La nueva prueba que hará más difícil pasar la ITV y que pocos conductores conocen

Un mecánico haciendo la ITV
Getty
  • Pasar la ITV es un trámite necesario para comprobar que tu coche se encuentra en buen estado y reducir el riesgo de accidente.
  • Esta inspección suele incluir nuevas pruebas cada cierto tiempo, la última de ellas está relacionada con el ruido que provocan algunos coches y puede hacer más complicado tener un resultado favorable.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Pasar la ITV es un trámite que temen muchos conductores. Un resultado desfavorable en la inspección supone que tengas que arreglar los desperfectos de tu vehículo cuanto antes si no te quieres enfrentar a una multa.

Circular con la ITV caducada o incluso tener el coche en el garaje con un suspenso en esta prueba se sanciona con multas que van desde los 200 a los 500 euros, dependiendo de la gravedad de la infracción.

Por estos motivos y por la seguridad vial es necesario superar la ITV con las menores trabas posibles. Además, hay que tener en cuenta que la inspección se ha ido haciendo más dura a lo largo de los últimos años, introduciendo cambios que pueden pillar por sorpresa a los conductores, haciendo que suspendan sin haber siquiera previsto esta posibilidad.

Uno de los próximos cambios más importantes en este sentido va a entrar en vigor en 2023, aunque es necesario empezar a tenerlo en cuenta para no tener problemas cuando llegue el momento.

Se trata de una nueva prueba que va a medir el ruido que produce el sistema de escape de algunos vehículos. El objetivo es que los automóviles no superen un determinado nivel de decibelios mientras están circulando.

La norma se recoge en la Directiva 2014/45 / UE, que señala el 20 de mayo de 2023 como fecha máxima para que las inspecciones europeas pongan en práctica esta medida.

Todavía no se ha confirmado cuándo se implantará el control de ruidos en España, ya que se desconoce el procedimiento que se va a seguir para llevar a cabo las mediciones. Eso sí, a estas alturas es posible confirmar que no todos los vehículos se someterán a esta prueba. Serán los coches cuyos escapes sean sospechosos de haber sido modificados los que tengan que superarla.

En España no se realizan pruebas de sonido en coches, aunque sí existe un caso que se puede usar como precedente: entre 2004 y 2014 la Comunidad Valenciana impuso esta medida en sus instalaciones de ITV, y durante todo ese tiempo sólo un 0,5% de los automóviles suspendieron la prueba.

En 2023 esta prueba se realizará en todas las estaciones españolas de ITV, aunque todavía se desconocen detalles que serán de gran importancia, por ejemplo, qué va a ocurrir con los coches que no superen este examen o cuál va a ser el límite de decibelios que se va a permitir rebasar para dar la prueba como aprobada.

Otros artículos interesantes:

Esto es todo lo que debes hacer en caso de accidente en carretera, según la DGT

La DGT advierte sobre una estafa que puede llegar a tu correo electrónico y robar tus datos personales

5 consejos de la DGT para que la batería de tu coche soporte el calor del verano

Te recomendamos