De vender en el instituto a facturar 10 millones de euros: Northweek huye de la guerra de los algoritmos y apuesta por la fidelización y la inversión en España para crecer

En imagen, cofundador de Northweek.
En imagen, cofundador de Northweek.

Northweek

  • Los fundadores de Northweek comenzaron vendiendo productos a sus compañeros de instituto y lograron convertirse en una las startups más exitosas distribuyendo gafas a todo el mundo a través de internet.
  • Alex Huertas, uno de sus fundadores, fue reconocido por 'Forbes' como unos de los emprendedores menores de 30 años más influyentes de Europa.
  • En 2019, tras ser adquirida por el grupo Hawkers, logró vender medio millón de gafas, situándose como una de las primeras marcas del mercado español.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Northweek fue fundada desde cero por Alex Huertas y su amigo y socio, Hector Rey. Lo hicieron en 2012 y en mayo del año siguiente ya era una realidad empresarial con una tirada de 2.400 gafas de sol y una página web.

El éxito del lanzamiento fue "incontestable" y todo sin contar con el tirón actual de las redes sociales: "Entonces todo era más orgánico, el boca oreja que se creó alrededor de la firma hizo que la marca creciera enseguida y se expandiera por todo el país de una manera rapidísima", recuerda Huertas.

Así, nacida en la costa de Barcelona, Northweek se consolidó como una de las primeras startups exitosas del mercado nacional distribuyendo sus gafas a todo el mundo a través de internet. 

Un relevancia que se materializó en forma de adquisición. En 2016, el grupo Hawkers, conglomerado empresarial que aglutina a la misma firma y a otras como Miss Hampton, la adquirió. Así, Huertas pasaba a ser el máximo responsable de la marca dentro del nuevo grupo.

Antes de la pandemia, la firma consiguió la nada fácil tarea de vender medio millón de unidades. Esto la colocó como unas de las primeras marcas de gafas de sol en el mercado doméstico, pero sus inicios empresariales se remontan años atrás. 

De vender a compañeros de instituto a ser reconocidos por 'Forbes'

Alex Huertas, cofundador de  Northweek

Northweek

A pesar de la actual relevancia de Northweek, la andadura profesional de Alex Huertas y Hector Rey arrancó mucho antes, cuando ambos fundadores tan solo tenían 12 años.

Los jóvenes comenzaron comprando por internet para ellos mismos, luego vendían a sus compañeros de instituto y posteriormente se encargaron de comercializarlas a través de internet. "Fuimos explorando todas las fases del e-commerce hasta sentar las bases de una empresa seria, con una marca detrás y con una visión de crecimiento y estabilidad. Así afloró Northweek", relatan. 

La enseña fue concebida como un e-commerce, pero ya desde el inicio, su modelo derivó hacia un mix entre el canal online y el offline. Y fue así porque ópticas y retailers se interesaron por el producto desde el minuto cero. "Descubrimos un canal con el que no contábamos y lo aprovechamos", explican.

De esta forma, la marca fue creciendo y lo hizo doblando facturación en los 4 primeros años y todo este buen hacer se materializó en forma de reconocimiento. Alex Huertas fue nombrado por la revista Forbes como uno de los emprendedores menores de 30 años más influyentes de Europa. Un reconocimiento, al que, sin embargo, no dieron peso: "Estuvo bien, pero no le dimos más importancia". 

"Estábamos invitados a la gala en Londres donde se hacían públicas las listas y no fuimos porque teníamos un viaje programado a Hong Kong. Nos enteramos de que habíamos sido nombrados cuando aterrizamos", recuerdan.

No sería hasta años después cuando el directivo fuera consciente de lo logrado: "La gente empezó a recordarme el tema. Los chavales se fijaban eso como objetivo cuando empezaban a emprender y ahí es cuando empecé a darme cuenta de que lo que habíamos hecho no era normal".

