Meliá acaba 2020 con pérdidas de 425,9 millones y una caída de ingresos del 70,7%

El CEO de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer Jaume.
El CEO de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer Jaume.
Meliá Hotels International

Meliá Hotels International ha presentado este jueves los resultados al cierre de 2020, año en el que alcanzó pérdidas de 425,9 millones de euros y unos ingresos totales de 528,4 millones de euros, frente a los 1.789,5 millones de euros obtenidos en 2019. 

La caída de ingresos del 70,7% es fruto de la pandemia de coronavirus que tanto ha impactado a este sector que aún lucha por sobrevivir debido a las restricciones a la movilidad que frenaron el turismo a nivel mundial.

Barceló cerró 2020 con unas pérdidas de 137 millones y espera acabar 2021 con caídas importantes, aunque menores

La compañía logró atenuar la caída del Ebitda –que se posicionó en los -151,5 millones de euros frente a los 477,9 millones del año anterior– mediante un eficaz plan de contingencia, logrando una reducción del 50,6% de sus gastos de explotación, más de 640 millones excluyendo deterioros.

En cuanto al ingreso por habitación disponible (RevPAR), la cadena ha experimentado una caída del 50,3%, la cual atribuye en más de un 80% a la menor ocupación.

La deuda neta de situó en 1.255 millones y los vencimientos de deuda previstos para 2021 ya se han refinanciado.

A cierre de 2020, la liquidez disponible de Meliá, incluyendo la tesorería y las líneas de crédito no dispuestas, era de 316 millones de euros.

Perspectivas 2021

La hotelera registra en el primer trimestre de 2021 una positiva evolución de las reservas en el Caribe, donde ahora es temporada alta. Según apuntan desde la compañía, esto podría anticipar un verano de cierta normalidad en destinos como México y la República Dominicana.

Dada la incertidumbre actual, la hotelera confía en una recuperación progresiva a partir del segundo trimestre, para el que ya han empezado a notar cierta reactivación en las reservas debido al anuncio del gobierno británico de reabrir sus fronteras a partir del próximo mes de mayo.

Meliá prevé que la demanda se recuperará con fuerza tan pronto como se normalice la situación sanitaria, primando el corto radio y el segmento vacacional, y continúa apostando por una estrategia de alta flexibilidad.

Prórroga de los ERTE

Meliá, al igual que Barceló y RIU, apuesta por prolongar los ERTE por fuerza mayor a la espera de que la demanda se reactive gracias a la temporada alta y a la aceleración de la campaña de vacunación. 

Meliá mantendrá con el empleo suspendido hasta el 31 de mayo, fecha en la que vence la prórroga aprobada por el Gobierno, a 5.000 de los 8.000 trabajadores con los que cuenta la cadena en España. 

NH cerró el año de la pandemia con pérdidas de 371 millones de euros y una caída de ingresos del 68,6%

De momento, parece que NH es la única hotelera que se desmarca de esta solución temporal y tomará la iniciativa de pasar de los ERTE a los ERE.

Otros artículos interesantes:

La mitad de los negocios del sector turístico están en peligro de desaparecer tras la pandemia, según Bill Gates

14 startups del sector turístico que debes tener en el radar en 2021, según los principales expertos del sector

El sector turístico da por perdida la Semana Santa

Te recomendamos