, ya que pueden suceder imprevistos: puedes perderla, que se estropee el chip, o que algún datáfono no la pueda leer. Por tanto, siempre lleva varias alternativas cuando salgas de viaje que te saquen de un apuro. 

Ahora sí, sigue leyendo para ver las mejores tarjetas para descuentos en viajes

Revolut

Un hombre con la tarjeta y el móvil

Getty

Es una de las principales alternativas para ahorrar a la hora de viajar por sus grandes ventajas. Tiene un límite mensual 200 euros para sacar dinero en cajeros, aunque utiliza el tipo de cambio interbancario sin ninguna comisión adicional. Tienes la posibilidad gastar hasta 6000 euros al mes. Es un capital importante. Eso sí, si eres de los que prefieren pagar los hoteles y en el destino, el gasto puede se puede disparar hasta los 2.000 euros de límite.

Conseguir este plástico es sencillo. Simplemente necesitas registrarte usando tu número de teléfono, descargas la aplicación, haces una primera recarga y pides que te envíen la tarjeta física a tu domicilio. El coste de la tarjeta es de 5,99 euros y su envío cuesta 6 euros, que se descontarán con la primera recarga. 

Bnext

Bnext es una banca online pensada para viajeros.
Bnext es una banca online pensada para viajeros.

Es una de las mejores tarjetas con las que puedes viajar. Se trata de un modelo prepago. Solamente te tienes que descargar la app para pedirla y pedir todos los datos que te solicite la entidad. Es absolutamente gratuita. No hay ningún cobro por su mantenimiento. 

La recarga de la tarjeta se puede hacer con mucha facilidad utilizando cualquier tarjeta de débito que tengas. ¿Cuáles son sus ventajas? Principalmente, que Bnext te permite retirar hasta 500 euros al mes en cajeros de todo el mundo sin comisión adicional. Para pagar en comercios tiene un límite de 2000 euros mensuales. 

Por el contrario, si estás interesado en realizar transferencias internacionales quizá no es la mejor opción. Solo son gratuitas entre clientes de Bnext. Además, dispone de una función para bloquear la tarjeta al instante en caso de pérdida o robo.

N26

N26 es una fintech alemana que ofrece servicios en la mayor parte de la Eurozona y que se está expandiendo a los Estados Unidos.
N26 es una fintech alemana que ofrece servicios en la mayor parte de la Eurozona y que se está expandiendo a los Estados Unidos.
Thomson Reuters

N26 permite tener una gran tranquilidad a la hora de viajar con su tarjeta. Va vinculada a tu cuenta de la entidad bancaria y, de este modo, solo se puede recargar a través de transferencias desde alguna otra cuenta. Quizá esto sea un impedimento en el caso de que necesites capital de manera urgente. Eso si, si buscas una alternativa a la banca tradicional donde gestionar tus cuentas, es una gran posibilidad.

Tienes la posibilidad de extraer dinero de cualquier cajero 5 veces al mes aplicando el tipo de cambio interbancario más un 1,7% de comisión (mucho más baja que la que aplican otras entidades tradicionales). Asimismo, su app incluye un mapa con los cajeros que tienes más cerca. No tiene límite de gasto y da la posibilidad de hacer transferencias internacionales sin ningún recargo. 

WiZink Oro

Un cartel de Wizink.

Reuters

Es la antigua visa oro de Citi. Es un producto de crédito que está muy bien porque no necesitas abrir ninguna cuenta bancaria. Es gratuita. Va vinculada al número de cuenta que quieras. Tiene un límite de crédito de 6.000 euros, aunque oscila en función de la posición financiera de cada cliente. Dentro de ese límite puedes hacer todas las compras que quieras e incluso pagarlas a plazos o mes vencido. 

Esta tarjeta no está hecha para sacar efectivo en el extranjero, ya que cobran una comisión del 4,5% del importe. No obstante, incluye un seguro de viajes. Por ejemplo, si reservas tu vuelo con esta tarjeta y te lo cancelan, WiZink se hará cargo de los gastos. Eso sí, mejor consultar todas las condiciones del seguro. También, incluye descuentos en grandes establecimientos de todo el mundo.

Mediolanum

Banco Mediolanum_1

Si abres una cuenta en el banco Mediolanum puedes elegir entre una Visa Classic (crédito) o Visa Electron (débito). Con las dos tienes la posibilidad de extraer dinero de cajeros 52 veces al año sin cargos extra. Aplican el tipo de cambio de Visa más una comisión del 1% tanto para sacar dinero.

La tarjeta siempre es gratuita durante el primer año. Sin embargo, si optas a ella por la “Cuenta Cero”, que no tiene gastos de mantenimiento, te costará 25 euros a partir del segundo año.

NX de Abanca

Una sucursal de Abanca
Abanca

Si te encuentras entre los 16 y 34 años es la tarjeta ideal. Es una tarjeta de débito asociada a una cuenta bancaria de Abanca. Eso implica que no se puede recargar al momento desde otra tarjeta. Tienes que hacer una transferencia a tu cuenta que tardará unas horas o días.

Yendo a los puntos positivos, no hay ningún tipo de comisión y aplican el tipo de cambio de Mastercard. Podrás sacar dinero gratis en cualquier parte del mundo hasta 5 veces al mes. A partir de la sexta vez, la comisión es de solo 1 euro. Con ella, tendrás acceso al programa de descuentos Euro6000.

Ferratumbank

Funcionalidades de las tarjetas de crédito
Getty Images

Esta tarjeta de débito va asociada a tu cuenta corriente de Ferratumbank, que puedes recargar a través de transferencias. No tiene límite de gasto en comercios y las cuatro primeras retiradas de efectivo en el extranjero son gratuitas. A partir de la quinta, hay una comisión de 2,99 euros.

Otros artículos interesantes:

Cómo ahorrar con la factura de la luz: consejos domésticos para pagar lo menos posible

5 formas de preparar tus finanzas personales antes de pedir un préstamo