La adquisición por parte Hawkers: germen de vender más y mejor

Gafas Nortweek

Northweek

Toda esta constatada relevancia captó el interés de un gigante del sector: En 2016, Northweek fue adquirida por el grupo Hawkers con la intención de crear el grupo óptico más grande de Europa.

Este acuerdo, explica Huertas, se tradujo en mejoras de muchos procesos organizativos; el acceso a nuevas herramientas que en aquel momento no tenían y la optimización de recursos, ya que se centralizaron muchos departamentos.

"Todo esto hizo que pudiéramos centrarnos en vender más y mejor. Fue un empujón enorme para Northweek que entonces ya iba como un tiro", confiesa.

En términos generales, la adquisición activó un plan estratégico con la intención de potenciar más la marca, abrirse a nuevos mercados y brindar un mayor nivel de profesionalización.

De hecho, Northweek se define como global y lo hace porque vende a todo el mundo, pero lo cierto es que su foco está en 7 países: Italia, Francia, Alemania y Reino Unido, México, Colombia y, por supuesto, España.

Ahora, la misión se centra más en consolidar su presencia en estas localizaciones que en buscar otras nuevas: "Queremos ser más fuerte en ellos, fidelizar a sus clientes y darle valor al producto y a la compañía", explican.

Nude Project, la empresa gestada por dos universitarios españoles y 600 euros de inversión que ahora vende 700 sudaderas cada hora

Respecto a la producción, la firma siempre ha fabricado sus productos en Asia por una razón obvia: "En Europa no existe una industria que pueda proveernos", explica Huertas.

No obstante, sí explican que en los últimos tiempos el grupo Hawkers ha estado invirtiendo en su planta de España para la producción de algunas colecciones. Un proyecto que, confirman, está ganando impulso. 

Los 2 frentes de Northweek en 2022: huir de la 'dictadura' de los algoritmos y volver a niveles previos a la pandemia

A día de hoy, además de la web y de la presencia en diferentes marketplaces como Amazon, Zalando o Asos, Northweek se puede encontrar en diversas cadenas ópticas y de retail. Pero pese a esta presencia digital y al hecho de que la firma nació en el entorno online, sus fundadores explican que su visión –y por ende, su estrategia– ante la plataformas sociales ha cambiado. 

En este sentido, Huertas reflexiona que las redes sociales y sus algoritmos ponen las cosas cada vez más difíciles y las marcas se tienen que "romper la cabeza" para no pasar desapercibidas. "Estamos cansados de esas luchas contra los gigantes tecnológicos y preferimos no pelear contra ellos", sostienen. 

Ante esta problemática, los creadores de Northweek parecen tener haber dado con la solución: usar las redes sociales como medio de comunicación y no como escaparate. "Buscamos las oportunidades que nos dan las redes para sacar provecho y el resto del marketing lo invertimos fuera de ellas", apuntan.

En el terreno económico, la misión tampoco es baladí: 2019 supuso un año "incontestablemente bueno" para ellos. La empresa vendió medio millón de gafas, lo que se tradujo en 10 millones de euros. Sin embargo, la pandemia llegó y ensombreció el paisaje. "Fue un momento duro y de mucha incertidumbre", reconocen. 

"Durante los meses de confinamiento total, la cifra de negocio cayó a cero, pero una vez se instauró la nueva normalidad, la gente volvió a comprar con ganas y eso nos salvó el año", apuntan. Eso sí, la facturación fue un 40% menor a la de un año antes. 

De esta forma, se activa una hoja de ruta que pone en el centro la misión de volver a las cifras de 2019, algo que, sostienen, va a ser complicado por la escalada de costes generalizada, pero que, sin embargo, supone un reto y no un freno.

"Hay Northweek para rato", sentencian.

Otros artículos interesantes:

Una joven de 28 años factura 6 cifras como diseñadora de moda virtual en el metaverso

7 marcas de moda que probablemente no conozcas y que están marcando el camino a seguir en el metaverso

12 artículos que estuvieron de moda en 2021 y que deberías dejar de lado en 2022, según los estilistas

Te recomendamos

Y además