Pasar al contenido principal

La NASA ha encontrado un planeta similar a la Tierra a 100 años luz que podría esconder un gran océano

Exoplaneta TOI 700 b
NASA's Goddard Space Flight Center
  • Los astrónomos han descubierto un nuevo exoplaneta, llamado TOI 700 d, con un tamaño similar al de la Tierra y que se encuentra a 100 años luz de distancia.
  • El planeta se sitúa en la zona habitable de su estrella y podría contener agua en estado líquido.
  • Las próximas investigaciones podrían dar a los científicos más información acerca de la superficie del planeta así como de su atmósfera.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los astrónomos de la NASA han encontrado otro planeta extrasolar que tiene el potencial de albergar vida extraterrestre.

El lunes, un equipo de investigadores anunció que el telescopio de la agencia destinado a la búsqueda de nuevos planetas, el TESS, descubrió un exoplaneta del tamaño de la Tierra que podría contener agua en estado líquido.

El planeta, llamado TOI 700 d, está a unos 100 años luz de distancia y orbita una estrella enana roja con aproximadamente el 40% de la masa que posee el Sol.

TOI 700 d se encuentra en la zona habitable o "ricitos de oro" de su estrella, es decir, en el área donde no hace demasiado calor ni demasiado frío para que el agua de los planetas en órbita permanezca líquida. Este exoplaneta en particular (término designado a los planetas que se encuentran fuera del Sistema Solar) es un 20% más grande que la Tierra y recibe el 86% de la energía que la Tierra recibe del Sol. Es uno de los cinco planetas con un tamaño similar al de la Tierra que los investigadores han encontrado en la zona habitable de una estrella.

Leer más: Los descubrimientos científicos más alucinantes de 2019 incluyen la primera imagen de un agujero negro, el hallazgo de un calamar gigante y un exoplaneta con vapor de agua

Los exoplanetas que orbitan alrededor de enanas rojas como TOI 700 no siempre son los mejores lugares para buscar vida debido a que tales estrellas son propensas a emitir fuertes llamaradas. Estas pueden freír la atmósfera de un planeta rebajando considerablemente las posibilidades de encontrar vida extraterrestre.

Pero en el caso de TOI 700, las condiciones parecen correctas.

"Durante 11 meses de recogida de datos, no hemos visto ninguna llamarada, lo que aumenta las posibilidades de que TOI 700 d sea habitable. Además, hace que sea más fácil medir sus condiciones atmosféricas y su superficie", ha dicho Emily Gilbert, líder del equipo que encontró el exoplaneta, en un comunicado de prensa de la NASA.

Tres planetas, una estrella

TESS busca planetas usando lo que se conoce el método de tránsito: el telescopio mide la luz de miles de estrellas y luego observa cuándo se atenúa la luz de una estrella en particular. Esto puede ser la señal de que un planeta está pasando frente a ella.

Este descubrimiento, anunciado en la reunión anual de la Sociedad Astronómica Americana, mostró que existen otros dos planetas orbitando la misma estrella que TOI 700 d.

Enena roja TOI 700
Fotografía de la estrella enana roja TOI 700 con uno de sus planetas pasado por delante. NASA's Goddard Space Flight Center

Leer más: La NASA ha encontrado depósitos de agua helada en Marte que los astronautas podrían extraer cavando

El más interno de los tres planetas es también un mundo rocoso de un tamaño similar al de la Tierra pero está demasiado cerca de su estrella para ser habitable. El planeta que se encuentra en medio es probable que sea una versión pequeña de Neptuno, un mundo gaseoso 2,6 veces más grande que la Tierra, pero tampoco está en la zona habitable.

Una curiosidad sobre estos planetas es que su movimiento de rotación hace que una cara siempre mire hacia la estrella dejando a la otra mitad en una oscuridad perpetua.

Para asegurarse de que el hallazgo fuer correcto, se utilizó un segundo telescopio, el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA, que también observó el sistema estelar para confirmar los descubrimientos del TESS.

Órbitas del sistema TOI 700
Un gráfico muestra las órbitas de los tres planetas en el sistema estelar TOI 700. NASA's Goddard Space Flight Center

Midiendo la atmósfera de TOI 700 d

El hecho de que TOI 700 d sea del mismo tamaño que la Tierra no significa que las condiciones en su superficie reflejen las mismas que esta.

Hasta que los astrónomos puedan calcular cuánta masa tiene TOI 700 d, estos no podrán asegurar si el planeta es un mundo rocoso como la Tierra o gaseoso como una de sus hermanas.

Sin embargo, los próximos telescopios avanzados podrían permitir a los científicos realizar estas mediciones. El Telescopio James A. Webb de la NASA, que está programado para conectarse en 2021, podría recopilar datos que los astrónomos necesitan para tener una idea clara de cómo es la superficie de TOI 700 d. Además, debido a que TOI 700 es una estrella brillante relativamente cercana a la Tierra, los telescopios terrestres también podrían observar cuánto perfora su luz estelar las atmósferas de los tres exoplanetas.

Por ahora, un segundo equipo de investigación ofreció varios modelos de cómo se vería el entorno del planeta TOI 700 d, en función de su tamaño y el tipo de estrella que orbita.

Uno de esos modelos sugirió que el exoplaneta podría poseer un gran océano con una atmósfera compuesta por dióxido de carbono similar a la que los científicos sospechan que rodeaba a Marte cuando era joven. Otro modelo propuesto para TOI 700 d podría ser una versión sin nubes de la Tierra moderna que consistiría en un lugar de tierra sin mar.

"Es emocionante porque no importa lo que descubramos sobre el planeta, se verá completamente diferente de lo que tenemos aquí en la Tierra", ha dicho Gabrille Engelmann-Suissa, asistente de investigación en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, en un comunicado de prensa.

Leer más: Estos dos exoplanetas podrían albergar vida extraterrestre, según los científicos

Otros exoplanetas son aún más prometedores

TOI 700 d no es el único planeta en el universo que los investigadores piensan que podría ser habitable para la vida extraterrestre. De hecho, está lejos de ser el favorito.

Planeta K2-18b
Ilustración del planeta K2-18b junto a su estrella anfitriona y otro planeta del sistema. ESA/Hubble, M. Kornmesser

En septiembre de 2019, los científicos anunciaron que por primera vez habían detectado vapor de agua en un planeta potencialmente habitable. El planeta, llamado K2-18b, es una super Tierra que orbita una estrella enana roja a 110 años luz de distancia.

K2-18b es el único exoplaneta conocido con vapor de agua, una atmósfera y un rango de temperatura que podría soportar agua líquida en su superficie. Eso lo convierte en el "mejor candidato para la habitabilidad", según ha dicho un investigador.

En 2016, los astrónomos también descubrieron tres planetas del tamaño de la Tierra similares a TOI 700 d que orbitan una tenue estrella enana roja a unos 39 años luz de distancia. Un año después, descubrieron que siete planetas atraviesan la zona habitable de esa estrella, llamada TRAPPIST-1. Tres o cuatro de esos planetas podrían ser aptos para la vida extraterrestre.

Sistema TRAPPIST-1
Representación artística del sistema TRAPPIST-1. SO/M. Kornmesser

SO/M. Kornmesser

"Hemos dado un salto muy grande y acelerado en la búsqueda de mundos habitables", ha dicho sobre los exoplanetas del sistema TRAPPIST-1 Sara Seager, científica planetaria del MIT que no participó en la investigación, en febrero de 2017.

Y además